Estrenan corto animado con alma tolimense

Crédito: Suministrada/El Nuevo Día
Para Piro y Nola, Estefanía Pardo creó obras en las que el bambuco y la cumbia son protagonistas.
PUBLICIDAD

En mayo y junio, en todas las salas Cinépolis del país, se estrenará Piro y Nola, un bello cortometraje animado con música original de la compositora ibaguereña Estefanía Pardo.

Para Piro y Nola, su director, Carlos Andrés Reyes, y la productora, Linda Marín Torres, querían involucrar las músicas tradicionales colombianas como una manera de impulsar nuestra música. Para ello, seleccionaron a la compositora ibaguereña Estefanía Pardo, quien ha compuesto para documentales, cortometrajes y videojuegos, a nivel internacional, introduciendo formas musicales colombianas.

Estefanía Pardo ha creado la música de varias piezas audiovisuales de talla internacional: Barco de Papel (2015), exhibido en el Festival de Cine de Cartagena y nominado a los premios Víctor Nieto; Cara o sello (2018) exhibido en varios países de Europa y Latinoamérica, BA-ba, exhibido en el World Film Challenge 2020, y Laura, selección oficial en la categoría profesional de Smart-films Colombia, además de ser la compositora de toda la música original para el videojuego Lost King Lullaby, de Nintendo. 

Cada vez que la historia y la estética del audiovisual lo permiten, Pardo usa músicas latinoamericanas y, en especial, colombianas. Para Piro y Nola, Pardo creó obras en las que el bambuco y la cumbia son protagonistas. 

“La música en los dibujos animados tiene su propia técnica, se requiere subrayar cada movimiento, cada gesto, cada emoción, etc. porque no existe mucho paisaje sonoro que acompañe la imagen, y en este corto particular, los personajes están en un espacio vacío. Todo se debe subrayar con una técnica que se denomina Mickey Mousing. Para Piro Nola, creé diferentes cortes de música que no sólo tuvieran aire colombiano, sino que plantearan un clima de inocencia”, agregó.

A mediados del siglo XX, países como Argentina y México catapultaron sus músicas tradicionales a nivel internacional, a través del cine. En Colombia esto no ha sido la constante.

“A mí me molesta mucho el tema de que no se usen aires tradicionales colombianos en las producciones nacionales. Y es que no se trata de sonar costumbrista. Los aires tradicionales también pueden sonar de una manera fresca, con otros instrumentos y otras armonías que se ajusten a la imagen y la historia. Sin embargo, desde el 2019, en algunos cortos que han exhibido en las salas, he visto que se empieza a usar nuestra música, y me parece fantástico, porque el audiovisual es una gran plataforma” señaló

Piro y Nola es un cortometraje de 9 Bandas, una productora de narrativa multiplataforma que combina tecnologías emergentes para crear experiencias inmersivas, que ha sido ganadora de fondos y becas para el desarrollo de piezas audiovisuales.

 

El Nuevo Día

Comentarios