La cultura: una ‘maraña’ de identidad desde el lenguaje propio

Crédito: Fotos- Archivo/El Nuevo Día
Contenido Exclusivo
En más de mil ediciones se ha plasmado cómo las colectividades preservan y visibilizan las tradiciones al igual que el anclaje de lo urbano para trascender.
PUBLICIDAD

En 30 años, en los que la región se ha visto sumergida en situaciones y problemáticas diarias por el aparente desinterés de los mandatarios de turno y la violencia, EL NUEVO DÍA ha presenciado el renacer del arte al igual que la cultura, que con el paso de los días han calado nuevos actores sociales y con ellos, un sinnúmero de expresiones que en un comienzo fueron catalogadas como ’paganas’.

M

J

 

Bajo el envolvente clima tropical del Tolima e hipnotizados por los sonidos de la naturaleza y de los instrumentos que encajan en ella, la música y las expresiones danzarías arraigadas se centralizaron en la hoy llamada Capital Musical.

j

En esta ciudad confluyen artistas y exponentes que históricamente trabajan con las ‘uñas’, pero consiguen dejar en alto la región. 

En ese trasegar, está el Festival Folclórico Colombiano, que se ha consolidado como un magno evento el cual reúne lo mejor del folclor y parte de las artes.

 

N

A mediados de año, como si de un ritual se tratara, propios y visitantes viven la fiesta con todo el ‘jolgorio’ que amerita y no es para menos, pues, durante incansables meses los artistas se pulen para representar con orgullo la región.

Sin embargo, la herencia musical ha trascendido a otras fechas, con distintos nombres, demostrando que no se necesita de un mes en específico para que aflore la amalgama de talento.

 

MN

Coros, música sacra, el concurso nacional  de composición, concurso de bandas, también son parte de la agenda.

En este tema, escenarios como el teatro Tolima y el Centenario, son puntos de referencia cultural. A pesar del decadente abandono en que se encuentra la Concha Acústica, en la memoria de los tolimenses está el recuerdo de los conciertos que disfrutaron y esperan que en un futuro, no muy lejano, retornen.

 

NJ

Sin dejar de lado, que el estadio Manuel Murillo Toro, la Casa de la Cultura, el parqueadero que tenía las Piscinas Olímpicas de la 42, han sido propicios para adelantar algunos eventos en nombre de la preservación.

Ibagué, aunque no es una ciudad del área metropolitana, ha conseguido mantener su reconocimiento de Capital Musical, gracias a la academia, ya que la Escuela de Formación Artística y Cultural, Efac, y el Conservatorio del Tolima se han ligado al fortalecimiento cultural.

De la misma forma, la Universidad del Tolima mediante su programa de Artes Plásticas y Visuales que después de 30 años reabrió sus puertas en 2009,  desde entonces, ha propiciado en sus estudiantes visiones sobre el mundo. 

Sin dejar de lado la labor de otras instituciones de educación superior.

 

,

Jóvenes y adultos, maestros del arte y la cultura con idiosincrasia retoman a los municipios para desarrollar proyectos con las comunidades para mantener y fortalecer la huella cultural en territorios como el Espinal, Cajamarca, Honda, Guamo, Chaparral, Planadas, Líbano, Mariquita, entre otros.

Lo anterior, ha sido crucial para la sostenibilidad del Proceso de Paz, firmado en 2016 y con el que se han moldeado estructuras en honor a las víctimas y por la no repetición recuerdan la importancia de este arte llenó de simbologías. 

De otro lado, las letras y el arte (pintura, fotografía, escultura) son otras de las manifestaciones a la que propios recurren constantemente para acercarse a la historia y modelar representaciones de los aportes que ayudan a construir identidad, en un filón por explorar como lo es el Tolima.

 

J

Muchas de estas obras, se pueden observar en espacios públicos o en sitios como el Museo de Arte del Tolima, que se ha convertido en casa, academia y un reto donde gran cantidad de maestros quieren plasmar sus creaciones.

F
 

La rebeldía es revolución 

 

En un siglo joven, con nuevas generaciones, lo popular, los cambios sociales, la diversidad cultural se refleja en múltiples rostros, otros pensamientos y otra piel, trascendiendo al terruño.

Se recuerda, que el color negro, los ‘mechudos’ y los sonidos estridentes, que hoy resuenan con normalidad en las calles de Ibagué, fueron los primeros puntos de quiebre del acostumbrado faldeo y zapateo con el que muchos pensaron que el folclor se iba afectar.

Lo mismo venía pasando con el Punk, que no podía salir de los garajes y cuando se desarrollaron los primeros eventos, la policía llegaba a los escenarios porque no comprendía las dinámicas del mismo.

El hip-hop que se relacionaba con las áreas suburbanas, el bogue y las demás manifestaciones urbanas de los colectivos de mujeres, las comunidades Lgtbiq+, y demás han gestado y hasta el día de hoy sacuden la pasividad de la ciudad.

El Ibagué Ciudad Rock, el Ibagué Punk, el primer festival de género, el Festival de Hip-Hop, el Festival de Danza Contemporánea de Tela Aérea, son algunas de las muchas expresiones, donde esos nuevos artistas, a la vez que nuevos públicos, han brindado otra perspectiva.

 

D

También se ha repensado la cerámica como una pieza utilitaria, el cosplay, el cómic, los murales, el grafiti, el cine para relatar la región, con lo que el folclor no se ha visto afectado, y más bien la ciudadanía ha podido disfrutar desde otras formas y desde un lenguaje propio que engrandece el arte y la cultura.

 

K

J

 

‘Poner la parada’

 

Haciendo gala a nuestro 30 años, esta redacción dialogó con artistas, historiadores y algunos sociólogos, quienes hablaron del importante desarrollo que viene mostrando la región en términos de arte y cultura. 

Por lo que ven con buenos ojos y como necesario que los gobiernos de turno continúen apoyando la consolidación de los maestros y sus expresiones con becas e incentivos que vayan acompañados de políticas que le permita a los artistas posicionarse y llegar a otros espacios. 

“Aquí hay muchísimo talento, y merecen escenarios que les permita visibilizarse, y no pensar tanto en traer sino en permitir la formación y la capacidad en términos económicos al artista para que pueda circular.

“Alguna vez hablaba con un productor del Caribe, que decía que en Ibagué hay tanto talento como no lo hay en otra región del país, pero nadie lo sabe, se hacen muy buenas cosas pero de acá no sale” puntualizó la artista plástica, Diana González. 

Con nuestra envergadura continuaremos haciendo un espacio para el arte y la cultura que también nos toca y transforma a nuestros lectores. Gracias por abrirnos las puertas de sus casas y hacernos partícipes de la transformación social.

 

J

 

EL DATO:  El Museo Panóptico de Ibagué, que para algunos sigue siendo ajeno, y para otros fue la ‘gallina de los huevos de oro’, logró ser reconstruido para relatar región, rindiendo tributo a la cultura ancestral, la riqueza y a la historia.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

 

 

EL NUEVO DIA

Comentarios