Fenalce pone en marcha plan de mercadeo para contrarrestar importación de cereales

REDACCIÓN - ECONÓMICA
La estrategia tiene como fin impulsar el consumo interno del producto local, en la medida que el maíz proveniente de Norteamérica y otros países de Suramérica está invadiendo el mercado nacional.

La Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Leguminosas y Soya (Fenalce) inició en 2020 el Plan Estratégico de Mercadeo con el que busca incentivar la cadena de producción del maíz, desde el incremento en las áreas plantadas, hasta el consumo de los colombianos de esa producción local.

Y es que el gremio quiere contrarrestar con este plan el hecho de que a partir de 2022 las importaciones de maíz negociadas en el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, entrarán al país sin pagar arancel.

Solo a corte de octubre de 2019, se habían importado 4,75 millones de toneladas de maíz amarillo, de las cuales el 65% provino de EE.UU.; Argentina (18,5%), Brasil (16,2%) y Ecuador (0,1%).

“Lo anterior quiere decir que, si el país no se prepara para contrarrestar este comercio, el cultivo correría un riesgo indescriptible”, dice Fenalce.

Se calcula que Colombia pudo haber cerrado el 2019 con un volumen total de importación de 6 millones de toneladas del cereal.

 

Estrategia de mercadeo

 Las acciones de la Federación están enfocadas en estimular el consumo en tres grupos sociales objetivo: las amas de casa (hogares), el llamado ‘Horeca’, compuesto por hoteles, restaurantes y servicios de cáterin, y los jóvenes adultos.

Por esta razón, el desarrollo de nuevos canales de comercialización y segmentos de mercado, la consolidación de marca y la estrategia de difusión serían los pilares del gremio.

En cuanto a los productores, una de las tareas del sector es lograr mayor formalización y legalidad en la estructura productiva y de comercialización. Por otro lado, apuntan a mejorar la infraestructura y los procesos de poscosecha y almacenamiento.

“Para incrementar el consumo local, Fenalce ya tiene listo el paquete tecnológico productivo, que incluye desde la preparación de suelos hasta la poscosecha, y que era el eslabón faltante en este objetivo”, indicó la Federación a través de un comunicado.

EL NUEVO DÍA

Comentarios