Ibagué ocupa el puesto 15 en Índice de Competitividad de Ciudades 2018

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
La ciudad obtuvo una calificación de 4,58 sobre 10 y se sitúa detrás de Armenia y por encima de Valledupar y Villavicencio.

Ibagué se ubicó en la décimo quinta posición del Índice de Competitividad de Ciudades 2018, calculado por el Consejo Privado de Competitividad (CPC) y el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec) de la Universidad del Rosario.

Este índice se compone de 89 variables agrupadas en tres factores y 10 dimensiones de competitividad y utiliza la clasificación empleada por el Dane en la publicación de estadísticas referentes a ciudades, donde se tienen en cuenta siete áreas metropolitanas y 15 ciudades del país. Con respecto a Bogotá, la medición incluye también el municipio de Soacha.

 

Ibagué, séptimo en educación básica y media

De los 10 pilares que mide el Índice de Competitividad de Ciudades (ICC), Ibagué se destaca por su desempeño en Educación Básica y Media, pilar en el que obtiene la máxima calificación (6,49 sobre 10) y ocupa el séptimo puesto en la clasificación general. Vale la pena mencionar que la ciudad alcanza su segundo puntaje más alto (6,15) en el pilar de Instituciones y ocupa la octava posición (Gráfico 1).

Los desafíos más importantes en materia de competitividad para Ibagué se concentran en Educación Superior y Capacitación e Innovación y Dinámica Empresarial, en los que obtiene calificaciones de 2,91 y 2,67 y ocupa la posición 15 en ambos casos. Ibagué también tiene retos significativos en los pilares de Salud y Sofisticación y diversificación en los que registra puntajes por debajo de 4,65 y reporta las posiciones 21 y 12, respectivamente.

Según Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad, el Índice de Competitividad de Ciudades “además de servir de complemento al Índice Departamental de Competitividad, provee información confiable y permanente sobre el desempeño de las ciudades en materia de competitividad, así como el aporte que hacen cada una a las regiones que forman parte”.

“Más allá del debate sobre posiciones en el ranking, el ICC es una herramienta de referencia para que las ciudades identifiquen e implementen acciones orientadas al cierre de brechas.

“Esto les permitirá construir de manera articulada una agenda que genere las condiciones adecuadas para atraer mayor inversión y mejorar los estándares de calidad de vida de la población”, agregó.

Por su parte, Saúl Pineda Hoyos, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario, señaló que “uno de los aportes más importantes de esta medición de la competitividad urbana, está asociado con la concentración del ejercicio en variables de desempeño. De esta manera, las instituciones locales en las ciudades que hacen parte de la medición, podrán identificar con claridad en cuáles pilares e indicadores específicos cuentan con mayor margen de maniobra para mejorar sus puntajes, sin importar el tamaño de las localidades o de las áreas metropolitanas”.

Debido a la falta de continuidad o carencia de información para la medición, este Índice aún no incluye nueve capitales de departamentos ya que la ausencia de datos impide medir variables puntuales en todas las ciudades.

EL NUEVO DÍA

Comentarios