Con protagonismo tolimense, culminó el 86 Congreso Nacional de Cafeteros

Con protagonismo tolimense, culminó el 86 Congreso Nacional de Cafeteros
La caficultora habló en nombre de la agremiación al presidente de la República, Iván Duque, resaltando el papel de la mujer.
Martha Cecilia Redondo fue la encargada de dar la declaración gremial ante el presidente de la República, Iván Duque.
8 Dic 2018 - 3:01am

Sin duda alguna, la edición 86 del Congreso Nacional de Cafeteros, máxima instancia de decisión de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) tuvo gran protagonismo de la ‘Tierra Firme’.

Esto, gracias al rol que desempeñó durante los tres días de evento, la tolimense Martha Redondo, quien además de ser la primera mujer elegida en el Comité departamental del Tolima, también se convirtió en la primera en presidir el Congreso.

Ayer, durante el cierre del evento, esta caficultora oriunda de Líbano fue la encargada de dar la declaración gremial ante el presidente de la República, Iván Duque.

Durante su intervención, que fue interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de los 90 delegados y del mismo presidente Duque, Martha señaló la importancia de la mujer en la caficultura y de como desde las mismas familias, se debe inculcar a los jóvenes el amor por el cultivo del café para que permanezcan en el campo, dando como ejemplo su historia de vida y lo que viene aplicando con su esposo y dos hijos.

Sin embargo, Redondo aseguró en su declaración, que recoge el sentir de los 90 delegados, que para lograr que los jóvenes y en general los cafeteros tengan mejor calidad de vida, es necesario el apoyo del Gobierno en varios aspectos.

Solicitó al mandatario que el Gobierno asuma parte del pago que hoy tiene que hacer el Fondo Nacional del Café a los pensionados de la extinta Flota Mercante Gran Colombiana, cuyo valor anual asciende a los $52 mil millones.

“El Fondo Nacional del Café ha tenido que asumir las pensiones de la Flota Mercante Gran Colombiana desde 2001, por una cifra que para 2018 se estima en $52 mil millones. Respetuosamente le solicitamos que esta carga pensional no sea asumida por los cafeteros del país para que dichos recursos se puedan destinar a bienes públicos esenciales para el desarrollo del sector”, señaló Redondo.

Otro de los mensajes contundentes de la caficultora tolimense al presidente Duque fue la inversión en las vías terciaria: “Seguimos teniendo rutas de acceso a nuestras empresas cafeteras, en estado deplorable y como gremio hacemos lo propio para transportar nuestros productos guardando siempre la calidad de los mismos. Por tal razón, solicitamos a su Gobierno que dirija sus ojos hacia la ruralidad, que reconsidere la inversión para el mantenimiento de vías y que nos brinde la oportunidad a los cafeteros del país de optimizar los recursos y el tiempo en materia de transporte y en esa misma línea, nos abra la puerta para incentivar el turismo cafetero, dándonos como motivación unas vías de acceso en excelente estado. Ese turismo rural señor Presidente, también es Economía Naranja”, aseveró.

 

Algunos anuncios del Presidente

El presidente Iván Duque atendió el pedido de los cafeteros, y confirmó que los $98 mil millones que quedan de los 100 mil que se destinaron para la crisis de precios de este año, serán el capital semilla para el Fondo de Estabilización de Precios, proyecto de ley que actualmente se tramita en el Congreso.

Asimismo, anunció $2.400 millones para buscar incentivar el consumo de café en el país, puesto que el consumo promedio anual por habitante es de apenas 1,8 kilos, mientras en algunos países europeos llega a los 10 kilos.

Finalmente, se anunció que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), y la Agencia Nacional del Espectro (ANE) suscribieron un Memorando de Entendimiento para ampliar la cobertura de internet de banda ancha y llevar mejor conectividad a las zonas rurales.

 

“Llegar aquí al Congreso Cafetero como

presidenta es uno de los sueños más

grandes”, Martha Redondo

-¿Cómo inició en la caficultura?

 Martha Redondo: Yo soy hija de cafeteros, mis padres se han dedicado toda la vida al cultivo de café, y crecí viendo todo el proceso del café y haciéndolo. Al pasar los años, me caso con un hombre cafetero, con quien construimos nuestra propia empresa, nuestra meta fue certificarnos en ‘Rainforest’ ‘UTZ’ y ahora estamos trabajando en conseguir el de buenas prácticas agrícolas. Gracias a todo ese proceso ya sacamos un café de nuestra finca que se llama ‘La Cumbre’, esa fue la clave cuando me postulé al Comité Departamental, les conté mi historia, les mostré mi café, la gente creyó en mí, vio una mujer que podía hacer las cosas, que podía representarlos, que podía cambiar esa cultura que tenemos tan arraigada que solo son los hombres quienes participan. Llegar aquí al Congreso Cafetero como presidenta es uno de los sueños más grandes y es gracias a todo ese trabajo que hemos adelantado con mi familia a lo largo de los años y al apoyo que recibí de las personas que creyeron.

-¿Cuándo nace esa idea de representar al gremio?, inicialmente desde el Comité municipal de Líbano...

M.R.: Mi esposo comenzó en el Comité municipal, la historia es muy bonita porque él, un día no pudo ir a la reunión, y a mí me causó curiosidad y le pregunté si podía ir, me dijo que no había problema, y allá llegué al Comité, donde eran puros hombres, pero hubo un gran recibimiento, me dieron confianza, credibilidad, y desde ese día nació mi idea de querer representar a los cafeteros y participar en el Comité. Eso fue en el 2006 y duré tres periodos en el Comité de Líbano, y este año los cafeteros me motivaron a participar por el Comité Departamental, ya me lo habían sugerido años atrás, pero yo sentía que aún no era el momento.

-Usted lidera una asociación de mujeres cafeteras en Líbano, ¿de qué se trata ese proyecto?
 

M.R.: Es una asociación municipal de mujeres campesinas que se llama Ammuncil, somos 30 mujeres productoras de diferentes veredas del Líbano, todas muy comprometidas, hacemos un trabajo de organización y capacitación, y resultado del trabajo de la asociación ya tenemos nuestro producto que se llama café Alma y Corazón.

-Usted lleva una vida ligada al café, ¿evidenció machismo en el campo a lo largo de su vida y cómo ve ese tema en la actualidad?

 M.R.: Pienso que gracias a la tecnología se ha disminuido y hay mayor inclusión. Por ejemplo, en estos momentos en el Comité de Líbano está Lucía Morales, Merleny Lozada y Mélida Cárdenas, y veo que nuestros cafeteros las han acogido de muy buena manera, en general nos dicen que las mujeres somos más juiciosas, más ordenadas, y gracias a ese buen trabajo que hemos venido realizando cada vez hay mayor inclusión, eso es muy importante, porque todo va cambiando.

-¿Cuándo le dijeron que había la posibilidad de ser la presidenta del Congreso Nacional de Cafeteros?

M.R: Tras ser elegida este año en el Comité Departamental, comencé a investigar quiénes eran mis compañeros, comencé a preguntar qué hacían, cuál era su gestión, para saber bien cuál sería mi rol dentro del Comité. Inicialmente había escuchado que participar en el Comité Departamental era algo complicado y delicado. Al ver esas ganas de trabajar que tenía, alguien me dijo que había la posibilidad de presidir el Congreso, ya que el gerente Roberto Vélez ha estado muy comprometido con el papel de la mujer y en una reunión él manifestó la importancia que por primera vez el Congreso Cafetero fuera presidido por mujeres. Estoy convencida que mis méritos, mi trabajo y mi compromiso me llevó a ser la primera mujer en presidir un Congreso Nacional de Cafeteros.

-¿Cómo ha sido la experiencia de presidir el Congreso?

M.R.: Cuando me dijeron que iba a presidir el Congreso, la verdad pensé que era un reto importante aunque sí tuve algo de nervios, sin embargo, recibí el apoyo de todos los Comités departamentales y eso me llenó de confianza. No ha sido tarea fácil, yo como campesina, como cafetera, acostumbrada a otras labores, de sentarse uno al frente de todos esos hombres muy especializados en el sector. Ha sido un aprendizaje constante.

-Un mensaje para las caficultoras tolimenses...

M.R.: De todo corazón quiero felicitar a las mujeres cafeteras, porque son las primeras que se levantan y las últimas que se acuestan, pendientes del hogar, la familia, la finca. Quiero volver a mi tierra y darles el mensaje a las mujeres de que sí se puede, que sigamos construyendo desde el cultivo de café y también decirles que estoy en el Comité para trabajar por ellas, que si me necesitan me busquen.

 

Dato

Olivo Rodríguez fue ratificado como el representante del Tolima a los Comités Directivo y Nacional de Cafeteros 2018 - 2022. El representante es caficultor de Ataco e hizo parte del Comité Departamental 16 años.

Publicada por
EL NUEVO DÍA