Campesinos de Tolima venderán sus productos directamente en Bogotá

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Se trata de una iniciativa de la Rape-Región Central. No habrá intermediarios, venderán los alimentos al detal, a grandes restaurantes y supermercados.

Sin ningún tipo de intermediación, alimentos 100% campesinos, de calidad y a precios justos, cultivados bajo prácticas limpias y provenientes de los departamentos de la Región Central del país llegarán directamente a la Plaza Distrital de Mercado de Kennedy para consumo de los hogares bogotanos y abastecimiento de las grandes superficies.

Se trata de una iniciativa impulsada por la Región Administrativa y de Planeación Especial, Rape- región Central, que incluye a los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Meta y Tolima, además de Bogotá; cuyo objetivo es impulsar y articular planes regionales de desarrollo económico y ambiental en sus territorios.

“Nuestros campesinos, además de vender al detal a las familias bogotanas tendrán la capacidad de proveer sus productos a grandes restaurantes y supermercados. Seguiremos apoyando a los productores del centro del país quienes producen el 26% de los alimentos que se consumen en Colombia, cifra que ratifica la gran capacidad que existe para abastecer la demanda de las grandes superficies”, aseguró Fernando Flórez, director de la Rape - región Central.

Detrás de cada alimento que ofrecerán los productores y organizaciones campesinas en la Plaza de Kennedy, hay cientos de historias de perseverancia, supervivencia al conflicto armado, liderazgo de las mujeres rurales y mucha esperanza para seguir apostándole al campo bajo transformaciones de prácticas agrícolas tradicionales a unas más amigables con el medio ambiente y productos más saludables.

“Aunque en el pasado vivimos la violencia, retornamos al campo y ahora cultivamos los mejores bananos bocadillos del Tolima. Estamos muy felices de iniciar un nuevo camino en la Plaza de Kennedy en Bogotá”, aseguró Diva, productora de Icononzo.

El proceso de producción de estas frutas, verduras, tubérculos y hortalizas, es reconocido por los chefs de prestigiosos restaurantes de Bogotá, quienes los adquieren para la preparación de sus platos.

“Cambiamos de lo químico a lo orgánico para tener una mejor calidad de fruta. Aunque al principio no fue fácil estamos notando la gran diferencia y aportando al cuidado del medio ambiente”, afirma, Leonardo, productor de Guanábana de Coper, Boyacá.

Los productores rurales, principales actores en la cadena de abastecimiento alimentario del país, deben soportar que sus productos pasen hasta por ocho intermediarios para llegar al consumidor final, lo que reduce, cada vez más, el porcentaje de ganancia que reciben por sus alimentos.

Ante esta situación la Rape – región Central ha venido apoyando su labor, de tal manera que puedan ser más competitivos en el mercado.

De acuerdo con Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, aunque los pequeños agricultores producen más del 80% de los alimentos del planeta, son los más vulnerables de padecer mala alimentación por falta de acceso a la economía, tecnificación y desigualdad; una situación que no es ajena a Colombia. Por ello, la necesidad que los ciudadanos respalden iniciativas como estas que permitan contribuir al bienestar de quienes día a día trabajan por la seguridad alimentaria del país.

Nubia Beltrán, representante Legal de la Asociación de Productores Agropecuarios con Visión y Emprendimiento, Apave, líder y una de las gestoras de esta iniciativa, manifestó que “es un trabajo que nace del esfuerzo de varias organizaciones como Asojuntas Meta, Asofrucoop de Boyacá y Apave”

“Estamos logrando integrar y unir esfuerzos de los productores campesinos que se han preparado cultivando productos de mayor calidad para tener una oferta permanente a nuestros consumidores bogotanos. Lo que queremos es apoyar a que las plazas vuelvan a tener vida y sean un punto de referencia no solamente de los alimentos, sino de la cultura”.

Gracias a esta iniciativa los bogotanos podrán adquirir yuca, papa, plátano, piña, aguacate, naranja, mandarina, guanábana, mangostino, banano, panela, cacao, ahuyama, entre otros alimentos 100% campesinos.

“El mejor plátano que llega a Bogotá, es el que sale de mi tierra. Me atrevo a decirlo, porque es un plátano sano, lleno de vitaminas, color y el amor, que yo le pongo a mis plataneras”, aseguró Nidia campesina de Puerto Rico, Meta.

EL NUEVO DÍA

Comentarios