Cortolima y Alcaldía se oponen a proyecto petrolero a desarrollarse en Tolima

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
En reunión con el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Luis Miguel Morelli; el secretario General Wilmar Gómez; el director del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) Ismael Molina de la Alcaldía de Ibagué, y el director General de Cortolima, Jorge E.

Cardoso Rodríguez, expresaron con contundencia su oposición a las actividades de exploración del bloque VSM-25 que tiene su área de incidencia en los municipios de Ibagué, San Luis, Piedras, Coello y Alvarado.

Los delegados de la Alcaldía y Cardoso, manifestaron su preocupación al director Morelli debido a que el bloque petrolero para exploración y explotación de hidrocarburos denominado VSM-25 se traslapa en 33.70% al acuífero de Ibagué, cuyas cuencas hidrográficas se encuentran con índice de escasez "Muy Alto" de acuerdo con los estudios de Cortolima.

Sobre la situación, Cardoso comentó: “En nombre de los pobladores y sectores socio económicos asentados en las Cuencas de los ríos Coello, Totare y Opia, hicimos expresa nuestra negativa a apoyar cualquier actividad exploratoria en el ‘patio’ productivo y de reserva de agua del centro del departamento".

Los funcionarios comunicaron oficialmente a Morelli su firme oposición con los medios Constitucionales y legales al inicio de las actividades tempranas de la fase preparatoria de exploración.

Acerca de la importancia de la fuente hídrica, Cardoso agregó: “El acuífero de Ibagué es el cuarto más importante en el país por distancias, por volumen y especialmente por la calidad de agua que tiene, porque la zona de recarga es el Nevado del Tolima, y toda la zona del Cañón del Combeima, La Martinica y los cerros del norte de la ciudad. Tiene incidencia en los municipios de Piedras, Alvarado e Ibagué”.

Los alcaldes de los municipios en cuestión y el director de Cortolima radicaron el 6 de agosto un documento al presidente de la ANH donde ratificaron la posición de no permitir ninguna actividad de exploración.

El proyecto tiene incidencia en los municipios de San Luis y Coello, que también se ven beneficiados de las cuencas hídricas del acuífero.

El bloque VSM25 está a cargo de la multinacional canadiense Parex Colombia, que tiene previsto desde el 2020, después de tramitar los permisos ambientales, empezar a operar en la zona.

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios