“Lo que se requiere es que la autoridad finalmente implemente el Setp”: Carlos Ossa

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Ossa contó cómo la empresa que gerencia actualmente logró traer gas vehicular a Ibagué, lo que marcaría un hito en el sector transporte en el año 2000.

Su experiencia asesorando empresas de transporte en el marco legal, y el relacionamiento que tuvo con este sector, le permitió identificar la necesidad que tenía la ciudad de que se implementara el gas vehicular hacia finales del siglo XX. Es así como Carlos Ossa en el año 2.000 contribuyó a conformar la sociedad anónima Autogases de Colombia.

El actual gerente de la empresa se formó como abogado, pero en el transcurrir de su vida encontró en el aspecto empresarial otra pasión, la cual lo ha llevado a adaptarse a un negocio tan volátil como retador. Las crisis económicas no le han sido ajenas y vislumbra un nuevo desafío, la llegada de los vehículos eléctricos.

EL NUEVO DÍA habló con Ossa sobre el panorama económico de la ciudad, de su vida empresarial y lo que le depara a la empresa que hoy gerencia.

E.N.D.: ¿Quién es Carlos Ossa?

Carlos Ossa: Tengo la fortuna de haber nacido en el hogar de una profesora autodidacta, y de un hombre que se formó en el periodismo, él estuvo mucho tiempo trabajando en el campo de la imprenta, fungió como director de la Imprenta Departamental del Tolima.

Mi madre toda la vida fue educadora, más de 50 años educando en la ciudad de Ibagué, de suerte que ese ejercicio desde el hogar me permitió haber terminado el bachillerato y posteriormente ir a la ciudad de Bogotá a estudiar Derecho. Hice una serie de especializaciones en el derecho administrativo, derecho público, en el tema constitucional especialmente del que soy un enamorado.

E.N.D.: Siendo una persona formada en el campo jurídico, ¿cómo surge en su entorno la idea de crear una empresa de implementación de gas vehicular y todo lo relacionado con este mercado?

C.O.: En el ejercicio del Derecho no solo se da el área del litigio, sino adicionalmente está la posibilidad del asesoramiento en muchos campos, uno de esos en el sector empresarial. Tuve la oportunidad de asesorar a Velotax y en especial a don Pedro Pablo Contreras por más de 15 años, y asesoré también otras empresas a nivel nacional.

De ahí entendí que había un conflicto que eran los altos costos de la gasolina que se estaban generando y aún se generan como consecuencia de la política del Gobierno Nacional de implementar mes a mes unas alzas de conformidad a una fórmula que castiga permanentemente al consumidor.

De esos temas, de alguna manera nos llevaron a mirar una serie de escenarios, y dentro de ellos nacía la opción del ámbito empresarial en varios componentes, uno el del medio ambiente que se concretaba con los consumos de gasolina o gas natural en ese momento. Y teníamos el componente grande del tema de transporte.

Es así que hace 20 años decidimos constituir una empresa para abarcar toda esta temática, Autogases, de la que paulatinamente nacieron otra serie de empresas a posteriori.

E.N.D.: ¿Cómo ha sido el crecimiento de Autogases Colombia en los cerca de 20 años que lleva de operación?

C.O.: El primer gran tema era el gas natural vehicular, eso nos permitió hacer un desarrollo formidable, Ibagué y el Departamento no tenían idea hasta ese momento sobre cómo funcionaba ese sistema. Hicimos todo el esfuerzo, de capacitación inicialmente, y de investigación que nos llevó a que se formulara el proyecto en la ciudad.

De suerte que aquí se arrancó hace más de quince años con una primera estación pequeña, y se desprendió toda la secuencia empresarial del sector.

Todo implicó adecuar unos talleres de conversión que a su vez necesitaban equipos importados.

El proyecto tenía unas bondades enormes, una era la del ahorro, operar con el sistema de gas natural frente al de gasolina implicaba un ahorro del 55%.

Así que formulamos unos proyectos para interesar a los banqueros quienes diseñaron un producto financiero para los propietarios de vehículos de servicio público.

El proyecto fue de una envergadura enorme, más o menos en el curso de los primeros quince años Ibagué recibió una inversión por encima de los 100 mil millones de pesos.

E.N.D.: ¿Cuéntenos de esa inversión en el sector gas natural en Ibagué?

C.O.: Autogases sirve de puente en la medida que es el que desarrolla el proyecto originalmente, interesamos a muchos inversionistas a nivel regional y nacional.

La gran tarea nuestra no fue traer solo los inversionistas, también capacitar, aquí no había mecánicos que conocieran el producto.

E.N.D.: ¿Cuál ha sido el aporte de Autogases a la ciudad en cuanto a la reducción de los niveles de contaminación?

C.O.: El tema ecológico jugó de manera preponderante, en cuanto si bien es cierto el gas natural sigue siendo un combustible fósil, los niveles de contaminación de hidrocarburos están cerca de un 70% por debajo de los de la gasolina.

La inspección técnico mecánica es uno de los eslabones de nuestra filosofía, el que los propietarios de los vehículos conozcan las condiciones de los mismos y puedan hacer los arreglos pertinentes.

A pesar de que Ibagué está lejos de tener los indicadores de contaminación de Medellín o Bogotá, sí tiene problemas serios en materia de medio ambiente. El mantenimiento de los vehículos es muy pobre de acuerdo a la cultura del ibaguereño, nunca asiste por su propia voluntad.

E.N.D.: ¿En su etapa de empresario cuál ha sido el momento más difícil?

C.O.: Hemos tenido varias dificultades económicas, el inicio mismo de operaciones, nada de esto fue fácil.

La línea económica de todo el proceso del gas antes estaba en pesos colombianos, los costos que se generaban desde boca de pozo hasta el consumidor final, y posteriormente el Estado terminó dolarizando esa cadena. A tal punto que los precios de la gasolina y el gas eran equivalentes, eso fue entre 2014 y 2016, fue un periodo muy duro.

En la revisión técnico mecánica se cambió dos veces la política, primero se hacía cada dos años para los vehículos particulares, y después pasó a seis años para vehículos nuevos. Esos cambios no se mitigan de la noche a la mañana.

E.N.D.: ¿Cuál es su opinión del Sistema Estratégico de Transporte pensado para Ibagué?

C.O.: Ibagué tiene un sobrediagnóstico en el tema de transporte urbano, tiene desde hace 10 años alrededor de unos ocho estudios bien elaborados, lo que se requiere es que la autoridad finalmente implemente el Setp.

La ciudad no se puede dar el lujo de volver a hacer más estudios, bajo ninguna circunstancia. La discusión es a quién se va a entregar el Setp, quiénes van a ser los operadores, ahí es donde están los intereses.

E.N.D.: Los autos eléctricos ya están en el mercado nacional, ¿cuál es su visión sobre este fenómeno comercial?

C.O.: En el tema eléctrico estamos trabajando, le hemos venido siguiendo el paso al desarrollo de ese sector, nosotros calculamos que en cinco años va a estar muy masificado, por supuesto que es un campo que requiere de grandes inversiones.

El sistema eléctrico va a cambiar definitivamente el esquema con el que hoy en día operamos.

E.N.D.: ¿Qué percibe de la situación económica actual de la ciudad?

C.O.: Frente a la actual administración, esta llega como consecuencia del proceso de corrupción del anterior mandato, y siempre he creído que este es el intermedio entre lo pasado y lo que debe venir.

El sector empresarial, el sector público y la sociedad tienen que definir las vocaciones comerciales para poder destinar el presupuesto público hacía esas coyunturas, para que así en un tiempo prudencial podamos saltar este espasmo y mejorar las condiciones de vida de los ibaguereños.

E.N.D.: ¿Cómo participa su familia en su desarrollo empresarial?

C.O.: La familia ha estado siempre en el proceso de la empresa, desde hace 20 años con mi esposa Nubia Amparo y con los hijos, he tenido la fortuna de tener tres hijos y educarlos, ellos son nuestros asesores.

Como la familia se ha triplicado, tenemos las nueras que son trabajadoras formidables, eso nos ha ayudado muchísimo a consolidarnos.

E.N.D.: ¿Cuántos empleados tiene la sociedad?

C.O.: Tenemos 40 empleados.

E.N.D.: ¿Qué significan sus empleados para usted?

C.O.: Los empleados son el alma de la sociedad, con ellos es que uno sale adelante, el empleado una vez comprometido le permite a uno poder enfrentar todos los retos y vicisitudes. Tengo trabajadores que están hace 15 años, eso indica que hay personas que se compenetran y terminan siendo parte del patrimonio de la sociedad.

E.N.D.: ¿Con cuál capital inició Autogases?

C.O.: El primer capital con el que arrancó Autogases fueron cerca de $100 millones.

E.N.D.: ¿Qué le recomienda un emprendedor que quiera iniciar empresa?

C.O.: El emprendedor arranca con una visión, pero la característica fundamental que debe tener es la perseverancia y la pasión, usted tiene que querer lo que está haciendo, porque el camino no es nada fácil.

E.N.D.: ¿Cuál es su hobby, qué le gusta hacer?

C.O.: El mayor hobby que tengo es la literatura y el deporte, hago ejercicios a diario con mi señora.

EL NUEVO DÍA

Comentarios