En proyecto para cacaoteros tolimenses se invertirán más de $1.500 millones

colprensa - el nuevo día
Son 230 productores de cacao del norte del Tolima que se beneficiarán de un proyecto mediante el cual se busca posicionar a los productores en el mercado nacional.

La Cámara de Comercio de Ibagué, CCI, presentó un proyecto a una de las convocatorias del programa Colombia Más Competitiva, una iniciativa del Gobierno nacional y el gobierno suizo que busca apoyar la innovación de políticas públicas para impulsar la competitividad del país.

Así que, mediante este proyecto, 230 cultivadores de cacao del Norte del Tolima tendrán apoyo en lo que tiene que ver con posicionamiento de marca.

En dicho proyecto que se empezó a implementar desde marzo del presente año se invertirían más de mil 500 millones de pesos, recursos provenientes de Seco (Cooperación Suiza) con la asesoría de Swisscontact.

El programa tiene una vigencia de dos años y beneficia de manera directa a las Asociaciones Aprocal de Alvarado, Asprafal de Falan, Agrocamus de Palocabildo, Asocamelias de Mariquita y Asosanpedro de Armero Guayabal, y su principal objetivo es la exportación de cacao especial.

Cabe acotar que estos serán los cinco municipios beneficiados.

Entre los aspectos en los que el proyecto está adelantado se destaca el diseño de un modelo colectivo que asocie a estas organizaciones para que sean más productivas frente al mercado nacional, y en esta misma línea la creación de una marca colectiva.

También se propende por la generación de capacidades a través de la formación y asesoría continua a las juntas directivas de las asociaciones y sus departamentos organizativos, administrativos y gerenciales, con enfoque en la actividad de la cosecha, poscosecha, comercialización y el diseño de un plan exportador.

El representante legal de Asocamelias, Darío Beltrán Ulloa, comentó al respecto: “Una de las problemáticas del sector en el norte del Tolima es la fermentación del cacao, así que este proyecto se convierte en un aporte vital para nosotros, por eso recibimos con total disposición las recomendaciones que cada una de las entidades involucradas nos dan”.

Para la obtención de un producto tipo exportación, se tiene contemplado el diseño y construcción de cuatro centros de beneficio colectivo, que permitirían hacer la compra del cacao en cada uno de los municipios.

De igual manera, se estima la construcción de una planta piloto de transformación para obtener pasta o licor de cacao, que tendría lugar en Mariquita.

“Es tener un apoyo real dentro de la producción, porque necesitamos hacer un trabajo conjunto, todos agrupados para llegar a un mercado específico”, concluyó Beltrán.

REDACCIÓN ECONÓMICA

Comentarios