“El acuífero de Ibagué es un recurso que hay que proteger”: Hómez

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
El gerente de Serviarroz se refirió al reciente bloque petrolero que adjudicó la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en Tolima.

El sector arrocero del Tolima se enfrenta actualmente a los desafíos que trae consigo el cambio climático, a la variación en los precios en que se compra el grano y la falta de agua para cultivar. 

 En este sentido Carlos José Hómez, gerente de la Cooperativa Serviarroz Ltda, se refirió a los retos que tiene el sector y a la labor que realiza la cooperativa para retribuir a sus asociados. 

 De igual manera, Hómez habló de la preocupación que genera en la región el hecho de que un bloque petrolero tenga incidencia en los municipios arroceros de Piedras, Alvarado e Ibagué. 

 EL NUEVO DÍA dialogó con el empresario que lideró el proyecto mediante el cual Serviarroz logró la denominación de origen Arroz de la Meseta de Ibagué, el único con este sello en Colombia. 

END: ¿Qué significa gerenciar la única cooperativa que tiene delegada una denominación de origen para el cultivo del arroz?

CH: La denominación de origen es un orgullo no solamente para la Meseta, sino para todo el Tolima y el país, porque en el mundo solamente hay ocho denominaciones  de origen para el cultivo del arroz, y esta es una de ellas, eso significa que estamos entre los mejores arroces del mundo.

Y, para nosotros, es la oportunidad de entrar a mercados gourmet ofreciendo un precio muy asequible, que oscila entre 5 mil o 6 mil pesos el kilo del grano, cuando realmente un kilo de arroz que viene de Italia puede valer 40 mil pesos en Bogotá.Ya tenemos dos marcas de arroz, uno que es La Reserva de la Hacienda, y el otro es el Arroz Federal Extragourmet.

Esos arroces se venden en Mercacentro, Surtiplaza, y en otros almacenes. La ciudad que más consume arroz con denominación de origen es Medellín. 

END: El arroz de la Meseta de Ibagué es el único de denominación de origen en el país, ¿cómo logra la cooperativa alcanzar tal fin?

CH: Es un hecho que el arroz de la Meseta siempre ha sido el arroz de mejor calidad del país, de hecho siempre lo pagaron muy bien.

Nosotros contratamos un estudio en 2013, y  el Centro de Productividad del Tolima ayudó con el acompañamiento para probar la calidad del arroz ante la Superintendencia entregando los elementos de prueba sobre las características diferenciadoras.

Así fue que nos tardamos tres años, hasta que en 2016 la Superintendencia de Industria y Comercio nos dio la delegación de la administración de la denominación de origen Arroz de la Meseta de Ibagué. 

END: ¿Qué lo hace diferente a este arroz, cuáles son las características?

CH: En esta región se siembra el arroz entre 600 y 1100 msnm, es una pendiente. Recordemos que la Meseta incluye tres municipios, Piedras, Alvarado e Ibagué, y esa zona está delimitada por 247 coordenadas georreferenciadas.
La altitud le da una diferencia al arroz contra el resto de las zonas del Tolima y el país donde se cultiva el grano, que generalmente se hace por debajo de los 300  msnm.Estas condiciones ambientales para los cereales hace que produzcan mayor amilosa, lo que genera que el grano se más amplio y largo, y el llenado más completo. 

END: Para ser competitivos los arroceros del Tolima necesitan mayor tecnología, ¿cómo trabaja la cooperativa en este aspecto?

CH: En cuanto a lo tecnológico aquí hay un avance muy permanente, de hecho casi todas las investigaciones y desarrollos de nuevas variedades y aplicaciones de químicos las hacen las casas comerciales en las haciendas de nuestros asociados. Ya se viene trabajando con agricultura de precisión, el riego ya se hace con nivelación por láser y curvas de nivel, lo que permite un riego más eficiente.

Con Fedearroz y el programa Sapre de la embajada de Japón se ha venido implementando en la zona el programa de riego que se llama Mira, que ayuda a reducir en un 40% el desperdicio de agua.

Igualmente en esta región es el único lugar donde hay fabricas de agua, represas, que si no se tuvieran el área de siembra sería mucho más pequeña, pero también hay pozos subterráneos sobre el acuífero que tiene la Meseta. 

END: ¿Cuáles son las principales necesidades que tiene el sector?

CH: La primaria es tener una estabilidad en el precio y evitar esa variabilidad tan alta, y para lograrlo tiene que haber un encuentro entre la industria y los productores, para poder trabajar de una manera más armónica y que el agricultor no se vea sujeto a esos vaivenes. 

Claro que hay como en todo el país déficit en cuanto infraestructura, por ejemplo en materia de riego, faltan líneas de crédito blandas que estimulen a hacer inversiones, también en materia de almacenamiento, la cosecha sale y hay que entregarla de inmediato. 

Como todo en el campo, necesitamos mejores vías, las vías nuestras que son terciarias parecen ‘cuaternarias’, allí entre Buenos Aires y Doima si llueve, a la hora no puede pasar ni una tractomula. 

Todos necesitamos reservorios grandes de agua, porque aquí empezando la etapa de invierno toda esa agua que cae pasa de largo, escasamente en algunas lagunas que hay en la Meseta se retiene el agua, que es mínima con la necesidad que se tiene cuando llega el verano. 

END: ¿Actualmente los asociados en Tolima están exportando el grano?

CH: Se está exportando algunas pequeñas cantidades de arroz, pero orgánico, básicamente a Alemania, una asociada está haciendo ese trabajo desde hace varios años, pero son esfuerzos muy puntuales.

Es una apuesta de ciertos asociados, porque no  hay demanda constante porque el arroz es un cultivo intensivo, una hectárea produce muchísima semilla. 

END: El reciente bloque petrolero que adjudicó la ANH se traslapa en un 33% al acuífero de Ibagué, ¿Cuál es la postura de la cooperativa frente a esta situación?

CH: Conozco muy bien la capacidad del acuífero, que es de 18.5 metros cúbicos de agua, y al parecer lo que hay concesionado se calcula que hay 3.5 metros cúbicos, es decir que queda un superávit de 15 metro cúbicos para manejar.Si el problema es de agua y hoy lo estamos viendo en la ciudad, pues ese es un recurso que hay que proteger de manera vehemente, y así lo está haciendo Cortolima y la región.

Porque ese recurso a futuro va a ser la fuente de consumo para la mayoría de los municipios, no es solamente para explotación agrícola. 

END: ¿Cuáles son los desafíos que tiene el sector respecto al cambio climático que está afectando a todos los sectores del agro colombiano?

CH: El desafío es encontrar los mecanismos para enfrentarlo con mayor eficiencia, pero lo que más estamos trabajando es en el tema de variedades de granos más resistentes, en Estados Unidos, China y Japón se está haciendo, porque nadie se había preparado para ese cambio cómo se ha sentido y acentuado en los últimos cinco años.  

END: ¿Por qué los distritos de riego por ejemplo el del Triángulo del Tolima no funcionan  como deberían?

CH: Los distritos se necesitan, reservorios e infraestructura en materia de riego, donde haya riego bienvenido sea, porque la agricultura se hace con agua.

El problema radica en que no hay unas leyes que promuevan eso, el Estado dice no tengo recursos, pero que dé las facilidades. En Uruguay el gobierno no tenía recursos pero propicio una ley que dejó libres a los inversionistas del impuesto a la renta durante 30 años, y ellos son los dueños de esos reservorios. 

En el caso del Triángulo del Tolima, se vuelve y cae en el tema de generación de energía, el 30% de generación es por gravedad y el otro 70% va ser por bombeo, para lo que se va a tener que pagar una generación eléctrica para hacer que el agua llegue a los predios, eso lo hace costoso e ineficiente. 

 

Preguntas y respuestas

 
END: ¿Hace cuánto tiempo está al frente de la cooperativa?

CH: He tenido dos etapas en está empresa, la primera entre 2001 y 2005, luego me fui a hacer un periplo internacional para una compañía, regresé a el país y afortunadamente en 2008 me ofrecieron de nuevo volver a gerenciar Serviarroz.
Me gusta que todo acá se hace sobre la mesa, hay una transparencia total en todo orden y hay un compromiso social. Todos los excedentes se invierten en la región. 

END: ¿Cuántos asociados tiene Serviarroz?

CH: La cooperativa tiene 82 asociados actualmente.

END: ¿Cuántos empleos genera la cadena de producción?

CH: Los asociados generan más de 2 mil empleos directos. 

END: ¿Cómo surge su relación con el sector arrocero?

CH:Yo soy de tierra cafetera, estudié acá en Ibagué y después me empiezo a desempeñar en varios cargos, entró a la industria de la construcción, esa empresa tenía negocios con explotación minera y agropecuaria. 

En el proceso de la compra de un bien para construcción conozco a uno de los asociados fundadores de la empresa, y entre la cercanía, él un día me pidió que lo representará en una asamblea, de ahí empiezo a venir a la cooperativa. 

Posteriormente en una crisis financiera de Serviarroz, me llamaron para gerenciar la empresa. Este sector nunca fue desconocido para mí, porque siempre he estudiado y vivido aquí en Ibagué y conozco las personas que están inmersas, de ahí data el conocimiento de hace más de 20 años.


Dato

La denominación de origen Arroz de la Meseta de Ibagué, es una de las ocho denominaciones que se han dado a este cultivo a nivel mundial. 


Comillas

“La invitación es a que todo los sectores nos involucremos en la protección del medio ambiente”. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios