Importadores y consumidores, los más afectados con el alza del dólar

Esta semana el dólar superó los $3.500, la Tasa Representativa del Mercado (TRM) del día miércoles se ubicó en $3.491,29, pero la tasa de cambio más alta que se registró durante la jornada fue de $3.503, el máximo histórico.

De acuerdo con los expertos, las empresas que importan serían las más afectadas por esta alza del dólar y asimismo el ciudadano de pie a la hora de adquirir ciertos productos, siendo el peso la segunda moneda más devaluada después de la de Brasil.

“Nosotros como economía emergente tenemos un problema y es que gran parte de los bienes de capital, maquinaria e insumos que utilizamos para producir son importados, si eso se encarece se encarecen los costos de producción de muchos sectores, una paradoja, nosotros obtenemos muchas divisas del petróleo, pero una buena parte de la infraestructura que utiliza el sector es importada”, explicó Johnny Vargas, director del programa de Economía de la Universidad del Tolima.

Según el economista a pesar de que exportadores de algunos sectores se podrían beneficiar en cierta medida del alza del dólar, no obstante, debido a que las principales exportaciones del país corresponde a los rubros de petróleo y carbón, y el barril del crudo estaría a la baja la afectación sobre la economía sería ineludible.

Al respecto, Hanna Marietta Orjuela, profesora del programa de Contaduría Pública de la Universidad Cooperativa, mencionó: “Para los exportadores el panorama devaluacionista es muy positivo, pues reciben más pesos por cada dólar que cobran por los productos que venden. Sus ingresos aumentan”.

 

Los productos se encarecen

Por otra parte, una de las consecuencias que más preocupa a los economistas es que de mantenerse la actual tasa de cambio, los productos de la canasta familiar serían más costosos.

Sobre esta situación, Hanna Marietta Orjuela, comentó: “Son más los productos alimenticios y bebidas, básicos que consumen los hogares y que se traen de mercados internacionales, pues el mercado nacional no los produce en cantidades suficientes. Por ejemplo, las uvas y manzanas chilenas, el arroz de la India o la leche de Estados Unidos, es de esperarse que estos productos suban de precio y por tanto, afecte el bolsillo de las personas”.

De igual manera, los colombianos que tendrían pensado hacer turismo en el exterior por esto días, se ven afectados directamente, ya sea a la hora de comprar tiquetes aéreos o pagar los paquetes turísticos que ofrecen las agencias, “por lo general se cotizan y compran en dólares, por lo que si la TRM aumenta, todos esos pagos se incrementan de cuantía”, agregó Orjuela.

 

¿Quiénes se benefician?

Desde la otra orilla están quienes aprovechan y especulan con los cambios de la tasa de cambio, por ejemplo los ciudadanos que tienen ahorros en dólares sería el momento ideal de cambiarlos.

“En este momento te pagarían por cada dólar la mayor cantidad de pesos colombianos registrados en la historia”, afirmó Hanna Orjuela.

En cuanto a los ciudadanos que viven en Estado Unidos y envían remesas a sus familiares, cobrar en pesos en Colombia les traería ganancias representativas respecto a años anteriores cuando el dólar no superaba los 3.000 pesos.

 

Dato

Las proyecciones de los agentes del mercado apuntan a que el costo del dólar terminará el año rondando los 3.200 pesos.

REDACCIÓN ECONÓMICA

Comentarios