“Una ciudad es como una empresa, hay que gerenciar y rodearse de buena gente”: Gabriel Peñaloza

“Una ciudad es como una empresa, hay que gerenciar y rodearse de buena gente”: Gabriel Peñaloza
El empresario ibaguereño le contó a EL NUEVO DÍA cómo nació su firma constructora y quiénes fueron sus mentores en el ámbito de los negocios.
JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
Gabriel Peñaloza ha gerenciado C&U desde que su familia (madre y hermanas) en 1997 adquirieron la totalidad de las acciones de la firma.
Foto: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
20 Oct 2019 - 8:47am

Nacido y formado en una familia de empresarios y políticos, tanto su padre Gabriel Peñaloza Castro como su tío Francisco Peñaloza, lo guiaron en sus inicios como empresario y le dieron las bases para hacer de Construcciones y Urbanizaciones C&U, una de las firmas constructoras más importantes de la ciudad.

Es así que Gabriel Peñaloza gerencia desde hace 22 años C&U, tiempo en el cual ha logrado posicionar la firma habiendo desarrollado 30 proyectos de construcción en Ibagué y en otros municipios del Tolima. 

EL NUEVO DÍA dialogó con Peñaloza para conocer el crecimiento de su empresa, su visión de ciudad y de su incursión en la política. 

- ¿Cuéntenos un poco de su etapa antes de convertirse en empresario?

Soy ciento por ciento ibaguereño, nací en la clínica Minerva en el año 1960 y terminé el bachillerato en el Colegio Tolimense. 

Después inicié Ingeniería Civil en la Universidad Católica en Bogotá, hice un par de semestres pero no pude con esa carrera, me pasé para arquitectura pero tampoco la terminé, en ese tiempo viajaba mucho a Ibagué y me la pasaba los fines de semana acá, me gustaba un poco la fiesta. 

Finalmente mi papá (Gabriel Peñaloza) me convenció de que me fuera a estudiar a una ciudad lejana, que fue Medellín, ir en esa época era viajar 13 horas en bus, finalmente estudié juicioso durante cinco años y medio Administración de Empresas en la Universidad de Medellín.  

- ¿Cuál fue su primer cargo ejecutivo en una empresa?

Cuando yo termino de estudiar en Medellín en 1987, a los pocos meses mi papá tiene que irse fuera del país porque le tuvieron que hacer una operación de corazón abierto. En ese momento estaba recién egresado y él me pone al frente del cargo que tenía que era subgerente de Sugas Limitada, una empresa de distribución de gas propano, vendíamos los cilindros de 20, 40 y 100 libras. 

En esa época el gerente era mi tío Francisco José Peñaloza ‘Pacho’ (q.e.p.d.), alcalde de la ciudad en cinco periodos, y trabajamos de la mano allí. Tuve la oportunidad de aplicar mi tesis de grado en la empresa, ese fue mi primer trabajo y dónde duré cerca de 10 años.

- ¿Cómo se consolida Construcciones y Urbanizaciones C&U?

En 1997 la familia ve como una amenaza muy grande la llegada del gas natural y decidimos vender la empresa por esta razón. Es cuando entonces se pone el ojo a Construcciones & Urbanizaciones (C&U), donde también éramos socios de mi tío ‘Pacho’, una vez vendemos Sugas él decide ofrecerme la participación accionaria de su familia, yo se la compro y ahí arranca una nueva etapa de C&U. 

- ¿Cómo fue ese inicio en la actividad constructora siendo la familia Peñaloza Gallo máxima accionista de C&U?

C&U arranca en un momento muy crítico del sector, yo compro la empresa y al año siguiente viene la crisis nacional, no había créditos para la construcción, nosotros con el producto de la venta de Sugas invertimos en los terrenos que hoy son Plazas del Bosque y Reservas del Bosque y me tocó esperar cerca de cinco años para iniciar los proyectos.

Una vez pasa esta crisis retomamos estos lotes y construimos lo hoy se ve en este sector, y de ahí en adelante hemos desarrollado cerca de 30 proyectos. 

Esta era una empresa de papel en un escritorio con un certificado de cámara y comercio, mi padre y mi tío la constituyeron en 1979, pero solo habían construido un edificio y el barrio San Francisco. 

- ¿De dónde nace su vocación empresarial?

En realidad la familia Peñaloza siempre ha tenido la vocación empresarial, nace con mi abuelo quien era un fabricante de gaseosas, a finales de los años 50 vende su fábrica y constituye la empresa de gas propano. Mi papá solo hizo hasta cuarto de bachillerato pero tenía una habilidad mecánica para los negocios, en él y mi tío fluían de una manera natural. 


- ¿Cuál ha sido la más importante que ha tomado y que ha cambiado su rumbo empresarial?

Cuando vendimos Sugas invertí la mayoría de la venta en tierras que se valorizaron de una manera importante, pienso que fue la mejor inversión que permitió que esta empresa sea lo que hoy es. 

- ¿Cómo está la competencia del sector construcción en Ibagué?

En general el país ha tenido unos muy buenos años en la construcción, desafortunadamente con el Gobierno de Petro en Bogotá salieron espantados muchas constructoras que llegaron a Ibagué.

A nosotros este fenómeno nos cogió con un banco de tierras importante que nos ha permitido desarrollar proyectos sin adquirir más lotes.

Pero igualmente se siente una competencia fuerte, adicionalmente que son empresas con un músculo financiero muy grande.

¿Está Ibagué en su mejor punto de desarrollo económico?

Le ha faltado más planeación, en este Gobierno se hizo la actualización catastral, se necesitaba pero el incremento no fue gradual y tuvo un impacto enorme al ser del 100% de un año a otro. Entonces la clase empresarial y los ciudadanos en general nos hemos sentido golpeados. 

Pero han habido otros temas interesantes como la recuperación de espacio público, Ibagué en esta administración duplicó el área. 

- ¿Afectó la mala relación del Alcalde y el Gobernador a la ciudad?

Es grave que el Alcalde y el Gobernador no hubiesen tenido una buena relación, el gran damnificado fue la ciudad, perdimos importantes inversiones, trabajo que hubieran podido desarrollar en conjunto pero por sus intereses políticos no fueron capaces de pensar. 

- ¿Cuáles son los proyectos de infraestructura que cree usted necesita la ciudad para impulsar el desarrollo de la misma?

Una idea que he tenido en la cabeza desde hace tiempo es conectar la Calle 60 con la doble calzada que está en construcción y que próximamente queda terminada desde el puente del Río Combeima hasta el Alto de Boquerón. También tenemos que hacer más transversales. 

Al próximo alcalde le va tocar desarrollar el Sistema Estratégico de Transporte, este es un tema al que tenemos que apostarle los ibaguereños, eso mejoraría muchísimo la movilidad. 

Y otro tema que se necesita es la renovación urbana, tenemos que concentrarnos en la ciudad antigua, que está muy deteriorada, tiene las vías, los servicios, pero hay que hacer planes de renovación que permitan que crezca ordenada y amigablemente. 


- Estuvo ejerciendo en cargos públicos y privados, ¿en cuál se siente más cómodo?

En el sector privado me siento más cómodo, pero en el breve paso que he estado en el sector público me di cuenta que es como un servicio militar, un servicio por la ciudad o el departamento, lo importante es no quedarse allí, muchos gobernantes desafortunadamente quieren perpetuarse ellos o sus familias, y es algo que no debería ser el común. 


- Fue precandidato a la Alcaldía de Ibagué, ¿por qué decidió incursionar en el campo político?

El tema político no ha sido ajeno a mí, además de la carrera política de mi tío ‘Pacho’ Peñaloza, mi primo Luis Humberto Gómez Gallo (q.e.p.d.) fue senador, concejal, y estuve al lado de ellos en varias oportunidades, ese tema de servir a la comunidad me parece interesante.

Es así que cuando me propusieron hacer parte del proceso no lo dudé, Leonidas López y yo hicimos unos debates de cara a la ciudad, pero di un paso al costado porque considero que Leonidas es una excelente persona con una excelente hoja de vida. Le cabe la ciudad y sobre todo, y es algo que necesitamos, él tiene las manos limpias. 


- ¿Cree que un empresario puede ser un buen administrador público?

Sí, indudablemente los empresarios pueden ser buenos alcaldes, hay que mirar sus hojas de vida y trayectoria, por ejemplo, el Alcalde de Bucaramanga que viene del sector construcción en tres años y medio cambió muchos aspectos de la ciudad, y otro caso que se recuerda mucho es el de mi tío ‘Pacho’ Peñaloza, él fue un empresario que transformó la capital tolimense.  

Una ciudad es como una empresa, hay que gerenciar y rodearse de buena gente. 

 

Preguntas y respuestas 

- ¿A qué se dedica en su tiempo libre?

Me gusta estar en casa, veo series de Netflix y juego tenis de vez en cuando. Mis hijos están por fuera de la ciudad desde hace años entonces el tema es ya con mi esposa Yovana Donado, mantenemos juntos, ella tiene también sus negocios. 

- ¿Un empresario que admire?
César Ramos, me parece una persona emprendedora, pujante, es un buen hombre. 


- ¿Cuántas unidades de vivienda ha construido C&U?
En la segunda etapa de la firma que es la que me corresponde desde el año 1997, hemos construido cerca de 30 proyectos, con aproximadamente 4.000 viviendas. 

Publicada por
EL NUEVO DÍA