Sin solución: Las deudas con los bancos que tienen los campesinos tolimenses

Líderes campesinos de Tolima y Caldas estuvieron en la Procuraduría General de la Nación. También se encuentran visitando los concejos municipales para exponer la problemática y buscar una solución.
Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La semana pasada líderes campesinos del departamento estuvieron exponiendo ante la Procuraduría General de la Nación, la problemática de los embargos de sus predios a raíz de las deudas con los bancos. Ante la situación, los productores empezaron a visitar los concejos municipales para buscar ayuda.
PUBLICIDAD

Más allá de los efectos del cambio climático, el costo de los insumos, la variabilidad de los precios, lo que más aqueja en la actualidad a los agricultores tolimenses son las deudas que tienen con las entidades financieras.

Por esta razón tanto la Procuraduría General como la Contraloría General de la Nación, se reunieron en días pasados con representantes del agro local que expusieron su situación a los organismos de control.

Absalón Arias, líder campesino de Fresno, e integrante de la veeduría ciudadana, manifestó que las afectaciones climáticas han obligado a los campesinos a cubrir un crédito con otro, lo que se ha convertido en una constante que lleva a los procesos de embargo que realizan los bancos.

“Lo más grave en este momento es el tema de la tierra porque lo que conocemos hasta ahora, es que solo en Mariquita y Fresno en juzgados habría entre 1.500 y 2.000 procesos en contra de campesinos con embargos y remates.

La mayoría son deudas con el Banco Agrario, pero también hay con Davivienda, Banco de Bogotá, Bancolombia, entre otros”, afirmó Arias. Con respecto a Finagro, vale recordar que es la entidad adscrita al Gobierno nacional que destina recursos de crédito a través de la banca privada, la que tendría más asfixiada a los agricultores.

Esta problemática empezó a ser visible en 2017 cuando 2.000 pequeños productores de Fresno, Mariquita, Palocabildo y Falan firmaron un derecho de petición dirigido al Banco Agrario y el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), donde describen el por qué tenían dificultades para pagar los créditos.

Desde allí se han sumado más municipios del departamento, así como productores de la zona oriental de Caldas que padecen la misma situación.

Según Arias, las políticas de crédito no son acordes con la realidad de los ciclos de cosecha.

“Son unas fórmulas de crédito que no aplican a la realidad campesina, a los dos años se empieza a coger cosecha en algunos cultivos y sobre los créditos a veces hay que empezar a abonar intereses a los seis meses”, agregó Arias.

Por un lado, teniendo en cuenta que la deuda a nivel nacional de los campesinos con los bancos asciende a 1 billón de pesos, los campesinos piden cubrir parte de esos dineros con los recursos recaudados por concepto del impuesto 4x1000.

La otra propuesta apunta a que los concejos municipales creen fondos de reactivación para el sector a través de proyectos de acuerdo.

 

El Banagrario dice que no embarga predios

A través de un comunicado el Banco Agrario manifestó que contrario a lo que viene denunciando la organización Dignidad Agropecuaria, en el sentido de que 150 mil campesinos están en riesgo de perder sus predios ante la incapacidad de pago de sus créditos, “los registros oficiales señalan que de 1.002.507 pequeños productores deudores, tan solo el 0,03% tiene procesos de remate y solo un predio ha sido efectivamente rematado en el último año y medio”.

 

Cifra

70% de los productores de Fresno tendrían deudas que superan su capacidad de pago.

REDACCIÓN ECONÓMICA

Comentarios