Hidrocarburos y comercio exterior, primeros en sentir los efectos por el coronavirus

Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La economía nacional está sintiendo los efectos del coronavirus, en especial en sectores como el comercio exterior y los precios internacionales del petróleo.
PUBLICIDAD

Para nadie es un secreto que el Coronavirus se ha convertido no solo en una amenaza para la salud y la vida de miles de personas a nivel mundial, sino que ha empezado a presentar múltiples variaciones y desequilibrios económicos.

Uno de los sectores que ya empieza a sentir los efectos es el petróleo, que en los últimos días vio cómo su precio de referencia cayó considerablemente, poniendo en riesgo la estabilidad financiera de varios países. El WTI cedió hasta 49,76 dólares este martes, mientras que el Brent se cotizó en 54,07 dólares.

Sin embargo, los hidrocarburos no son el único aspecto que se ve implicado en este contexto. El comercio exterior y las dinámicas inversionistas también empiezan a sufrir alteraciones.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, contrario a lo que afirman varios analistas, considera que las afectaciones no son tan grandes, confiriendo únicamente a los precios del petróleo la posibilidad de algún riesgo significativo.

“En materia comercial no hemos tenido una afectación grande por la crisis en China y la pandemia del coronavirus, teniendo en cuenta que el tamaño de nuestro mercado con el país asiático es muy pequeño”, expresó.

Carrasquilla añadió que solo podría haber “consecuencias en términos de que los mercados están muy nerviosos con este tema, especialmente los commodities, pues los precios del petróleo, oro o carbón están muy volátiles. De todas formas, hemos analizado la situación de cerca y sectores como el turístico tampoco han tenido afectaciones”. ¿Qué responden los analistas?

Para el abogado y economista José Roberto Acosta, lo primero que hay que tener en cuenta es que con los pronunciamientos de la Organización Mundial de la Salud acerca de la posibilidad de considerar el coronavirus una pandemia, se crea una barrera comercial superior que “tiene buques, aviones, cruceros y carreteras paralizadas, lo que frena el crecimiento económico”.

 

Los hidrocarburos como piedra angular

Actualmente, el barril de petróleo WTI se está cotizando a un precio de 49,76 dólares el barril, y el Brent en 54,07 dólares, por debajo de las proyecciones del Gobierno nacional sobre los precios del crudo. Esta situación ha encendido las alarmas de múltiples sectores, que ven en este desplome de precios un peligro para la economía colombiana.

“China y Asia son unas aspiradoras de bienes transables, entre ellos el petróleo. Infortunadamente, la situación que se ha presentado con el coronavirus ha llevado en esa región a establecer medidas restrictivas, lo cual se ha traducido en una reducción en la demanda de petróleo y de diversos productos”, explicó Francisco José Lloreda, director de la Asociación Colombiana del Petróleo.

“Esto ha significado que una oferta de petróleo que estaba destinada a ser consumida por China y por otros países, haya resultado ser excedentaria. Con eso se explica la caída en los precios internacionales del petróleo que se acerca al 25%”, añadió.

Por su parte, Álvaro Younes, director de Fedispetrol, considera que esta situación significa una reducción en los ingresos para el país, sobre todo a principio de año. “Ese dinero estaba dirigido a consolidar el presupuesto general de la Nación, con unos precios de ingreso mucho más altos del crudo. Se afecta, fundamentalmente, el panorama administrativo y de presupuesto”.

“Con precios tan bajos hay poco atractivo de que se generen inversiones en el sector petrolero. La mayor inversión se da cuando hay precios realmente atractivos, como se evidenció durante la década pasada”, añadió.

 

Comercio exterior

También se ha abierto la pregunta de qué tanto se verán afectadas las dinámicas de importaciones y exportaciones, teniendo en cuenta no solo las restricciones internacionales, sino la reducción en la confianza de consumidores en todo el mundo, producto de las noticias sobre casos de contagio en diferentes países y la incertidumbre de que el virus pueda llegar a Colombia.

“Lo que uno percibe es que la economía China va a tener un menor crecimiento, lo cual nos afecta, tal como se evidenció el año pasado cuando al crecer menos la economía, la demanda también se redujo. Este efecto se ve en una baja significativa en la demanda de materias primas, productos básicos. Producto de eso, cayeron nuestras exportaciones de carbón, tanto en volumen como en precio. Eso llevó a que nuestras exportaciones terminaran con signo negativo”, destacó Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex.

Sin embargo, no todo parece ser malo en términos financieros para el país. Díaz advierte que “algunos empresarios están recibiendo llamadas de clientes de Estados Unidos, que estaban produciendo en China y que, buscando alternativas, querían ver capacidades de producción en Colombia. Ahí se abren oportunidades que deberíamos ver cómo concretar, porque la cercanía geográfica entre nuestro país y Estados Unidos es una ventaja”.

COLPRENSA

Comentarios