“El 40% del éxito de un cultivo depende de la utilización de semilla certificada”: Leonardo Ariza

Ariza advirtió que la época de siembra de arroz y otros cultivos, inicia en el Tolima en medio de una alerta sanitaria, por la proliferación de semillas de mala calidad.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
La competitividad del agro colombiano depende en gran medida del uso de semilla certificada, y el Tolima por ser una región arrocera, indicó Ariza, debe abocarse más a la utilización de la misma para mejorar la calidad del grano.
PUBLICIDAD

La Asociación Colombiana de Semillas y Biotecnología (Acosemillas) hace 50 años defiende y promueve el uso de semilla de buena calidad, un trabajo que parece tarea de nunca acabar debido a la utilización de semillas de costal que afecta a la agricultura nacional.

En esta oportunidad, Leonardo Ariza, gerente de Acosemillas, habló con EL NUEVO DÍA sobre las oportunidades que tienen los productores al utilizar semilla certificada e invitó a los distritos de riego a implementarla, también se refirió a las potencialidades del Tolima en materia de cultivos.

EL NUEVO DÍA: La falta de utilización de la semilla certificada es el cuello de botella del agro colombiano, ¿cómo está actualmente la situación?

Leonardo Ariza: Venimos trabajando desde Acosemillas con el Instituto Colombiano Agropecuario (Ica), el Ministerio de Agricultura, en una campaña que tiene como fin posicionar el uso de semillas legales, certificadas. Qué quiere decir esto, semillas que tengan la garantía de calidad sanitaria para el campo colombiano, no solamente para los productores sino para los consumidores que requieren productos sanos.

E.N.D.: En materia de semillas, ¿la piratería es lo que más afecta a la agricultura nacional?

L.A.: La preocupación ahora se da en cultivos como el arroz que han tenido un crecimiento importante de la piratería con lo que conocemos como la semilla de costal, que indudablemente atenta contra la productividad del sector.

Entonces la industria molinera, las amas de casa y los consumidores se quejan de la calidad del arroz, por eso trabajamos en promover el uso de semilla certificada y eso se hace revisando los parámetros físicos, sanitarios, de genética, que respaldan que lo que compramos tiene trazabilidad, porque el 40% del éxito del cultivo depende de la semilla.

Cultivo de arroz de la Meseta de Ibagué sembrado con semilla certificada.

E.N.D.: ¿Cuáles son los beneficios de usar semilla certificada y por qué aún el productor colombiano se rehúsa a usarla?

L.A.: Son varios, empezando por la reducción en los costos, si usted utiliza una semilla certificada tiene menos costos de producción, por qué, la semilla pirata viene con más malezas, con problemas de insectos, plagas, entonces al final sale más caro utilizar esa semilla de costal.

Estos ahorros también se dan al momento de aplicar agroquímicos en todo lo que tiene que ver con control de plagas y enfermedades.

E.N.D.: Tolima es productor por excelencia de arroz, ¿cuál es el llamado que hace la Asociación al gremio de la región?

L.A.: Esperamos que los agricultores estén atentos a las campañas, eventos como Agroshow por ejemplo, nos invita a la utilización de semilla enseñándonos lotes en donde ya se han experimentado semillas y el rendimiento y calidad están asegurados. Porque lo que queremos es que al final los agricultores adopten esta tecnología, y miren cuales son las variedades más convenientes para su zona rural.

Aquí los distritos de riego también tienen que trabajar haciendo uso de la semilla, y esperamos este año tener una respuesta positiva.

E.N.D.: A parte del cultivo arroz, ¿en Tolima qué otras potencialidades hay respecto al agro?

L.A.: Acá además de arroz hay competitividad con el algodón, soya, maíz, frutales, cultivos de mucha proyección para el departamento. Creo que en el Tolima hay una riqueza hoy y por explotar mañana.

E.N.D.: ¿Los gremios deben apuntar a desarrollar sus propias semillas certificadas?

L.A.: Hay gremios que tienen un avance importante en investigación, tienen los centros de estudios donde desarrollan diferentes variedades de semillas, pero hay otros que por la situación tropical de Colombia les queda difícil hacer desarrollo tecnológico y les toca importar material de zonas templadas como Europa y Estado Unidos.

E.N.D.: ¿Cuáles son los cultivos que menos usan semilla legal?

L.A.: Se da más en papa, algodón, soya, pero la piratería en el arroz ha tenido un incremento en los últimos años bastante preocupante.

E.N.D.: Usted dice que la semilla certificada es un 40% del éxito del cultivo, ¿qué complementa la tarea?

L.A.: La semilla sola no hace el milagro, hay que acompañarla de unos sistemas basados en los avances de la agronomía. Y es utilizando buenas técnicas que va haber una reducción en insumos, que es lo que más afecta al agricultor, haciéndose más competitivo mejorando en cuanto productividad.

Algodón que floreció de semilla certificada.

E.N.D.: Ustedes están en esta lucha hace más de 40 años, ¿qué le depara al agro, la meta es que todos los cultivos se siembren con semilla certificada?

L.A.: Acosemillas se creó hace 50 años y en ese tiempo hemos venido trabajando de la mano con los obtentores (mejorador de variedades vegetales) para capacitar de la mano con las autoridades a los campesinos y promover el uso de la semilla certificada.

Entonces creo que la investigación es clave, el desarrollo y estimular a estos obtentores con incentivos para que continúen su trabajo y seguir teniendo esos recursos de germoplasma (conjunto de genes) que al final lo que hace es que seamos ricos en materia de agricultura.

E.N.D.: ¿Qué opinión tiene de los transgénicos?

L.A.: Es una metodología tecnológica apropiada y necesaria para obtener cultivos resistentes a insectos, herbicidas, afrontar el cambio climático, es una de las tantas tecnologías que hay de mejoramiento genético que nos va a permitir ser mucho más competitivos y adaptarnos a esta nueva era.

Sin lugar a dudas si no tuviéramos el avance de los organismos genéticamente modificados o de las nuevas técnicas de mejoramiento vegetal que hoy están en boga sobre la ciencia agrícola, estaríamos desfasados.

Así que los transgénicos son bienvenidos porque bien utilizados nos van a permitir alimentar a una población que cada vez es más grande, y que tienen una cantidad de problemas alimentarios que con los genomas que llevan 20 años en desarrollo van a contribuir a mitigar la problemática de la alimentación.

E.N.D.: ¿Y que le dice a quienes se oponen a los transgénicos?

L.A.: Los hemos invitado a Acosemillas, a las universidades, a los centros de investigación para que conozcan de primera mano el respaldo científico, social y ambiental que tienen los proyectos.

En este tema es clave que las personas no se dejen confundir con desinformación porque al final a veces es falta de conocimiento y por eso se toman posiciones que no son ajustadas a la realidad del país.

E.N.D.: ¿Cuántas empresas productoras de semilla certificada hay en el país?

L.A.: En Colombia tenemos varias empresas pero en arroz todas las variedades que se producen son de obtentores colombianos, hoy tenemos cinco empresas. En los otro sectores tenemos variedades e investigación en los cultivos de maíz, soya, algodón, hortalizas y leguminosas.

La verdad es que invitamos a que todos los que quieran conocer de los avances de las nuevas variedades e híbridos que tenemos a disposición consultar la página www.acosemillas.org.

 

Dato

Acosemillas asocia a 10 empresas, entre esas la Organización Pajonales.

 

Cifra

85% De las semillas certificadas que se utilizan en el país son producidas en el territorio nacional.

 

Dato

Las semillas piratas, son aquellas que se reproducen, se comercializan y se usan sin respetar los derechos de propiedad intelectual y sin la autorización del obtentor, por lo cual no son reconocidas como certificadas.

EL NUEVO DÍA

Comentarios