Analdex y Fenalco se oponen a propuesta del Mincomercio sobre aranceles a confecciones

Ante la decisión de la Corte Constitucional el Gobierno nacional busca establecer el aumento de los aranceles por medio de decreto.
Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La puja por el incremento de los aranceles a las confecciones importadas continúa, y quien está en el centro del debate es el Gobierno nacional que realizó una propuesta borrador que primero rechazaron los textileros y ahora los gremios del comercio, las partes en conflicto.
PUBLICIDAD

En un comunicado, la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) y la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), rechazaron la proposición del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, de establecer un arancel del 40% a confecciones importadas de menos de 10 dólares por kilo y otro arancel de 15% más un dólar estadounidense para los textiles con precio superior a los 10 dólares por kilo.

“Lo cual según nuestros cálculos significaría un alza entre el 5 y 10%, sin contar la devaluación que supone un aumento adicional en el precio del vestuario de los colombianos, especialmente en los estratos de menores ingresos y tendría un efecto negativo en consumidores, industria, exportadores y comerciantes”.

En este sentido Fenalco y Analdex advirtieron que una medida que encarezca los costos de importación de mercancías, se convertirá en ‘caldo’ de cultivo para el auge del contrabando, que arrasaría con el comercio formal y afectaría a la industria local.

“Reconocemos que las entidades aduaneras están haciendo grandes esfuerzos para combatir este flagelo, pero un hipotético aumento en los aranceles echaría por tierra tales esfuerzos”, agregó Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Por su parte, Javier Díaz Molina, presidente ejecutivo de Analdex afirmó que los gremios reconocen que la industria local enfrenta un problema de ingreso al país de prendas de vestir a muy bajos precios, pero sostiene que con aranceles no se soluciona el problema.

“Lo que se requiere son instrumentos como precios de referencia y control aduanero en los puntos de ingreso para evitar la declaración a bajos precios. Particularmente, nos preocupa que se establezcan aranceles adicionales a este sector, pues muchos otros podrían terminar solicitando igualmente una mayor protección y por esta vía podemos terminar cerrando aún más la economía”.

 

El contexto

Cabe recordar que hace un mes la Corte Constitucional tumbó los artículos 274 y 275 que el Congreso de la República había aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, y que indicaba imponía a los importadores pagar un impuesto de 37,9% a las confecciones que valieran menos de US$20 el kilo.

Además, deberían cancelar el 10% ‘ad valorem’, es decir, dependiendo del valor del producto, más US$3 por kilogramo bruto de prendas.

Según la Cámara Colombiana de Confección y Afines (CCCyA), el nuevo arancel mixto que propone el Gobierno nacional iría en contravía de lo que se había logrado en el Senado, y que no ataca la importancia masiva de prendas provenientes de Asia y África.

“Hoy el 62% de las prendas que ingresan valen entre 0 y 30 dólares, es efectivamente allí donde necesitábamos que el arancel aplicará hasta 20 dólares por kilo.

“Cuando los importadores declaran por debajo de US$10 pagan un porcentaje y ya saltándose ese valor van a encontrar un favorecimiento económico frente al tema arancelario. Lo que calculamos es que en cerca de un 20% estaría aumentando el usufructo de los países con los que no hay acuerdos comerciales”, manifestó Carlos Rodríguez, presidente de la CCCyA en un medio nacional.

 

Dato

Según los gremios del comercio habrá disminución en la inversión para la apertura de nuevas tiendas y locales comerciales.

EL NUEVO DÍA

Comentarios