Comerciantes preocupados ante cierres y disminución de ventas

Crédito: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍAEn el caso de los restaurantes, se contempla fortalecer el servicio de domicilios para todo tipo de cadenas.
A raíz de que la mayoría de los comerciantes pagan arriendo, los costos por este concepto es el que más los preocupa, sumado a los pagos de salarios, todo ante un contexto económico adverso. Fenalco presentará hoy propuestas a las entidades departamentales para mitigar la afectación.
PUBLICIDAD

Ayer en la sede de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en Ibagué, Alba García, directora de la seccional Tolima, se reunió con restauranteros y dueños de discotecas para discutir las soluciones ante el impacto económico que genera el coronavirus en sus negocios.

En el encuentro se tocaron varios temas, pero lo que es un hecho es que restaurantes sufren disminución de clientes y los bares por decreto del Gobierno Nacional no pueden abrir hasta nueva orden. A priori dicho panorama genera incertidumbre en estos gremios de servicios que no pueden implementar el teletrabajo.

 

Propuestas a presentar

Así que, la Directora de Fenalco, como representante de los comerciantes, se reunirá hoy con el Gobernador del Tolima y el Alcalde de Ibagué, para plantear posibles medidas que alivien el impacto que va a generar la pandemia en los comercios.

En el caso de impuestos, la solicitud sería extender el plazo para cancelar industria y Comercio en mayo y junio, y también se solicitaría mantener el descuento máximo en el impuesto predial por mayor tiempo.

Otro medida que planteaban los restauranteros eran recibir algún subsidio, pero García descartó esta propuesta ante el estado financiero del Municipio.

 

Incertidumbre económica

Los restaurantes señalaron que las ventas se han reducido significativamente desde que se emitió la alerta amarilla en Ibagué, y la cancelación de eventos de más de 50 personas también tendría repercusiones.

Acerca de una posible medida de cierre de los comercios del sector gastronómico, las opiniones estuvieron encontradas, en la medida que no tendrían capacidad para soportar un cierre prolongado.

A raíz de que el 90% de los empresarios señalaron pagar arriendo por los locales, dicha obligación sería la que más afectaría a los restaurantes, y que inminentemente ya empezaría a afectar a los establecimientos nocturnos.

Por otra parte, el sostenimiento de una nómina sin recibir ingresos, para los dueños de los bares sería una carga adicional que los tendría en aprietos.

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios