Economía ibaguereña paralizada por alerta de coronavirus

Los restaurantes tendrán que implementar servicios de domicilios para sopesar pérdidas por estos días.
Crédito: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
El cierre de restaurantes y bares, el cese de actividades de marcas nacionales en los centros comerciales, el nulo movimiento turístico, significa por ahora, el ‘standby’ de una economía abocada a los servicios.
PUBLICIDAD

El tejido empresarial de Ibagué está compuesto en un 96,23% por microempresas, y en su mayoría estas empresas pertenecen al sector terciario (83,27%), es decir, están relacionadas con actividades de comercio, servicios y transporte.

Es así que, ante la declaratoria de calamidad pública, que incluye cierre de restaurantes, centros recreacionales, expendios de bebidas embriagantes y lugares donde se prestan servicios de diversión, entre otras establecimientos de comercio; sumado a las restricciones en el transporte público, calaría de manera directa en estas empresas.

Aunque todos los empresarios concuerdan en que las medidas son necesarias, el efecto dominó en la economía sería inmediato, por lo menos en algunos sectores como el turismo, gastronomía y bares.

 

Se pronuncian los gremios

Alba García, directora de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) Tolima, manifestó: “Vamos a acatar las órdenes dadas por el Gobierno Municipal y Departamental, y en la medida que hay toque de queda, los establecimientos que seguirán operando, deben estar cerrados sobre las seis de la tarde para que los empleados puedan desplazarse hasta sus casas en el transporte público que estará hasta las 7:00 p.m.”

La líder gremial recalcó que lo más importante es adaptarse a las medidas para seguir siendo territorio libre de coronavirus.

Acerca de las excepciones para los comercios que deben seguir funcionando con normalidad, comentó: “Tratamos de que dentro del decreto queden las excepciones correspondientes, con empresas como farmacias, domicilios, vigilancia y también la recepción de cadáveres por parte de funerarias”.

 

Sí hay alimentos

Uno de los aspectos que más preocupa a la comunidad, es el abastecimiento de víveres, ante lo cual, los supermercados de la ciudad han recalcado que no habría desabastecimiento durante los 14 días que duraría el toque de queda.

Ante el anuncio del toque de queda, los ibaguereños se abocaron a los supermercados a abastecerse de alimentos.

En este sentido, Efraín Valencia, presidente de los Gremios Económicos del Tolima, puntualizó: “En este momento los supermercados se encuentran operando normalmente, no hay ningún problema, si hay dificultades como se ha anunciado previamente con algunos productos específicos como los tapabocas, pero en lo que tiene que ver con los alimentos, podemos decir que Ibagué se encuentra con absoluta normalidad”.

También indicó que se debe hacer el control de la cantidad de elementos comprados al interior de las grandes superficies, “para evitar que haya acaparamiento”.

Ante la coyuntura, por ejemplo, Surtiplaza emitió un comunicado con el propósito de transmitir tranquilidad a los usuarios respecto al abastecimiento de productos.

“No hemos recibido ningún indicio ni información de corte de entrega de mercancía, ni hay faltante de la misma; todo lo contrario, en nuestro comercio dependemos de la entrega de los proveedores y la situación es normal”, precisa el comunicado. Y agrega: “No hay riesgo de desabastecimiento, todos los productos de primera necesidad están garantizados”.

La entidad recomendó a sus clientes evitar congestiones y grandes aglomeraciones en los supermercados.

Por su parte, Fabio Gabriel Londoño, director Administrativo de Mercacentro, aclaró: “Ya nos abastecimos y duplicamos los pedidos, además tenemos una nueva bodega para ubicar los productos que llegan. Tenemos los 15 puntos de venta listos, estamos pensando reforzar la parte de domicilios para que las personas no se desplacen a los puntos de venta y sea un riesgo por la misma afluencia”.

Cabe recordar, que los centros comerciales, plazas de mercado y supermercados durante los próximos 14 días tendrán un horario de funcionamiento de 7:00 a.m. a 7:00 p.m. para efectos de garantizar el abastecimiento de víveres y abarrotes a la comunidad.

 

El turismo, el damnificado

Los hoteles y agencias son las empresas más afectadas, en la medida que todos los eventos a desarrollarse en los próximos dos meses fueron cancelados, sumado al cierre de fronteras internacionales como nacionales.

Muchas de las cadenas nacionales también han cerrado sus sucursales en la ciudad.

Liborio Galindo, representante de la Asociación de Agencias de Viaje de Tolima (Asociatur), explicó: “Estamos tocando fondo las 163 agencias de viaje que hay en el departamento, estamos en un riesgo alto de cerrar nuestros negocios, porque no hay ninguna manera de sostenernos, le pedimos al Gobernador un plan de choque para que nos ayuden, pero no hay claridad al respecto.

Las pérdidas son millonarias, se han dejado de hacer las ventas, las personas ya no hacen reservaciones, los planes turísticos que teníamos se vinieron a pique, y además los pasajeros están pidiendo devoluciones”.

De otro lado, Álvaro Montoya, vocero de los hoteleros de Ibagué, dijo que esperan que la Administración Municipal les facilité ayudas económicas en materia de impuestos.

“Tenemos que proteger nuestros empleados y negocios, porque en este los hoteles están desocupados, también nos están cancelando los eventos que teníamos para abril y mayo, ya prácticamente en este primer semestre nos vamos a quedar sin agenda”, acotó Montoya.

 

Restaurantes

Acerca de la actividad de los restaurantes, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, afirmó: “Se suspenden las actividades económicas en establecimientos comerciales dedicados al expendio de comidas, estos establecimientos podrán implementar el servicio de domicilio”.

Cabe recordar que los bares por decreto del Gobierno Nacional no pueden abrir hasta nueva orden, por lo que los pagos de arriendo y nómina generarían un déficit en el gremio.

Transporte público

El servicio de transporte público también se resentirá, debido que durante los 14 días que dura el estado de emergencia sanitaria, según indicó Hurtado, “los buses operarán con el 50% de su capacidad transportadora, así mismo, los taxis deberán cumplir con tal medida”.

 

Dato

Entre los comercios que deben cerrar están: Clubes privados o sociales que ofrezcan actividades de educación, entretenimiento, consumo de licor, salas de baile, restaurantes, discotecas, bar, cantinas, gimnasios, piscinas, etc.

 

Dato

Las medidas que provocan el cese de varias actividades económicas, en primera instancia duran 14 días, tiempo en el que la ciudad se mantendrá bajo declaratoria de calamidad pública.

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios