La situación límite que viven los comercios y trabajadores de Ibagué

El arriendo de un local pequeño, puede oscilar entre $400 mil y 700 mil pesos.
Crédito: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
El pago de arriendo, servicios públicos, nómina, mientras no se generan ingresos, tiene a cientos de comercios de la ciudad en una situación límite. Además, ante la posible extensión de la cuarentena la incertidumbre crece.
PUBLICIDAD

Hasta hace menos de un mes, los comercios y trabajadores que viven de la actividad económica diaria, no imaginaban que se enfrentarían a una crisis económica que hoy afecta a todos en diferente medida. Las consecuencias de asumir gastos sin generar ingresos, ya genera profundas heridas en las finanzas de los comerciantes, mientras continúa la incertidumbre.

Algunos trabajadores independientes y propietarios de comercios le contaron a EL NUEVO DÍA cómo los ha afectado cerrar sus negocios, algunos por ahora se sostienen y otros ya se quedaron sin liquidez.

 

El estilista

Jorge Chedraue, como cualquier otro peluquero y estilista de la ciudad, generaba ingresos diariamente, y aunque la cuarentena empezó hace 10 días, la afluencia de personas ante el temor del coronavirus ya se reflejaba mucho antes.

“De todos modos ya se estaba previendo que iba a pasar esto, no es de hace 15 días, ya hace más de un mes que se reflejaba la ausencia de personas en mi negocio, entonces el déficit ya viene de atrás.

“Esto nos tomó por sorpresa, a todo el mundo, no imaginábamos que nos íbamos a quedar sin trabajo, entonces, lo del arriendo nos afecta, la comida gracias a Dios con la familia uno se apoya”, comentó Chedraue.

La mayoría de microempresarios generan ganancias diariamente. Hasta el 13 de abril los comercios completarían 24 días sin abrir, y el Gobierno Nacional ya anunció que se podría extender la emergencia.

Mecánicos sin empleo

Para Aldemar Ospina, la vida no cambió solamente para él, sino a toda su familia, son trabajadores independientes acostumbrados a ganarse el pan de cada día arreglando carros.

“Como mecánico independiente nos ha perjudicado mucho, estamos en una situación difícil, todos mis hermanos trabajan en esto, y ahora estamos refugiados en una finca. Ya estamos nerviosos porque no hay trabajo, estamos enseñados a trabajar todos los días y vivir de lo que ganamos diariamente”, comentó Ospina.

 

Dueños de discotecas

Como socio de tres discotecas, para Mario Hincapié, el pago de arriendos, impuestos y servicios públicos en un negocio que depende de las ganancias de un fin de semana, lo tiene en una situación que define como insostenible.

“Nosotros tenemos tres discotecas, dos con capacidad para 500 personas y una para 800, entonces los costos de los arriendos sumado a los servicios públicos nos aprietan. Hemos podido pagar los 15 días que dejamos de funcionar en marzo, pero ya nos quedamos sin flujo de caja”.

La crisis de este gremio se traslada a la crisis del desempleo, las tres discotecas de las cuales es socio Hincapié generan en un fin de semana hasta 90 empleos.

“En el tema de arriendos no hay alivios, nos toca llegar a un acuerdo con el arrendatario si es que acepta, y el Gobierno nacional sobre este aspecto no se ha pronunciado y se nos pueden acumular arriendos de tres meses, pero inclusive en un mes los bares ya estarán quebrados”, acotó el empresario.

Por otro lado, la incertidumbre sobre cómo va a reaccionar la población y la economía una vez pase la crisis, sería una preocupación adicional para el sector que vive de los servicios de entretenimiento.

 

Sin eventos

Cristina Ortiz se dedica a organizar eventos masivos en Ibagué y como muchos artistas, productores, empresas de logística, la reactivación del mercado no tiene fecha cercana.

“En el marco de Abrapalabra se estaba organizando la semana del idioma, para celebrar con todos los colegios, que se hace bastante tiempo, ahora está cancelada, ni siquiera aplazada. Entonces esta situación indudablemente influye en la economía de todos los que trabajamos en los eventos y actividades”, manifestó la empresaria.

En el caso de la semana del idioma, la organización del evento generaba empleo para aproximadamente 40 personas.

“Ni siquiera hay eventos aplazados, porque este tipo de actividades no se pueden aplazar, todo está cancelado, no hay nada, cero eventos programados”, acotó Ortiz.

s

Restaurantes

En el caso de muchos restaurantes gourmet, a diferencia de los dedicados a las comidas rápidas, el mercado se cierra y las dinámicas de venta se vuelven más complicadas.

Es el caso de Nohelia Giraldo, propietaria del restaurante La Comarca, quien señaló: “Decidimos cerrar los cuatros restaurantes y tenemos a todo el personal en vacaciones. Realmente esta medida la tomamos más siendo conscientes de nuestro producto y reconociendo que no somos tan fuertes en el tema de domicilios, y lo que podemos hacer es desdibujar nuestra línea de negocio”.

 

Dato

En el ranking de las 10 actividades económicas con mayor número de empresas, el Tolima registra en los primeros puestos: tiendas, supermercados y minimercados, seguido de restaurantes, misceláneas, bares, venta de ropa, farmacias y peluquerías.

EL NUEVO DÍA

Comentarios