Gremios del Tolima evalúan los primeros 100 días de los mandatarios

De izquierda a derecha, Efraín Valencia, Alba García y Brian Bazin Bulla.
Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El estado de emergencia dividió la gestión de los mandatarios en dos, en una primera etapa se fortalecía la relación con los representantes del sector empresarial, hoy el objetivo es la supervivencia de las empresas.
PUBLICIDAD

Desde que inició el 2020 el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, y el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, empezaron a trabajar conjuntamente con los gremios económicos del departamento y la ciudad, en apuestas fuertes como combatir el desempleo a la par que se buscaba reactivar la economía.

Luego de transcurridos los primeros 100 días de gobierno, los líderes gremiales dividen la gestión de los mandatarios en dos etapas, antes y después de la pandemia del Covid-19.

 

Los gremios

Para Efraín Valencia, presidente de los Gremios Económicos del Tolima, muchos objetivos en materia económica que se habían planteado en un inicio pasaron a un segundo plano, trabajar en la supervivencia de las empresas sería ahora la tarea principal.

“Arrancamos con unas expectativas muy grandes, porque había por parte de los dos mandatarios disposición, contrario a la administración anterior.

“La orientación era disminuir el desempleo, reactivar la economía, y obviamente darle continuidad a proyectos importantes como el acueducto complementario y el Setp”, manifestó Valencia.

Con la llegada del virus a la ciudad, y el cierre de las empresas, la economía regional empezó a debilitarse así como en todo el país, y en este contexto, el líder gremial indicó que los mandatarios deben implementar más medidas para salvar a las empresas.

“Los créditos del Gobierno no están llegando, por eso necesitamos más apoyo de los gobernantes locales, con la apertura gradual de algunos sectores requerimos empezar a generar los protocolos, y asimismo, en un mediano plazo hay que ir elaborando estrategias para generar un estímulo tributario adicional o facilidades para gestionar los negocios”, concluyó Efraín Valencia.

 

El empresariado

Por su parte, Brian Bazin Bulla, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ibagué (CCI), destacó el trabajo que el ente cameral venía haciendo con los gobernantes y la Secretaría de Desarrollo Económico y la cartera Agropecuaria, pero advirtió sobre los proyectos que quedan paralizados.

“Desde un comienzo ellos han mostrado total participación con el sector empresarial, toda vez que han entendido que hay que hacer sinergia con todos los sectores para aunar esfuerzos, entonces el proceso ha sido muy positivo.

“Llega el Covid, y obviamente todo se para, están pendientes los planes para consolidar la Comisión de Competitividad, la Agencia de Promoción e Inversión y el Bureau de Eventos.

“Que nos queda, la preocupación por el Plan de Desarrollo, porque indiscutiblemente va tener modificaciones después de la cuarentena que no sabemos si termina ahora el 27 de abril o se va a alargar”, manifestó Bulla.

El Presidente de la CCI acotó que las políticas económicas ahora más que nunca deben estar enfocadas a reforzar las vocaciones de la región.

“Pero es seguro que debemos estar consientes que vienen tiempos difíciles, y es cuando más trabajo en equipo debemos desarrollar, acá no es un tema de egos, sino de sumatoria de esfuerzos con los empresarios de todos los niveles”, concluyó Bazin Bulla.

 

Comercios

Alba García, directora de Fenalco Tolima, en representación de los comerciantes locales señaló que la gestión de los gobernantes ha sido positiva, “los primeros 100 días han sido de aprendizaje y de mucho trabajo. Desde Fenalco hemos trabajado de manera articulada no solo con el Alcalde, sino también con su equipo para dar respuesta a problemáticas como la informalidad, el desempleo, la seguridad y ahora esta pandemia”.

Acerca de lo que viene, García acotó: “Creo que es importante adaptar las normas locales a las normas nacionales. Urge que se trabaje en estrategias para empezar la reactivación gradual de los diferentes sectores con el cumplimiento de todos los protocolos. Asimismo, que se hagan las gestiones correspondientes para que los alivios y apoyos económicos anunciados por el Gobierno nacional se aterricen a la región”.

Cabe recordar que Fenalco había solicitado a la Alcaldía de Ibagué ampliar el plazo para el pago del impuesto vehicular de automotores destinados a actividades comerciales como carga, enseñanza, entre otros, para una nueva fecha en el segundo semestre de 2020.

 

Dato

Los líderes gremiales manifestaron su apoyo a las medidas para combatir el coronavirus que han implementado los mandatarios.

EL NUEVO DÍA

Comentarios