¿Qué implica el traslado de jubilados de fondos privados a Colpensiones?

Tras el decreto, Asofondos señaló que la medida busca ayudar a las empresas por la afectación de ingresos.
Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El sistema pensional público ahora será el encargado de administrar las pensiones de retiro programado de aproximadamente 20.000 personas que antes estaban en los fondos privados. En el mismo decreto, se frenan los aportes a pensiones de mayo y junio de empleadores e independientes que opten por esta opción.
PUBLICIDAD

El 15 de abril el Gobierno nacional expidió 31 decretos en el marco de la emergencia económica y social causada por el coronavirus, varios habían sido anunciados por el presidente de la República, Iván Duque, pero uno de estos ya genera el rechazo de varios sectores.

Mediante el decreto 558 “se implementan medidas para disminuir temporalmente la cotización al Sistema General de Pensiones, y proteger a los pensionados bajo la modalidad de retiro programado”.

Sobre el segundo punto, según el Gobierno con el objetivo de proteger a los jubilados por retiro programado a cargo de los fondos privados de pensión (AFP), que, debido a la crisis económica por el Covid-19, tienen en riesgo el saldo total de sus ahorros, serán trasladados a Colpensiones. Son aproximadamente 20.000 pensionados en riesgo que devengan un salario mínimo los que pasan al sistema público.

Colpensiones actuará como pagadora de estas pensiones trasladadas y obtendrá el 1,5% de comisión de administración, es decir los fondos privados seguirán asumiendo las mesadas a través del sistema público, destinando cerca de $5 billones.

Juan Miguel Villa, el presidente de Colpensiones, manifestó: “El régimen pensional de ahorro individual en Colombia es administrado por los fondos privados de pensión, y crece con el aporte pensional y también cuando se hacen inversiones en los mercados financieros, sin embargo, por las circunstancias generadas por el coronavirus cerca de 20.000 pensiones correspondientes a un salario mínimo se encuentran desfinanciadas.

“Por lo tanto se crea el mecanismo para que Colpensiones se haga cargo y garantice esas pensiones hasta el final de la vida de esos jubilados, corresponde a los privados trasladar todos los recursos existentes de esas cuentas para poder asumir los pagos, calculamos cuánto cuesta pagar todas estas pensiones y en caso de generarse una diferencia también será asumida por los privados”.

 

¿El inicio de una reforma pensional?

Para los detractores de este decreto significa el primer paso de una reforma pensional, debido a que el sistema público asume una responsabilidad que antes tenían los fondos privados.

Aurelio Suárez, analista económico, explicó: “Estos trabajadores no lograron ahorrar $200 millones para recibir una pensión de un salario mínimo, y aquí se le entrega a título formal esos pensionados a Colpensiones con unos recursos que seguramente no serán suficientes, y poco a poco el sistema pensional público se irá haciendo cargo de las pensiones de un salario mínimo.

“Pero con esta advertencia, esa población nunca logró ahorrar lo que realmente les significaba esa pensión, por eso los privados se quitan la carga, porque los ingresos son inferiores a los gastos”.

De acuerdo con Suárez, los $5 billones que trasladan las AFP, con el tiempo teniendo en cuenta las variables económicas del país, no serán suficientes y se tendrá que recurrir a dinero públicos, “colocando a Colpensiones en estado de marchitamiento, a mi modo de ver es un primer paso para un reforma pensional a favor de los fondos privados hecha de manera camuflada”.

En esta misma línea, Efraín Sánchez, vicepresidente de la CUT en el Tolima, agregó: “Consideramos un completo riesgo que sean pasados más de 20 mil trabajadores informales con ahorro programado para que se les pague a través de Colpensiones, dejarle esa carga al público es nada más y nada menos que quitarle responsabilidades al régimen de los fondos privados.

“Se abre el boquete para lo que quiere el Gobierno que es acabar con Colpensiones. Ya lo hemos dicho, se viene una reforma pensional de grandes dimensiones, con este decreto ya ahí casi un 30%”.

 

Alivio por aporte de pensiones

Una de las medidas más esperadas por el sector empresarial era la reducción del aporte a pensiones durante el estado de emergencia, alivio que contempla el decreto 558.

“Para los períodos de abril y mayo cuyas cotizaciones deben efectuarse en los meses de mayo y junio de 2020, respectivamente, los empleadores del sector público y privado y los trabajadores independientes que opten por este alivio pagarán como aporte el 3% de cotización al Sistema General de Pensiones, con el fin de cubrir el costo del seguro previsional en cualquiera de los regímenes pensional según corresponda”, señala el decreto.

De esta manera, los empleadores ya no deben aportar el 12% del ingreso de los trabajadores, como parte de su cotización al sistema pensional, sino solo tendrán que cubrir el porcentaje del seguro previsional de riesgo de invalidez y muerte del afiliado con lo que el empleador aportará el 2,25% y el trabajador el 0,75%.

Por su parte, los trabajadores independientes asumirán la totalidad del 3% del seguro previsional, pero solo se le aplicará al 40% del ingreso, que es la base de la cotización a la pensión.

En el decreto también establece que las Administradoras del Sistema General Pensiones deberán tener en cuenta a favor de sus afiliados, las semanas correspondientes a los dos meses cotizados bajo el alivio, con el fin de que se contabilicen para completar las semanas que estipula la ley.

 

Frase

"Es un primer paso para una reforma pensional a favor de los fondos privados hecha de manera camuflada", Aurelio Suárez.

 

Dato

Los fondos privados deberán pasar a Colpensiones, en un plazo no mayor a cuatro meses, los recursos o activos del Fondo Especial de Retiro Programado y la información correspondiente de los pensionados.

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios