En junio, el 46,2% de los trabajadores fueron informales

Crédito: Vanguardia / EL NUEVO DÍA
Según el Dane, de los 4,2 millones de informales registrados, el 46,4% eran hombres y el 45,9% mujeres.
PUBLICIDAD

En junio de 2020, el 46,2% de los ocupados laboralmente en el país estaban en condición de informalidad.

Así lo reveló el último informe de Mercado Laboral del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane. Con relación a junio del año pasado, cuando la proporción era del 47,3% el indicador cayó 1,1 puntos porcentuales, pps.

“La caída de la informalidad está ligada, en el contexto de la reactivación económica, al aumento de la desocupación y la inactividad que en el marco del sistema laboral caracterizado por la informalidad que en los registros académicos refleja cifras muy superiores en función de los parámetros de medición relacionados con los estándares de trabajo decente”, afirmó Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

En términos cuantitativos esto significó que, en el sexto mes del año, en el país se registraron 4,2 millones de personas en esta condición laboral, 1,3 millones menos que en el mismo mes del 2019. Al menos el 46,4% de estos informales eran hombres y el 45,9% mujeres. 

Los expertos coinciden en afirmar que la informalidad en el país es mayor. De acuerdo con estudios académicos del observatorio laboral de la Universidad del Rosario se identificó la informalidad en el 66,3%.

La diferencia de la tasa es porque el Dane hace la medición con criterios del número de trabajadores de la empresa de menos de cinco empleados, mientras que instituciones como el observatorio tiene referencia a criterios de afiliación a seguridad social y vinculación laboral con vocación de permanencia, aclararon los analistas.

“Independiente de la metodología del Dane, la disminución de los empleos y el impacto a sectores como restaurantes, turismo y esparcimiento deja en evidencia la precariedad laboral. Esto exigirá medidas por parte del Gobierno sino quiere que esto lleve a crisis de demanda”, explicó Jaime Rendón, doctor en economía internacional y docente de la Universidad de la Salle.

En el país se registran 9,2 millones de ocupados y sólo 4,9 millones son trabajadores formales, reveló la entidad.

 

Medidas para el empleo

Según Rendón, el Gobierno tiene que emplear medidas más fuertes de intervención, para evitar que se destruyan más puestos de trabajo y recuperar los que se han perdido de lo contrario esto se traducirá en caída de ingresos y mayores a los que se tienen actualmente.

Ante esto, dice Jaramillo, la política pospandemia debe estar centrada en la inclusión de sistemas activos y pasivos de empleabilidad a través de la redefinición del amparo de desempleo a través del Sistema de Servicios Sociales Complementarios manteniendo por un periodo específico en la recuperación los subsidios a la nómina y regulando las nuevas formas de trabajo a distancia mediante políticas que transiten el diálogo social para su adopción.

El Dane informó que debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19 se redujo el formulario de la Gran Encuesta Integrada de Hogares. Por esta razón se excluyeron las preguntas que permitían calcular los datos de informalidad en los meses de marzo y abril de 2020, lo que impide realizar cálculos para los trimestres móviles que dependen de esos meses.

LUISA FERNANDA RUÍZ

Comentarios