Claudia Chacón, la empresaria que se le midió a procesar pruebas Covid-19 en Tolima

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Para Claudia Chacón los mandatarios locales están haciendo un buen trabajo para contener la pandemia.
La gerente de Analicemos, indicó que el trabajo que realiza su equipo enfrentando el virus SARS-CoV-2 cara a cara no es un negocio como la gente piensa, sino una labor social exigente y de sacrificio mediante la cual ayudan a cientos de personas.
PUBLICIDAD

La manizalita Claudia Chacón se radicó hace siete años en Ibagué, una tierra que la adoptó con los brazos abiertos. La mujer llegó a la ciudad sin imaginar que cumpliría uno de sus sueños, crear su empresa, nada menos que un laboratorio que hoy le hace frente a la pandemia más devastadora que ha tenido la humanidad en los últimos años.

Chacón como sus colaboradores trabajan día y noche sacrificando parte de sus vidas por darle una respuesta al departamento, porque empresas, clínicas y familias, acuden a su laboratorio para tener la certeza si tienen el virus Covid-19.

 

.

Bacteriólogas y auxiliares del equipo de Analicemos que se enfrenta cara a cara al Covid-19.

 

EL NUEVO DÍA: ¿Quién es Claudia Chacón, quiénes son sus padres?

Claudia Chacón: Mi papá nació en Líbano Tolima, fue un enamorado de su tierra y un luchador incansable. Mi madre era de Belén de Umbría, y la recuerdo como una mujer excepcional. Yo soy de Manizales, viví la mayor parte de mi vida en esa ciudad, y ya llevo siete años aquí en Ibagué, tierra a la cual quiero mucho y que me ha acogido de maravilla.

Soy bacterióloga de la Universidad Católica de Manizales, con una experiencia de más de 20 años en el campo. Y ahora en Ibagué gerenciando mi propia empresa.

 

E.N.D.: ¿Cuéntenos un poco de la historia de Analicemos Laboratorio Clinico Especializado?

C.H.: Analicemos nace hace cuatro años como una idea, porque cuando se trabaja tanto para otras personas o entidades, siempre se tiene ese anhelo de trabajar por lo de uno para poder hacer las cosas como se sueñan.

Además, siempre quiero prestar el mejor servicio posible, porque me ha tocado vivir atenciones en el sector salud que no son las adecuadas para un paciente, y es lo que quería humanizar al tener mi propia empresa, el servicio.

 

E.N.D.: Crear un laboratorio no es como abrir cualquier empresa, ¿a nivel personal fue una decisión difícil?

C.H.: Sí fue un riesgo, porque no era fácil económicamente. Pero todo ha sido de la mano de Dios, me ha puesto todo en el camino y así se ha ido formando la empresa para ser lo que es hoy por hoy.

 

E.N.D.: Habla de Dios con mucho interés, ¿la espiritualidad ha sido un pilar en su crecimiento?

C.H.: Hace un tiempo tuvimos una situación bastante difícil y por consejo de un amigo visitamos el Santuario de la Virgen de los Pobres y de las Naciones en Manizales, y desde ese momento la virgen tomó una connotación diferente en mi vida y en la de mi familia.

 

E.N.D.: Fueron el primer laboratorio autorizado para la realización de pruebas moleculares Covid-19 en el Tolima, ¿cómo fue el trabajo para lograrlo?

C.H.: Ya teníamos el equipo de biología molecular y estábamos haciendo otro tipo de exámenes, cuando empezó la pandemia obviamente teniendo el equipo uno dice bueno y por qué no. Se empezó el proceso con el Instituto Nacional de Salud (INS), lo que fue bastante dispendioso por las exigencias, adecuamos la infraestructura, adquirimos equipos, y fue un mes y medio de trabajar todo el día para lograr ser avalados.

 

E.N.D.: ¿Qué sucedió después de recibir el aval?

C.H.: Después del aval empezamos a partir del 1 de mayo a prestar el servicio del examen de prueba de biología PCR para detectar el coronavirus. Esto ha sido toda una maratón porque cada día el nivel es más exigente, hay muchos más contagiados, más empresas que se quieren reactivar, hospitales, particulares, y en este momento vamos en ascenso a la curva.

Nosotros cumplimos con los estándares de calidad más altos, tenemos todas las ‘ias’ encima, así que los tolimenses pueden estar seguros de que el examen que emitimos es verídico.

 

E.N.D.: ¿Cuántas pruebas han analizado?

C.H.: En este momento hemos hecho más de 7.500 pruebas en PCR sin contar las pruebas rápidas. No me detengo en la cifra porque siempre estoy pensando en responder a las diferentes organizaciones y personas que contratan nuestro servicio.

 

E.N.D.: En este momento hay confusión sobre los tipos de prueba que existen para detectar el Covid-19, ¿es la PCR la más efectiva?

C.H.: La prueba PCR detecta los ácidos nucleicos del virus y el gen viral, por eso es la prueba con mayor sensibilidad, porque es específica para analizar el SARS-CoV-2. El resultado lo entregamos en menos de 48 horas, que es una muy buena oportunidad.

La prueba de anticuerpos, como su nombre lo indica, detecta los anticuerpos que produce el cuerpo ante la presencia del virus, pero eso solo sucede después del día 12 de contagio, por eso no es la más indicada. Y la prueba de antígeno detecta directamente el virus, es de diagnóstico, pero no como la PCR que sigue siendo la estándar, es irremplazable.

 

E.N.D.: Más allá del rédito por el trabajo que hacen, su labor también es social, ¿qué significa para usted?

C.H.: Hay momentos en los que uno siente desfallecer, pero cuando pienso en el trabajo tan importante que hacemos, ayudando a reactivar la economía, a que una familia pueda enterrar a su ser querido de una manera más digna porque recibieron un resultado, cuando depende de que el paciente sea tratado, los mismos profesionales de la salud, la gratitud de ellos nos da fuerza y nos motiva a seguir adelante.

 

E.N.D.: Así como hay pacientes agradecidos, ¿hay quienes demeritan su trabajo?

C.H.: Me gustaría enviar un mensaje de tolerancia, porque detrás de los overoles y caretas que ven las personas cuando llegan al laboratorio, hay seres humanos que tienen que abandonar a sus familias para darle una respuesta al departamento y Colombia, porque en este momento estamos ayudando a hacer país.

Entonces es muy triste cuando el paciente llega intolerante e intransigente y cree que es el único. Este es un trabajo exigente, y no es que dé tanta plata como la gente piensa, en esta crisis económica las personas dentro de su desespero juzgan mal, eso nos duele.

 

E.N.D.: ¿Cómo proyecta su empresa?

C.H.: Visualizo a Analicemos como la empresa que ha venido siendo, respondiendo al Tolima, aportando nuestro granito de arena. Nosotros tenemos una gama muy amplia de exámenes de laboratorio, analizados por profesionales altamente capacitados.

Respecto a la pandemia, tengo la esperanza de que otros laboratorios se animen a ser avalados por el INS en Tolima, es la invitación para que a corto plazo seamos más, porque la demanda es muy grande.

 

E.N.D.: ¿Cómo se define como empresaria?

C.H.: Como una mujer ‘berraca’ y persistente que siempre quiere hacer las cosas bien.

 

E.N.D.: ¿Cuál ha sido el papel de su familia en su desarrollo profesional?

C.H.: Con mi esposo hacemos un dúo perfecto, a mí se me ocurre algo y me sigue la idea, no me deja desfallecer, y obviamente sin él no hubiera sido posible crear Analicemos. Y mi hija al principio no estaba muy de acuerdo en que hiciera empresa, pero siempre está ahí.

 

E.N.D.: ¿Alguien ha sido su guía en su etapa como empresaria?

C.H.: Analicemos también se empieza a gestar por el consejo de una amiga, de la doctora Sofía Pardo, empresaria de acá que me dio ese primer empujón que a veces hace falta para animarse. Con ella estoy muy agradecida, porque sus consejos me han ayudado mucho.

 

E.N.D.: ¿Qué representan para usted sus colaboradores?

C.H.: Para mí el día 30 de cada mes es sagrado para pagarle a los colaboradores, porque Analicemos crece por este equipo de trabajo, es gente muy comprometida, que tiene la ‘camiseta’ puesta.

 

E.N.D.: ¿Le queda tiempo libre?

C.H.: En este momento no hay tiempo libre, yo inicio a las 6 de la mañana y terminó  a veces a las 2 de la madrugada. Por eso le pido disculpas a mi esposo y mi familia porque no he tenido tiempo para ellos, han habido momentos difíciles, de impotencia, pero les he dicho que me entiendan.

 

,

Los resultados de las pruebas PCR por SARS-CoV-2 los entrega el laboratorio en menos de 48 horas.

 

DATO

Antes de la pandemia Analicemos tenía 23 colaboradores entre bacteriólogos, auxiliares, administración, servicios generales, y ahora el equipo lo conforman 38 personas.

 

FRASE: “Los tolimenses pueden estar seguros de que el examen que emitimos es verídico”

EL NUEVO DÍA

Comentarios