Minhacienda ayudará al Tolima a diseñar su estrategia de protección financiera ante desastres

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAJavier Cuéllar, subdirector de Riesgos de la Dirección de Crédito Público del Minhacienda, indicó que el acompañamiento de la cartera para con el Tolima será multidisciplinario.
De manera conjunta, el Ministerio de Hacienda y la Gobernación del Tolima, lanzarán en los próximos meses el proyecto para diseñar la Estrategia de Protección Financiera del Riesgo de Desastres para el departamento. A través de esta alianza, la cartera brindará asesoría técnica, jurídica y científica.
PUBLICIDAD

El decreto 1807 de 2014, obliga a los municipios incorporar de manera gradual la gestión del riesgo en los planes de ordenamiento territorial, sin embargo, en Tolima solo ocho municipios lo han hecho, dejando en evidencia las falencias del departamento a la hora de responder a eventos desafortunados que produce la naturaleza.

El Ministerio de Hacienda desde 2017 comenzó a trabajar con los departamentos en el desarrollo las estrategias de gestión financiera del riesgo de desastres. Ahora es el turno de Tolima, que según Javier Cuéllar, subdirector de Riesgos de la Dirección de Crédito Público del Minhacienda, por parte de la Gobernación ya está el visto bueno para trabajar en este proyecto.

 

El diseño de la estrategia

El desarrollo de la Estrategia de Protección Financiera del Riesgo de Tolima, se empezaría a construir en noviembre, el Minhacienda ofrece la asesoría al gobierno departamental sin ningún costo, que de acuerdo con Cuéllar es la primera estrategia que se realizaría con un nivel superior de detalle.

“Tenemos que elaborar una estrategia hecha a la medida del departamento, porque cada región tiene sus particularidades y exposiciones en materia de riesgo. Lo que nosotros ofrecemos es transferencia de conocimiento con capacitación a funcionarios públicos, el análisis técnico que permite la formulación de la política pública, y lo más importante, un acompañamiento interinstitucional que incluye a otras entidades y ministerios”, explicó Cuéllar.

En el marco de la alianza con la Gobernación del Tolima, varios expertos internacionales que trabajan con el Banco Mundial en Washington, realizarán el respectivo asesoramiento.

Por otro lado, cabe recordar que habitualmente los municipios contratan con terceras asesorías en materia de atención de desastres porque no tienen la experiencia, o simplemente no lo hacen porque no tienen los recursos y se descuida este aspecto fundamental de la administración pública.

“Un segundo gran componente del apoyo que brindamos, está relacionado con recursos de cooperación internacional, el beneficio es que Tolima apalanque esta gran estrategia  con recursos de cooperación que nosotros gestionamos en el Ministerio”, destacó el subdirector.

El tercer aspecto, tiene que ver con la posibilidad de que la Nación en el marco de la política pública que elabora el departamento, pueda obtener productos de transferencia del riesgo, “que si lo hacen en el mercado asegurador o de capitales sería más costoso”.

 

¿Qué beneficios conlleva?

Con el pasar de los años, predecir los desastres naturales es más difícil para las entidades encargadas, por lo que la estrategia tiene objetivos primordiales. Es competencia de la unidad nacional de gestión del riesgo prevenir con obras y proyectos los desastres, y allí el departamento tiene que identificar donde se necesitan tales intervenciones.

Después está la inclusión de los planes municipales de gestión del riesgo en los Planes de Ordenamiento Territorial (POT), y uno de los fines es que todas los localidades tengan el conocimiento y capacidad de desarrollar estos planes. La meta es que a 2023 los 47 municipios cuenten con una estrategia.

“Por último, está la protección financiera para reducir la vulnerabilidad fiscal, pero lo más importante, para tener recursos que salven vidas. Hay tres fases dentro de un desastre que son críticas, la primera la atención de la emergencia, siendo obligación del Estado entrar a proveer recursos para atender de forma inmediata, el segundo, es la rehabilitación de la infraestructura pública perdida, y por último, la reconstrucción de la infraestructura pero a largo plazo”, acotó el funcionario.

Así las cosas, lo que se busca con el diseño de la estrategia, es garantizar que haya recursos disponibles para atender las tres fases de una emergencia, al tiempo que se reduce la vulnerabilidad fiscal para que un gran evento de desastre las finanzas públicas no caigan.

Una vez implementada la estrategia, el departamento tendrá la capacidad de atender una emergencia con una reasignación de presupuesto o con recursos de crédito.

“Y el otro bloque, son los instrumentos financieros, es decir, generar mecanismos de protección financiera que transfieran el riesgo fuera del departamento, para que cuando suceda el hecho el Tolima no tenga que pedir recursos de crédito sino que sean las aseguradoras las que asuman el costo”, concluyó Cuéllar.

 

DATO

El Minhacienda y la Universidad Cooperativa liderarán un conversatorio de protección financiera del riesgo de desastres con expertos del orden municipal, departamental, nacional e internacional, que se transmitirá en vivo por redes sociales el próximo miércoles 16 de septiembre.

 

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios