Las flores de exportación que se cultivaron en terrenos de proceso de extinción

Tres años después que la Sociedad de Activos Especiales (SAE) le rentara al grupo empresarial Florius Flowers la finca “La Linda”, de propiedad del extinto narcotraficante Iván Urdinola Grajales, esta semana se hizo el primer envío a Europa de más de 150 mil tallos de la especie flores de verano, para su comercialización. La finca está situada en la cuenca del Cañón de Las Garrapatas, en el departamento del Valle del Cauca.
PUBLICIDAD

A finales de septiembre de 2018, Florius Flowers llegó al país con la decisión de invertir en cultivos de flores de verano. Tras un recorrido de más de 3.000 kilómetros y de visitar varias regiones del país, los inversionistas de los países bajos lograron que la SAE les entregara en arrendamiento, a 30 años, la finca “La Linda”, en la que hoy cerca de 200 familias desarrollan actividades de floricultura. La mayoría de estas familias están conformadas por madres de cabeza de familia y viudas víctimas del conflicto armado.

Julián Andrés Pérez Betancourt, representante para Colombia de Florius Flowers, considera que la presencia de inversionistas extranjeros les ha devuelto la tranquilidad social y económica a los habitantes del municipio El Dovio, quienes han visto en ese grupo empresarial un buen aliado para mejorar la calidad de vida de los habitantes del sector.

Indicó además que “en nuestro quehacer empresarial en la región del Valle del Cauca y el departamento de Risaralda, hemos contribuido a mejorar la economía de la región y del país con la generación de empleo, el desarrollo social y el cuidado de los colaboradores”.

Florius Flowers no solo genera empleo y desarrollo en el Valle del Cauca. En Pereira, la capital risaraldense, también hace presencia generando empleo a cerca 23 familias de escasos recursos.

El gobierno nacional, a través de la SAE, aspira a replicar este tipo de concesiones con inversionistas que contribuyan a la reactivación de la economía del país y prioricen la contratación de mano de obra de población vulnerable y víctimas de la violencia. Se espera que ellos sean los mayores beneficiarios.

Raúl Vargas, Gerente de Proyectos especiales de la SAE, resaltó el compromiso de los inversionistas extranjeros y dijo que este gobierno continuará dándole confianza a la inversión extrajera.

“Para la SAE es muy importante la función social que se desarrolla en los inmuebles que están a cargo de la entidad; no solo generar recursos para el Estado, sino para las familias que allí trabajan. Esta clase de proyectos productivos generan agroindustria y más plazas de empleo en el campo, en igualdad de oportunidades. El Estado seguirá garantizando la inversión extranjera para seguir dinamizando la economía. Continuaremos dándoles seguridad jurídica a los inversionistas”, afirmó Vargas.

COLPRENSA

Comentarios