Se necesita la reforma laboral

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA.Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.
“No entendemos cómo se autorizan marchas con más de 8.000 o 10.000 personas, cuando son esas las aglomeraciones que pueden incidir en unos fuertes rebrotes y obviamente ahí sí vendría la muerte de muchas más empresas”, Cabal.
PUBLICIDAD

Una combinación de emociones se respira por estos días entre los comerciantes del país, en medio de la reactivación paulatina de la economía. Mientras son optimistas en que el fin de año, con menos restricciones, será mejor para sus negocios, también los embarga la preocupación por lo que pueda pasar con las movilizaciones programadas del paro nacional y la Minga Indígena.

Así lo manifestó el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, quien explicó que los datos más recientes de septiembre señalan que la mayor parte de las actividades comerciales mostró un desempeño ligeramente más favorable que en agosto, con una disminución en las ventas, frente al mismo periodo del año pasado, entre -10% y -20%.

Cabal, en entrevista con Colprensa, insistió a los gobiernos nacional y locales a continuar con la reactivación económica con programas y proyectos dirigidos a la generación de empleo y al salvamento y reconstrucción de las empresas, para darle un impulso más rápido a la economía.

 

- ¿Qué análisis hacen desde el gremio de la reactivación del sector en los últimos dos meses?

Veníamos de una situación muy complicada, con unos vientos de reactivación que iniciaron, pero que luego con los encierros, las cuarentenas sectorizadas y los toques de queda de alcaldes y gobernadores produjeron unos resultados bastante malos para el comercio, para el empleo, para la economía. El Dane entregó los resultados del comportamiento del comercio en agosto, con una caída del 17,1%, pero lo que es más preocupante es que es un mes peor que julio, cuando la caída había sido del 12%.

Por otro lado, para septiembre vimos unos indicadores con una ligera y lenta recuperación, digamos que no fue un mes bueno, pero fue menos malo que agosto. Según nuestras cifras, en agosto el 61% de los comerciantes tuvieron fuertes caídas, pero en septiembre ese porcentaje mejoró un poco, fue el 54%, mientras que el 21% aumentó las ventas. Estos son signos de una recuperación muy lenta, con unos sectores muy afectados, particularmente los sectores de confecciones, calzado, cuero, textiles.

 

- Teniendo en cuenta las cifras reveladas por el Dane, ¿Cree que la reactivación que se ha venido dando paulatinamente será suficiente para la recuperación de la economía?

La principal consecuencia de ese mal comportamiento de agosto fueron todas las restricciones que se dieron en muchas ciudades, producto de las decisiones de alcaldes. Por ejemplo, se ve en las ciudades más restringidas como Bogotá (20%), Bucaramanga (16,3%) y Medellín (12,7%). Qué tan buena va a ser la recuperación de octubre, noviembre y diciembre, hay una expectativa positiva, porque ya hay menos restricciones, pero de todas maneras sentimos que hay una demanda contraída, una capacidad de consumo baja, producto del desempleo, lo que no permite que esta recuperación sea muy fuerte.

 

- ¿Cree que el PAEF y las ayudas que ha aprobado el Gobierno son suficientes para salvar las empresas o cree que se necesita un apoyo mayor, sobre todo para salvar el comercio?

La extensión del PAEF la veíamos como una medida importante y bastante necesaria para aquellos sectores de comercio, turismo, de economía naranja que abrieron muy tarde o continúan cerrados, pero también hemos visto que el Gobierno Nacional y la Comisión de Reactivación de la Economía están aceptando una serie de medidas como la línea de financiación a largo plazo, a plazos entre 7 y 10 años, para empresas que todavía no han logrado esa recuperación, creemos que con ese nuevo paquete de medidas que va a sacar el Gobierno Nacional, que ya han sido acordadas con el sector privado, vamos a mejorar las condiciones.

 

- ¿Ese paquete de medidas son las que publicó el Departamento Nacional de Planeación en los últimos días en el borrador del Conpes de reactivación?

Ese borrador recoge muchas de las propuestas que hemos hecho a la comisión de reactivación. Esas son parte de las propuestas que hemos hecho desde el sector privado que son necesarias y urgentes, especialmente lo de las cargas laborales, porque hoy si queremos recuperar el empleo se necesitan una serie de medidas, pero entre ellas, una de las más importante es la reforma laboral y la flexibilización a la contratación.

 

- ¿Cuántas empresas del sector han cerrado hasta el momento, en lo que llevamos del desarrollo de la pandemia en Colombia?

Nosotros estimamos que en la pandemia cerraron, de acuerdo con nuestras encuestas, cerca de 90.000 establecimientos de comercio, sin contar los 44.000 que cerraron de restaurantes, los 36.000 establecimientos de bares, cerca de 35.000 establecimientos o negocios de economía naranja, de actividades culturales, artísticas, producción de eventos, audiovisuales, industrias creativas, ese es el estimado que tenemos hasta ahora.

 

- ¿Cómo recuperar ese empleo que se perdió con el cierre de todas estas empresas y las que aún se mantienen en la cuerda floja?

La única manera de recuperar el empleo que se ha perdido es que se dinamice un poco más la demanda. También es muy importante esta temporada del tercer día sin IVA, el Black Friday de la temporada decembrina, y, sobre todo, fortalecer las empresas que están averiadas, las que no cerraron y que continúan débiles, que necesitan seguir recibiendo esas medidas de alivio como la extensión del Paef y las líneas de financiación, con instrumentos de capitalización de las empresas, como el mercado de capitales.

Lo otro que es muy importante es no parar más la economía, todas estas protestas, la Minga Indígena, el paro del 21 de octubre, todas estas acciones van en contravía de la recuperación, en contravía inclusive de la salud y también muchas posibilidades de caer en actos vandálicos que ahuyentan al comercio y la economía y también a los consumidores. Tenemos que cuidar mucho la salud de la economía y el empleo si queremos verdaderamente que no se destruya más empleo y recuperar lo perdido.

Día sin IVA.

Tercer día sin IVA

- ¿En qué va la propuesta del tercer día sin IVA, el día de la Madre, que se suspendieron debido a la pandemia?

La decisión está en manos del Gobierno, que va a determinar las fechas, especialmente la del día sin IVA, en la cual se están superando algunos obstáculos jurídicos, pero digamos que hay una gran expectativa del comercio y de los propios consumidores en que se pueda realizar lo más pronto posible. Estas jornadas las vemos con optimismo y con ilusión, pero al mismo tiempo tenemos preocupación por lo que señalaba de la convocatoria de paros y protestas, que van en contravía de la recuperación de la economía.

 

- ¿Qué hacer para que estos hechos no se sigan presentando?

Esto depende más de las alcaldías locales, porque no entendemos cómo se autorizan marchas con más de 8.000 o 10.000 personas, cuando son esas las aglomeraciones que pueden incidir en unos fuertes rebrotes y obviamente ahí si vendría la muerte de muchas más empresas. Esto es algo contradictorio, no entendemos cómo autorizan en esta situación que está viviendo el país.

 

- ¿Alguna otra solicitud que le están haciendo al Gobierno en estos momentos?

Implementar estas medidas integrales que van directamente al fortalecimiento de las empresas que quedaron totalmente debilitadas, para que vuelvan a poder financiar sus deudas, tener capital de trabajo, hacer inversiones y, sobre todo, generar empleo, este paquete de medidas que hemos planteado en la Comisión de Reactivación son fundamentales para que pueda verse a finales del año o empezando el año próximo una recuperación más rápida que la que estamos viviendo ahora, que sigue siendo lenta.

 

- Viene la definición del salario mínimo para el cierre del año. ¿Cómo cree que se va a desarrollar esa discusión?

Este año nosotros vemos muy complicados incrementos generosos del salario mínimo, como los que se han hecho los años anteriores, porque la economía ha decrecido, la productividad también y, obviamente, el propio empleo; entonces si queremos generar empleo tenemos que cuidar mucho y mirar con ojos de la pandemia lo que se viene a futuro. Creo que este año va a ser muy complicado generar unos incrementos más allá de la inflación.

Reforma laboral.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios