El futuro incierto de Cafitolima

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Ante la mala gestión de diferentes administraciones al frente de Cafitolima, la cooperativa afronta una crisis financiera en la cual los principales damnificados son los caficultores, quienes buscan una salida. Para el Comité de Cafeteros del Tolima, la opción es que salden las deudas con la venta de un activo, a lo cual los productores se oponen.
PUBLICIDAD

Una de las cuatro cooperativas de café que existen en el Tolima, la Cooperativa de Caficultores del Tolima (Cafitolima), atraviesa su peor crisis desde que fue fundada en 1962.

Las malas gestiones administrativas han ocasionado que la empresa haya adquirido deudas que al día de hoy no han podido saldar, entretanto, un grupo de asociados busca alternativas para que la cooperativa siga siendo viable.

Uber Porras, asociado cafetero de Ibagué y Rovira, comentó: “Hace más de tres años no recibimos ningún servicio por parte de la cooperativa, pero seguimos dando el aporte de $200.000 anuales, y cumpliendo con los compromisos estatutarios”.

Según Porras, esta situación, ha provocado que la base social de Cafitolima, haya pasado de aproximadamente 900 asociados a 87 productores, quienes continúan haciendo su aporte. 

Luis Javier Trujillo, representante del Tolima ante el Comité Directivo de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), explicó: “Cafitolima siempre ha tenido el apoyo y el respaldo de la Federación Nacional de Cafeteros. ¿Qué ha sucedido?, que la cooperativa desde hace aproximadamente unos 10 años, arrastra pérdidas recurrentes. Han dado con unas pésimas administraciones”.

De acuerdo con Trujillo, la FNC le ha suministrado recursos a Cafitolima a lo largo del tiempo, “y el Comité de Cafeteros del Tolima es el fiador en términos generales de esos dineros que se le da a la empresa para que comercialice fertilizantes y compre café”.

Estos dineros son los que adeuda la cooperativa, que según el directivo ascienden a los 400 millones de pesos. “Esa plata se la descuentan al Comité, que por esta razón tiene que entrar a cobrarles a ellos”, acotó el directivo.

“El futuro de la cooperativa en mi concepto es que deben vender algún activo, porque no solo le adeudan al FNC. Así pagan lo que deben y vuelven a empezar con una cooperativa más pequeña, es la única alternativa que veo”, manifestó Trujillo.

Quieren mantener sus activos

Porras señaló que la cooperativa por sus buenos momentos logró acumular activos importantes para los cafeteros, algunos ya los han perdido, otros los que quieren mantener.

“Esos bienes tangibles son en cuanto infraestructura, nosotros tenemos una estructura para compra de café y secado en Rovira la cual es moderna. Se quieren quedar con ese bien y no devolvernos un peso a nosotros, por las deudas que han dejado los malos manejos”, comentó el caficultor.

Además, añadió que si la empresa vendiera este bien lo haría a un precio desfavorable.

“Y el bien intangible en riesgo es la prima de comercialización, debido a que tenemos acreditada la zona para comprar café”, explicó Porras.

“Nosotros con otro grupo de cafeteros vemos que la cooperativa es viable aún, pero para eso necesitamos la unión de la comunidad cafetera y las fuerzas vivas de la región, porque tenemos un radio de acción de 22 mil familias cafeteras”, concluyó el asociado.

Pagan los productores

Otro de los asociados que lidera el grupo que quiere proteger el patrimonio de la cooperativa es Maximinio Barragán, quien indicó que los afectados por esta situación son los caficultores que han hecho sus aportes por años y hoy tienen que responder por las deudas.

“Lo que discutimos es que no estamos de acuerdo con la venta de la sede de Rovira, ni fusionarnos a ninguna otra cooperativa, lo que queremos es acogernos a alguna ley de financiamiento para que nos den plazo para pagar esos dineros que despilfarraron las últimas gestiones”, señaló Barragán.

Por otro lado, dijo que la gerencia actual no ha dado a conocer la situación financiera de la cooperativa a sus afiliados, por lo que se solicita la elección de un nuevo gerente.

Otra de las problemáticas denunciadas es que los afiliados cuando se van a retirar de la cooperativa ven reducidos sus aportes sociales en un gran porcentaje.

EL NUEVO DÍA

Comentarios