“La actividad industrial requiere el diseño de una política”: Lara

Crédito: Hélmer Parra - EL NUEVO DÍA
La Gerente de la Andi seccional Tolima, indicó que la reactivación económica del departamento avanza a buen ritmo, sin embargo, hizo un llamado a la ciudadanía para que se comprometa con el autocuidado.
PUBLICIDAD

Para María Cristina Lara de Valencia, gerente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) seccional Tolima, los proyectos de infraestructura que tendrá el departamento en los próximos años deben ser priorizados para recuperar la economía.

Por otra parte, dijo que el InvestTolima, recientemente puesto en marcha, es la herramienta idónea para atraer inversionistas al territorio tolimense.

En diálogo con EL NUEVO DÍA, Lara habló de la industria tolimense, la brecha laboral y las opciones para recuperar el empleo.

Preguntas y respuestas

EL NUEVO DÍA: ¿Quién es la gerente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) en Tolima?

María Cristina Lara: Nací en Ibagué y terminé mi educación secundaria en el Colegio La Presentación, después me gradué como ingeniera de alimentos en la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Asimismo, cuento con varias especializaciones y una maestría en Innovación para el desarrollo empresarial del Tec de Monterrey.  

Fui presidente del Comité de Gremios Económicos y pertenezco a varias juntas y consejos directivos de empresas del sector público y privado, también soy miembro del Consejo Superior y el Consejo de Fundadores de la Universidad de Ibagué. Me casé con Luis Fernando Valencia hace 25 años y tengo dos hijos, Andrés Felipe y Daniel Mauricio. 

E.N.D.: A nivel personal y como dirigente gremial, ¿cómo la ha impactado la crisis ocasionada por el Covid-19?

M.C.L.: A nivel gremial ha sido un desafío poder mantener en operación las empresas de tal manera que se garantice el abastecimiento de materias primas, la distribución de los productos, bienes y servicios, así como la movilidad de los colaboradores, proveedores y toda la cadena de logística para que no falten productos en los centros de consumo.

En el apoyo a los empresarios para alcanzar este fin, la Andi ha venido desplegando una intensa gestión en diversos frentes. Para mencionar uno de ellos cito la elaboración, en marzo del 2020, del documento guía para la continuidad de negocios durante el Covid-19.

En lo personal, ha sido una oportunidad que Dios me ha regalado para confirmar que  mi vida, mi familia, mi trabajo y toda mi confianza está en sus manos, para decirle: Jesús me fío de ti. 

E.N.D.: ¿Cómo avanza la recuperación del sector productivo en el departamento?

M.C.L.: La reactivación tanto del departamento como del país se puede verificar en el Índice de Seguimiento Económico, donde la variación anual de cada mes demuestra que el momento más crítico del país y sus regiones fue en abril (variación anual de -20,2%), y gradualmente la variación negativa ha sido menor cada vez, lo que es sinónimo de recuperación económica.

En el departamento un indicador que puede ilustrar la reactivación económica es la situación en producción, ventas y empleo del sector industrial. Según el Dane, si comparamos los datos de agosto de 2020 con los del 2019, Tolima presenta un buen comportamiento en tres rubros. En producción reporta un crecimiento de 1,8%, en ventas 2,3% y en empleo -2,0%.

Todas estas cifras están por encima de los registrados a nivel nacional, lo que demuestra el buen momento de la industria del departamento.

E.N.D.: ¿Cuáles han sido los sectores más afectados por la pandemia?

M.C.L.: Para empezar, se debe traer a colación que el impacto en general recibido por la economía colombiana no tiene precedentes en la historia reciente. La variación anual del PIB del segundo trimestre de 2020 versus el segundo trimestre de 2019 fue del orden de -15,7%.

Entrando en un análisis sectorial, los sectores más golpeados en el segundo trimestre fueron: comercio, reparaciones, transporte y otras, con una caída de -34,3%; actividades artísticas, de entretenimiento y recreación con una variación de -37,1%; y construcción con un decrecimiento de -31,7%.

Esta situación es preocupante debido al peso que tienen el comercio y la construcción dentro del PIB nacional y también a su relevante capacidad de dinamizar la economía.

E.N.D.: La Andi en el decálogo para la reactivación empresarial del Tolima propone la dinamización de proyectos, ¿cuáles son esos proyectos que se deben acelerar y contar con recursos?

M.C.L.: Los proyectos de infraestructura, entendiendo en esta categoría la construcción no solamente de vivienda sino los equipamientos como aquellos destinados para la educación, salud, agua, transporte, vías, puertos fluviales, etc.

A manera de ejemplo, la construcción en su estructura de costos genera encadenamientos hacia atrás del 56% con la industria manufacturera, y hacia adelante con los consumidores genera encadenamientos del 66,2%.

En el mismo sentido, el sector manufacturero es estratégico en la dinamización de la economía,  por el alto impacto que genera en un amplio número de sectores.

E.N.D.: ¿Cómo califica el manejo de la crisis a nivel económico que han hecho el Gobernador y el Alcalde de Ibagué?

M.C.L.: La administración municipal y departamental tomaron oportunamente las medidas necesarias que permitieron preparar el sistema de salud para atender la emergencia sanitaria y desde el inicio de la misma, entendieron las necesidades y particularidades de la operación de las empresas que abastecen productos, bienes y servicios  prioritarios.

La Andi Seccional Tolima- Huila reconoce el esfuerzo y gestión que viene adelantando la Alcaldía de Ibagué, para buscar un balance entre la función prioritaria de preservar la vida y la salud de sus habitantes, con el desarrollo de las actividades laborales y productivas de los ciudadanos.

E.N.D.: La Andi a final de año defendió los alivios tributarios en impuestos como el predial, ¿pero cuáles son esos alivios que necesita ahora la empresa a nivel local para recuperarse de la crisis?

M.C.L.: La compleja situación que atraviesa el sector empresarial es un problema de ingresos que se refleja en el flujo de caja, y también es claro que para la reactivación económica se  necesitan recursos tanto privados como públicos. En ese orden de ideas, desde la Andi pensamos que un gran alivio sin que se deterioren las finanzas públicas es ofrecer a los contribuyentes  la posibilidad del pago de sus obligaciones tributarias locales diferidas en el tiempo sin interés de financiación y manteniendo los incentivos.

En el mismo sentido es muy importante revisar la tarifa de alumbrado público que para el caso de Ibagué es de las más altas del país.

E.N.D.: ¿Qué debe hacer Tolima para atraer inversionistas?

M.C.L.: Todos los países están en competencia por el capital y en el país también hay una competencia fuerte por atraer la inversión. Por lo tanto, corresponde diseñar una estrategia que permita hacer una búsqueda activa de inversionistas en el cual InvestTolima, recientemente puesta en marcha, es la herramienta idónea para alcanzar este fin y ubicar en el mapa de la inversión el territorio tolimense.

De otra parte, el Covid-19, puso en evidencia para las grandes economías del mundo, la necesidad de tener cadenas de abastecimiento más cortas y diversificadas en su origen; por lo tanto Colombia se convierte en una muy buena opción para la relocalización de inversiones y el Tolima debe estar como un jugador en el mapa.

E.N.D.: ¿Percibe que las mujeres están asumiendo cada vez cargos de mayor relevancia en el departamento?

M.C.L.: El hecho de que las mujeres asuman cada vez cargos directivos tanto en el sector privado como público en el departamento es central para cerrar las brechas de género. A nivel nacional tal como lo demuestran estudios como el desarrollado por CESA, solo el 17% de los cargos directivos de organizaciones son ocupados por mujeres.

De otra parte, existen otros estudios que muestran mejoras en este sentido como es el ranking PAR, donde las participaciones aumentan hasta un 25%. Lamentablemente no tenemos estos datos para el departamento, sin embargo, los anteriores nos sirven como referente.

En consecuencia, hay que avanzar hacia la equidad en la medida que se genera un importante espacio para quienes tienen aportes para hacerle a una sociedad, que cada vez más necesita la complementariedad en el análisis y resolución de situaciones desde las diferentes perspectivas que otorga el género.

E.N.D.: El desempleo es tal vez la principal problemática de Ibagué, pues se resiente todo el sistema económico y social, ¿qué hacer?

M.C.L.: El gran reto que tiene la región es sin duda generar empleo. Urge tomar acciones de corto plazo que permitan generar rápidamente empleo buscando las sinergias entre sector público y privado para acelerar los proyectos de infraestructura.

E.N.D.: ¿Cuál es la principal necesidad de la industria tolimense?

M.C.L.: Hay una necesidad de diseñar políticas sectoriales, y en el caso de la realidad local, la actividad industrial requiere el diseño e implementación urgente de una política que permita trazar la ruta para dinamizar esta actividad.

E.N.D.: El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, ha dicho que la cultura ciudadana estricta debe ser el camino para no volver a las cuarentenas, ¿qué opina de la cultura ciudadana tolimense, en qué debe mejorar?

M.C.L.: Así es, de  la cultura y la disciplina de nosotros como individuos depende superar esta prueba en la que nos encontramos inmersos. En nuestra tierra considero que debemos comprometernos aún más con el autocuidado,  ya vendrán tiempos para reunirnos con los amigos, para volver a hacer fiestas, por ahora es momento de cuidarnos y cuidar a quien está a nuestro lado.

E.N.D.: Muchas empresas en el camino de adaptarse a esta crisis han encontrado oportunidades, ¿qué consejo les daría para mantenerse?

M.C.L.: El principal reto es la continuidad de la actividad empresarial y para ello es necesario encontrar aquellos productos, bienes y servicios que atiendan a esas nuevas circunstancias de la población. Igualmente, hay que reconocer los mercados utilizando la tecnología y la innovación como vehículos para alcanzar esa meta.

Dato

La Andi en Tolima tiene asociadas 31 empresas de las cuales el 63% corresponde al sector manufactura, el 30,5% a servicios y el 6,5% a servicios financieros y seguros.

EL NUEVO DÍA

Comentarios