Los desafíos del sistema moda del Tolima

Crédito: Tomado de IN&M / EL NUEVO DÍADurante el foro los panelistas coincidieron en que para fortalecer la industria local se deben regular las importaciones.
En un foro organizado por Ibagué Negocios & Moda, quedó en evidencia la afectación del sector textil a causa de la caída de los precios de los productos en medio de la pandemia, a lo que se suma la falta de hilo para confeccionar.
PUBLICIDAD

En el Tercer Foro de la Industria de la Moda organizado en el marco de la onceava versión de  Ibagué Negocios & Moda, se realizó un análisis profundo de la situación del sector textil-confección.

Del evento participaron Saúl Pineda, viceministro de Desarrollo Empresarial; Juan Diego Becerra, presidente de Raddar; Pablo Artunduaga, gerente de Praxedis Artunduaga; y Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCCyA).

Pineda abrió el foro refiriéndose a la importancia del sistema moda en Colombia, que tiene una participación de 8,5% en el PIB industrial. Seguido, manifestó que el cambio de las tiendas físicas a las digitales se aceleró en al menos cinco años.

En este punto hizo hincapié en la necesidad de la transformación digital de las empresas, por lo que recordó la oferta en materia de programas que tiene el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. De acuerdo con el Viceministro, las compras públicas se convirtieron en dinamizador del sector, por lo que hizo un enfático llamado al sector local.

“En este momento de ruptura de las cadenas globales de valor tenemos oportunidades grandes para escalar la producción nacional, y fortalecer las alianzas entre productores y proveedores. Con Compra Lo Nuestro ya hemos atendido 1.789 empresas del sistema moda, pero la cifra que quiero remarcar es que no hay ninguna del Tolima, por eso tenemos que activar en el marco de esta feria el aprovechamiento de ese canal virtual”, indicó Pineda.

 

El sector en Tolima

A parte de la crisis ocasionada por el Covid-19 en el sector industrial, el empresario Pablo Artunduaga explicó algunas problemáticas que ya arrastraba el sistema moda en el departamento.

El gerente de Praxedis, indicó que la evolución del proceso productivo de la confección en Tolima pasó por la maquila, elaboración de marca propia, venta directa de marca propia y exportación.

“La maquila es la más quedada, hay deficiencias grandes, y un factor esencial para que aumentemos la capacidad de producir está en cuidar este proceso”, comentó Artunduaga.

Respecto a la cadena algodón-textil-confección, manifestó que el hilo está escaso porque no hay mayor producción local, y la materia prima importada tampoco está llegando. En el Tolima se cultivaban 70.000 hectáreas (ha) en algodón en 1985, en 2020 la producción apenas alcanza las 2.000 ha.

“Se nos agotó el hilo en Colombia, puesto que el cultivo de algodón es decreciente, sin embargo, el Tolima tiene uno de los algodones de mejor calidad del país”, agregó Artunduaga.

Finalizó diciendo que exportar productos terminados, debe ser el gran desafío de las textileras locales.

 

Otros desafíos

Por su parte, Juan Diego Becerra, presidente de Raddar, señaló que en el gasto de los hogares de Ibagué los productos del sistema moda pesan un 3,7%, “esto ha venido cayendo por el exceso de ofertas, quitando valor a la categoría”.

En este sentido, Becerra dijo que hay que cambiar el “chip”, y buscar otras alternativas para que los consumidores gasten más en productos de la cadena.

Entre tanto, Camilo Rodriguez, presidente de la CCCyA, hizo un llamado al Gobierno nacional para revaluar los tratados de libre comercio, así como a fortalecer la industria algodonera.

 

DATO

La capacidad mensual de la cadena textil-confección en Tolima es de 2.500.000 unidades.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios