Tolimense e hija de agricultores, ganó beca Bbva y Bancamía

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍALos padres de Karen Andrea se dedican al cultivo de la guanábana y a la venta de la pulpa de esta fruta.
La semana pasada Karen Sarmiento Granados se graduó como bachiller y tenía planeado devolverse a su finca en Fresno, ahora podrá estudiar en cualquier universidad del país, gracias a ser acreedora de una de las cinco becas ‘Transformando Realidades’.
PUBLICIDAD

De niña, Karen Andrea Sarmiento Granados ayudaba a sus padres en la vereda Aguas Claras, en Fresno, a cultivar guanábanas, maracuyá y otros productos; gracias a esa labor de sus padres, culminó su bachiller, y se hizo acreedora de una de las cinco becas que entregó en el país Bancamía y Bbva.

La beca es un premio al esfuerzo, una oportunidad por las ganas que Karen y su familia pusieron para salir adelante, pues la vida de esta tolimense ha sido difícil, ya que al vivir en zona rural, hubo un momento en que pensó que no iba a poder graduarse, sino quedarse en el grado noveno.

Esta redacción dialogó con Karen Andrea, y lo primero que responde es su orgullo por ser hija de padres campesinos, de lo que ha hecho para salir adelante, pues la primaria y hasta noveno cursó en la vereda Aguas Claras, donde debía caminar largos trayectos a pie, debido a las dificultades en el transporte escolar rural.

“Para terminar décimo y undécimo me tocaba ir a la zona urbana, y ahí se me complicó todo porque en el pueblo (Fresno), no conocía a nadie y yo quería ser bachiller, pero no sabía cómo, pues desde mi vereda es lejos el casco urbano.

“En busca de soluciones para seguir mis sueños, que poco a poco obtengo, mi tía Luz Marina, quien vive en Bogotá, me brindó su vivienda terminar mis estudio; la semana pasada me gradué y ya tengo mi diploma”.

 

La beca

Cuenta Karen Sarmiento, que en octubre un asesor del banco que ayuda a sus padres a obtener créditos para la microempresa familiar de pulpa de guanábana, les contó acerca de la beca ‘Transformando Realidades’ y decidieron inscribirse.

Su madre Jackeline Granados Rodas inició con su esposo los trámites, y hace dos semanas recibieron la grata noticia de que había sido seleccionada, entre 610 estudiantes de Colombia, para continuar sus estudios superiores en la universidad que desee.

“Eso fue una emoción muy grande, es impresionante porque estar entre los cinco elegidos, es la gracia de Dios, esto despierta otra vez mis sueños, seguir luchando y decir yo puedo”, cuenta Karen.

Ahora, esta estudiante fresnense desea estudiar Economía, pues espera hacer crecer el negocio familiar, ayudar a generar empleo y aportar al desarrollo del Departamento.

“En mi vida académica, la matemática es en lo que mejor me va, me llama la atención y he desarrollado habilidad en ella, por otra parte, al terminar la carrera, impulsaría el negocio de mi mamá, expandir el negocio con estrategias que ayuden a impulsar el Tolima”.

 

Transformaron un sueño

Las entidades Bbva y Bancamía, informaron que las becas cubrirán el valor de los semestres universitarios y, además, comprenden un auxilio para la manutención mensual del estudiante. Adicionalmente, cada uno de los ganadores recibirá un computador para adelantar sus estudios.

“La educación superior representa un valor importante en el cambio de la vida de las personas, mucho más en poblaciones vulnerables donde el sueño de ir a una universidad se convierte en la meta de una familia, con impacto en toda una comunidad. 

“Con el propósito de facilitarle a un grupo de microempresarios/as el progreso académico de uno de sus hijos/as, Bbva y Bancamía crearon la beca ‘Transformando Realidades’, como un reconocimiento al esfuerzo, dedicación, creatividad y disciplina de los emprendedores que atiende el Banco de las Microfinanzas”, según comunicado.

Quiero impulsar la vereda Aguas Claras, ese pueblo poco mencionado. Me siento orgullosa de este triunfo, de esta oportunidad del banco.

Karen Sarmiento Granados, estudiante tolimense.

Generales

ANTONIO GUZMÁN OLIVEROS

Comentarios