‘Es un entierro para el turismo pedir que no vengan al Tolima’: Jaime Alberto Cabal

Crédito: Jorge Cuéllar - EL NUEVO DÍAJaime Alberto Cabal, presidente Nacional de Fenalco.
Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco Nacional, consideró que es una equivocación del gobernador Orozco pedirle a los turistas no visitar el departamento ya que ese sector viene aplicando las medidas de bioseguridad con rigor.
PUBLICIDAD

A pocos días de que termine el año, ¿se cumplirán las expectativas de ventas que se fijaron para la temporada navideña?

Para poder alargar la temporada decembrina, Fenalco propuso el adelanto de las primas, se articuló con el Gobierno para el tercer Día sin IVA y vino el ‘Black Friday’. El comportamiento de las ventas en noviembre reflejó un crecimiento del 3% y una recuperación importante de empleos. Sin embargo, en estas semanas del 24 y 31 de diciembre, creemos que no se van a cumplir las previsiones que teníamos, básicamente por las medidas restrictivas que se han tomado en muchísimas ciudades del país: pico y cédula, pico y género y toques de queda. Este tipo de medidas no contribuyen en nada a esa recuperación tan anhelada, tanto del comercio como de la actividad productiva y el empleo.

 

En números, ¿cuál ha sido el comportamiento de las ventas?

La verdad es que este año ya se perdió. El interés de los comerciantes ha sido sobrevivir, recuperar en este último trimestre gran parte de lo que perdieron durante el periodo de marzo a agosto y, obviamente, empezar un año nuevo con mucha ilusión de recuperación, pero tenemos una gran incertidumbre frente a lo que vaya a pasar.

 

Volviendo a las medidas adoptadas por alcaldes y gobernadores, ¿se puede decir que definitivamente no se pudo conciliar ese dilema de salud o economía?

Si se aplicara la autoridad se podría conciliar. Con todo respeto, el problema de Colombia es que muchas veces los alcaldes y los gobernadores, ante la incapacidad de controlar el orden público, el cuidado de las personas, las aglomeraciones y los vendedores informales en la calle, no les queda más remedio que aplicar restricciones a los establecimientos formales que sí cumplen con los protocolos de seguridad.

 

¿Cómo analiza Fenalco el escenario de la informalidad en el Tolima y cuál sería una estrategia para combatir esta problemática?

La informalidad en el Tolima ha avanzado muchísimo, particularmente en Ibagué, que tiene una de las tasas de desempleo más altas de Colombia. Ese papel de la formalización le corresponde a la Cámara de Comercio, pero lamentablemente no lo está haciendo. Es fundamental que las cámaras de comercio asuman el papel de la formalización y de la legalización de muchos comerciantes y empresarios. A nivel nacional hemos propuesto un plan al Gobierno que incluye dar dos años de periodo de gracia a aquellos que se formalicen y, a cambio, no se les cobre impuestos para que puedan tener los beneficios de la legalización.

 

¿Cuál es la radiografía del comercio en Ibagué?

La radiografía de Ibagué no es muy diferente de lo que está pasando en el país: una lentísima recuperación en septiembre, un mejoramiento de las ventas en octubre, un muchísimo mejor comportamiento en noviembre y un diciembre muy incierto al cierre con estas medidas restrictivas.

 

¿Qué opinión tiene del pedido del gobernador Ricardo Orozco a los turistas para que no vengan al departamento?

Repito: lamentablemente se toman medidas restrictivas en contra de los establecimientos que han hecho inversiones cuantiosas en bioseguridad, que han sacado sellos y certificaciones como los centros comerciales y hoteles, que han hecho inversiones en tecnología que respetan los protocolos. De modo que decirles que no vengan en esta época es un entierro de tercera para estos establecimientos y negocios del turismo.

Es fundamental pensar que el problema no está allí. Esa es la gran equivocación que hay: creer que el coronavirus se contagia por la demanda y la oferta de productos y servicios de establecimientos formales que sí cumplen con todos los protocolos. El problema está en las aglomeraciones en la calle, en las zonas de comercio informal y las fiestas clandestinas en los barrios donde la autoridad no se ejerce. Estamos confundiendo los valores y la aplicación de la autoridad y la ley.

Lea también ---> "Invito a los ciudadanos a que se queden en casa y no vengan al Tolima porque estamos en el pico de la pandemia": Gobernador Orozco

 

Se advierte una nueva reforma tributaria del Gobierno Nacional. ¿Cuál debe ser la esencia de ese proyecto?

No proyecto. Colombia no aguanta una reforma tributaria con un sector empresarial deteriorado. No es oportuno ni necesario en este momento. El Gobierno tiene mano para financiarse de otras formas: por ejemplo, reducir el tamaño del Estado para ahorrar gastos administrativos o financiándose internacionalmente o a través del Banco de la República.

 

¿Qué proyecciones tienen para inicio de 2021?

Muy inciertas. La economía podría tener un rebrote de crecimiento, pero hay muchos factores que inciden: qué va a pasar con el Covid-19, las restricciones, la vacunación, la reforma laboral, la reforma tributaria, el año político. Son demasiadas incertidumbres reunidas como para tener una previsión clara de si va a ser un año positivo para la economía o no. Somos optimistas, pero muy moderados.

 

Salario mínimo, jornada laboral y Día sin IVA

En relación con las discusiones sobre el salario mínimo, usted dijo que las centrales obreras están en un extremo idealista. ¿Sigue pensando igual?

Sí. Las centrales obreras tienen una agenda política. No tienen espíritu de concertación ni negociación. Lo mejor para las centrales es que no haya acuerdo y, de esa manera, pueden mantener esa agenda política. El sector empresarial, a través de los gremios, hemos hecho un esfuerzo gigantesco por proponer un ajuste al salario mínimo responsable y prudente de 2.7%, que permita de alguna manera tener unos puntos por encima de la inflación y darle poder adquisitivo a los salarios, pero también cuidar los costos laborales para que las empresas puedan recuperar el empleo perdido en la pandemia y generar nuevos puestos. Estamos esperando el decreto del Gobierno, que ojalá sea prudente en el alza del salario mínimo.

 

¿Cómo se proyecta el Día sin IVA para 2021?

El presidente Duque comparte la visión de que se vuelva política de Estado los días sin IVA. Por lo pronto, de acuerdo con la Ley de Crecimiento Económico, que está vigente hasta junio de 2021, presumimos que los tres días sin IVA probablemente pueden ser en el primer semestre, a no ser que acordemos otro proyecto de ley en consenso con el Gobierno para que una nueva ley reglamente los tres días sin IVA como lo pidió Fenalco en su comienzo: espaciados uno entre otro y que fueran aproximadamente cada cuatrimestre.

 

Fenalco ya ha dicho que se opone al proyecto del expresidente Álvaro Uribe que reduce la jornada laboral, pero avanza bien en su trámite en el Congreso. ¿Qué opina al respecto?

Es un proyecto inoportuno y peligroso para el sector empresarial, que incrementa los costos laborales en más de un 26%, que no permite la generación de empleo, que no se debe presentar aisladamente sino que debe liderar el Gobierno con una gran reforma a la legislación laboral.

Hay que mirarlo dentro de un contexto: por ejemplo, por qué reducción de la jornada sin reducir los costos de horas extraordinarios de dominicales y festivos, por qué reducción sin habilitar la contratación por horas como lo hemos planteado dentro de un nuevo régimen laboral. Es decir, es un proyecto aislado que carece de lógica y popularidad, no solamente dentro de los empresarios sino de los sindicatos. La Cámara, donde se va a debatir en tercer y cuarto debate, debe escuchar lo que dice la voz del pueblo.

 

¿Consideran que debería extenderse hasta finales de 2021 el programa de apoyo a la nómina? ¿Ha sido efectivo?

El subsidio a la nómina fue una propuesta de Fenalco, por tanto estamos de acuerdo con que ha sido efectivo para los empresarios, porque le permitió a los empresarios poder seguir sin despidos, pagando sus nóminas. Volver a extenderlo va a depender de cómo va el comportamiento y la situación del Covid-19 en el primer trimestre. Si volvemos a tener cierres, confinamientos, medidas restrictivas, como ya las empezamos a ver, seguramente el tercer trimestre va a ser muy preocupante y con consecuencias económicas y sociales para los empresarios y los trabajadores.

 

Destacado

El Presidente de Fenalco dijo que el proyecto de acuerdo que otorga beneficios tributarios en impuestos como ICA, Predial y Avisos y Tableros es importante, pero se debe focalizar dentro de las vocaciones de la ciudad al tiempo que realizar una estrategia de atracción de inversión nacional e internacional.

 

Dato

Fenalco Tolima señaló que durante la pandemia en Ibagué se perdieron cerca de 50.000 puestos de trabajos en Ibagué, pero se han recuperado la mayoría de ellos. El gremio estima que faltan entre 10.000 y 11.000.

EL NUEVO DÍA

Comentarios