Un 2020 agridulce para la economía tolimense

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Este año entró en operación el esperado túnel de La Línea, la crisis económica provocó un desempleo histórico, se aseguraron los recursos para el Setp, arrancaron proyectos e iniciativas de interés, todo en un contexto adverso al que tuvo que adaptarse la región.
PUBLICIDAD

El túnel de La Línea al fin vio la luz

A las 5:00 p.m. del 4 de septiembre de 2020 comenzó a funcionar el Túnel de la Línea ‘Darío Echandía Olaya’, la megaobra que nació como idea a principios del siglo XX y que 100 años después se empezó a construir. Considerada la obra de infraestructura más importante del país, por la empresa que supuso atravesar la Cordillera Central, el túnel ubicado entre Tolima y Quindío ahora es el más largo de América Latina, con 8,65 kilómetros.

En un evento inaugural que presidió el presidente de la República Iván Duque, al que asistieron diferentes personalidades, se oficializó la puesta en operación del túnel que conecta al centro de Colombia con el Eje Cafetero. El transporte de carga, el turismo y en general la economía tomaron un nuevo impulso en medio de la crisis causada por la pandemia.

Cabe recordar que la obra estuvo abandonada desde noviembre de 2016 y, casi por dos años, los trabajos se realizaron a ritmos muy bajos debido a los litigios legales con el primer contratista. Finalmente, en diciembre de 2018 se aprobaron los recursos para reactivar y garantizar la terminación del proyecto.

Los principales beneficios de la obra son: disminución de la accidentabilidad, ahorro de más de 270.000 millones de pesos anuales en costos de logística del transporte y reducción en tiempos de viaje en aproximadamente 50 minutos en condiciones normales.

El Gobierno nacional tiene previsto en abril de 2021 habilitar la totalidad del proyecto del Cruce de la Cordillera Central, del cual hace parte el túnel de La Línea y que abarca 30 kilómetros de doble calzada entre Cajamarca y Calarcá.

 

Proyectos viales que cambiarán la conectividad

Tras más de cinco años de ser adjudicado el proyecto Cambao-Manizales a la Concesionaria Alternativas Viales, en septiembre de este año el Gobierno nacional, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), inició las actividades de rehabilitación y mejoramiento de 76,9 kilómetros que tiene el corredor vial.

Este proyecto que dio varios tumbos, se puso en marcha luego de que la concesionaria lograra una conciliación con la ANI en 2019, sin embargo, este año un fallo del Tribunal Superior de Ibagué volvió a poner en duda la intervención.

Finalmente, un nuevo fallo emitido en noviembre, ahora de la Corte Suprema de Justicia, dio vía libre a la intervención. Esta vía ha sido una de las más requeridas por los habitantes del norte del Tolima, puesto que permitiría mejorar la relación económica de la región con Caldas en todos sus niveles.

De otro lado, en febrero se puso en funcionamiento 6,8 kilómetros de segunda calzada de la variante de Gualanday, que incluye el viaducto de Gualanday II, el más extenso del proyecto de Tercera Generación (3G) Girardot-Ibagué-Cajamarca.

En esta misma línea, la segunda calzada entre Ibagué y Cajamarca presenta una ejecución del 44%. En marzo de 2021 iniciaría la operación y mantenimiento del tramo que comprende Combeima y Coello Cocora, y desde este último punto hasta Cajamarca, la ANI estima que entre en funcionamiento en abril de 2024.

Cuando estas obras finalicen, el tiempo de recorrido entre Ibagué y Cajamarca para un vehículo liviano será de 30 minutos, y para uno de carga podría ser de una hora.

La autopista de cuarta generación que sí entró en funcionamiento en su totalidad, fue Girardot-Honda-Puerto Salgar, que tiene una extensión de 190 kilómetros y una inversión de 1,95 billones de pesos.

 

Moderna planta de arroz funciona en Espinal

En el segundo semestre de 2020 entró en operación una nueva planta de secamiento, almacenamiento y trilla construida en Espinal por la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz. Esta es una de las construcciones más modernas del país, con la cual el departamento da un salto en competitividad.

Por su ubicación estratégica, beneficiará de manera directa a los productores del centro, especialmente a los municipios de Espinal, Suárez, Guamo, Saldaña, Purificación, Prado, Natagaima, Ibagué, San Luis, Venadillo, Alvarado, Lérida y Armero, pero también a zonas arroceras del Huila.

El principal objetivo de esta planta es que el agricultor tenga la posibilidad de secar, trillar y vender el arroz en blanco. Además, allí lo pueden empaquetar bajo una marca propia, por lo que en un solo lugar los productores pueden participar de todo el proceso de comercialización obteniendo ingresos adicionales.

 

De las ciudades con más deflación

En el acumulado de enero a noviembre Ibagué registró un Índice de Precios al Consumidor (IPC) de -0,26%, siendo junto a Neiva, las únicas ciudades de Colombia que reportan deflación en lo corrido del año.

A parte de la debilidad del mercado laboral, que influye en que la oferta baje sus precios debido a la disminución en los ingresos de los ciudadanos, por los descuentos otorgados por las instituciones de educación superior para retener estudiantes, se explica el resultado.

Las prendas de vestir y complementos por su bajo valor,  también jalonaron la deflación, sin embargo, los precios de bebidas y alimentos se mantuvieron estables.

 

Cambio de timonel en los Gremios Económicos

8

En 2020 el empresario del sector textil, Jairo Arias, fue elegido como presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Ibagué y como presidente del Comité de Gremios Económicos del Tolima.

Desde estos dos cargos, Arias ha liderado las propuestas del sector empresarial frente a los gobiernos locales y el nacional para reactivar la economía, todo esto,  en medio de una crisis sin precedentes.

Por otro lado, Jaime Murra, gerente General del Grupo Diana, fue elegido como presidente de la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) seccional Tolima - Huila.

 

Desempleo histórico en Ibagué

1

Una de las consecuencias que dejó el Covid-19 en la capital del Tolima fue la grave afectación del mercado laboral, debido al cierre de la mayoría de los sectores y el poco movimiento económico provocado por los períodos de confinamiento. Es así que Ibagué registró la tasa de desempleo más alta de su historia para el trimestre abril - junio, llegando a 37,6%.

En ese lapso los desempleados ascendieron a 91 mil, siendo una de las causas, la incidencia de la población informal que no pudo salir a trabajar. Para contrarrestar esta situación, se unieron la Alcaldía de Ibagué, la Gobernación del Tolima y el Sena para gestionar la llegada de la compañía francesa Teleperformance, la cual generará 1.000 empleos.

Por otro lado, Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), sugirió al municipio trabajar en una estrategia de formalización empresarial e identificar nuevas actividades que puedan generar empleo para los jóvenes, la población más damnificada en términos laborales.

Lo positivo, es que desde junio la ciudad ha recuperado su dinámica económica, y los desocupados descendieron a 62 mil. Aunque la incertidumbre se mantiene ante un virus que no da tregua, el panorama es un poco más alentador para los empresarios de cara al 2021.

 

Tolima en el Eje Cafetero

4

En septiembre el gobernador, Ricardo Orozco Valero, oficializó durante la Cumbre de Gobernadores organizada por la Federación Nacional de Departamentos, la intención de que el Tolima fuera integrado a la Región Administrativa de Planeación RAP del Eje Cafetero, la cual había sido bien recibida por sus homólogos y líderes gremiales de la región.

Tres meses después, la Cámara alta a través de la Comisión de Ordenamiento Territorial, COT, aprobó que el departamento compartirá región administrativa con Caldas, Risaralda y Quindío.

De esta manera, para la ‘Tierra Firme’ se abre una posibilidad de desarrollo, sobre todo para el sector cafetero y de turismo, destacándose que ahora las distancias son más cortas entre las regiones. Asimismo, surgen las oportunidades de impulsar un plan de abastecimiento Tolima-Bogotá y Tolima-Valle del Cauca.

 

Presupuesto récord para el departamento

Dentro del Presupuesto General de la Nación (PGN) aprobado para 2021, en el regionalizado, se le asignaron a Tolima $1 billón 177 mil millones, lo que representa un aumento de 36% respecto a 2020.

Esta es una cifra histórica para el departamento, por lo que el reto de la Gobernación y los alcaldes será agilizar proyectos para que estos recursos sean aterrizados en la región.

Entre las obras destacadas está la construcción del Centro de Desarrollo Deportivo Regional en Altura de Murillo, la intervención de los aeropuertos de Ibagué, Mariquita y Flandes, y la inversión en las vías del sur del Tolima.

Por otro lado, el gobernador, Ricardo Orozco, sancionó una partida presupuestal de $1 billón 047 mil millones, recursos que servirán para construir el coliseo acuático en el Parque Deportivo, pavimentar 100 vías en Ibagué y ejecutar proyectos de infraestructura.

 

Alianza Logística Tolima, una nueva iniciativa

Con el fin de formalizar una estrategia para sacarle provecho a la vocación logística del departamento, que tanto ha sido divulgado pero poco explotada, este año en un encuentro, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, el gobernador Ricardo Orozco, el alcalde, Andrés Fabián Hurtado, el Sena y los gremios, firmaron la conformación de la Alianza Logística Regional del Tolima (ALRT) “Tolima centro logístico de Colombia”.

De esta manera, el Gobierno nacional reconoce como un corredor logístico de importancia estratégica para el país al departamento, y la iniciativa se constituye como articulador de los actores públicos y privados en la gestión de las acciones relacionadas con el flujo de carga y comercio.

Sin embargo, para complementar y darle uso a este corredor en toda su magnitud en 2021, la dirigencia gremial coincide en que las vías terciarias y secundarias que conectan con las autopistas principales, deben ser arregladas para sacar ventajas competitivas en materia agrícola.

 

Textileros a la expectativa

A pesar de reactivarse rápidamente, con la disminución de la demanda los textileros ibaguereños también se vieron golpeados. Aunque no hay un estimado exacto de los empleos que se perdieron y los talleres que cerraron, lo cierto es que la crisis redujo su capacidad.

Ante todo esto, salió a relucir la creatividad del gremio, la unión y perseverancia, que permitió desarrollar la onceava versión de Ibagué, Negocios & Moda, que este año, debido a la pandemia, se realizó de manera virtual.

Uno de los anuncios más importantes que realizó Cormoda, es que el sistema moda del departamento va a contar con el primer Market Place, cuyo nombre será TolimaModa.com, allí, los empresarios podrán ofertar sus productos al público.

Asimismo, la rueda de negocios fue el punto de partida de nuevos contactos y oportunidades, donde se proyectaron negocios por $10.992.840.000 para el 2021.

No obstante, en el último trimestre del año las grandes cadenas del país volvieron a contratar maquila local para elaborar sus producciones.

 

Sistema Estratégico de Transporte de Ibagué es una realidad

11

Después de varias idas y vueltas entre el Gobierno nacional y la Alcaldía de Ibagué, en su administración pasada y la actual, el Consejo de Política Económica y Social (Conpes) aprobó este mes la inversión de $466.573 millones para la construcción del Sistema Estratégico de Transporte Público (Setp).

La Nación aportará $309.824 millones y el municipio $156.749 millones. El proyecto está respaldado por vigencias futuras a seis años por parte de la Nación con desembolsos entre los años 2024 y 2029, y a 15 años por parte de Ibagué con desembolsos desde el año 2021 hasta el 2035. Una de las diferencias entre las partes por la cual se dilató el Conpes, era el modelo financiero, sin embargo, luego de los ajustes al proyecto en el último año, se definió un vehículo financiero para ejecutar la obra entre el 2021 y 2025.

Los recursos permitirán la intervención de 22,3 kilómetros de carriles principales, la construcción de 268 paraderos, 9 terminales, 7 estaciones de integración, 9 patio-talleres y la ciclo infraestructura.

A futuro, un reto sería la etapa de implementación asociada a la reorganización del esquema operativo de la prestación del servicio, a su vez relacionada con el fortalecimiento institucional en cuanto planificación, gestión, implementación, regulación y control del transporte urbano.

 

Arrancó la transformación energética

Este año Celsia construyó la primera granja solar a gran escala en el Tolima, con lo cual marca una pauta sobre su intención de consolidar al departamento como eje de transformación energética a partir de energías limpias renovables, aprovechando la radiación que aquí se da.  La granja en Espinal, que inauguró el presidente de la República, Iván Duque, está compuesta por 37.876 paneles solares con capacidad de generar 9,9 megavatios (Mw). El diferencial respecto a otras granjas, es que el 31% de la energía será entregada al Grupo Diana para la producción de arroz, siendo este el primer molino del país en funcionar con energía renovable.  El otro 69% de la energía que genera la infraestructura entrará al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Sin embargo, al proyecto se opusieron algunos habitantes de ‘La tierra de la tambora’, que manifestaban que la granja rompía con el desarrollo urbanístico del municipio. La compañía dijo en su momento que la estructura es amigable con el medio ambiente, y que no generaría complicación para los vecinos.

El operador de energía del Tolima planea construir a partir de 2021 más granjas a gran escala, incluso, una de estas estaría ubicada cerca de Ibagué.

 

Nace una agencia para atraer inversión al Tolima

Con el fin de poner en funcionamiento la Agencia de Promoción e Inversión (API) del Tolima, se unieron la Cámara de Comercio de Ibagué, CCI,  la Alcaldía y la Gobernación. Este viejo anhelo de diferentes sectores de la región se materializó en noviembre cuando se hizo el lanzamiento oficial de la estrategia.

Según lo ha explicado el director de la API, Alejandro Rozo Gaeth, el principal fin de la agencia es atraer inversión para generar empleo. Otros objetivos, son establecer relaciones comerciales con diferentes países y apuntar a posicionar al Tolima en el mercado nacional.

En el ámbito empresarial, la API ha generado bastante expectativa por los proyectos que podría jalonar, por lo que el 2021 sería su primer año de prueba.

 

La caficultura no paró

En 2020 la caficultura tolimense se enfrentó a un desafío, lograr la recolección de la cosecha mientras persistían las restricciones de movilidad. Ser el primer gremio en implementar los protocolos de bioseguridad y diseñar bolsas de empleo en los municipios cafeteros, permitieron que en el primer semestre se recogiera el 60% de la cosecha en el departamento, representada en 1 millón 43 mil sacos de café verde tipo exportación. Asimismo, en los últimos meses del año, en el norte del departamento la recolección se realizó sin dificultad, pues la mano de obra local estaba disponible y los predios son de menor tamaño en comparación al sur.

De esta manera, el café fue uno de los cultivos que jalonó el empleo en la región y mantuvo la dinámica económica de 38 municipios donde se produce el grano. Por esta razón, el Tolima siguió en el tercer lugar de producción nacional, al pasar de un porcentaje de 12,8%, el año anterior, al 13,28% al término de 2020.

 

Fondo de Agua de Ibagué

Otra de las iniciativas que se constituyeron en 2020 fue el denominado Fondo de Agua de Ibagué, una estrategia que unió al sector público y privado en busca de cuidar y conservar la cuenca del río Combeima a través de diferentes prácticas medioambientales y la gestión de proyectos y acciones de infraestructura natural.

En la iniciativa hicieron parte por el sector privado el Grupo Diana, Serviarroz, Avícola Triple A, Celsia, Cemex y la Andi, con el apoyo de las entidades del estado como la Alcaldía de Ibagué, la Gobernación del Tolima y la Corporación Autónoma del Tolima (Cortolima).

La puesta en marcha de esta propuesta tiene como fin gestionar recursos para el cuidado del afluente que abastece el 86% de la ciudad y que en la actualidad se encuentra en circunstancias críticas.

La alianza permitirá garantizar las inversiones para el cuidado del afluente hídrico, sin embargo, están en proceso los estudios y diseños para determinar las inversiones y el funcionamiento del fondo, documentos que se tienen previstos estén listos en enero de 2021.

 

La crisis económica marcó el año

La economía tolimense se vio profundamente afectada a causa de las medidas restrictivas implementadas para mitigar el avance del Covid-19. Tras el periodo de confinamiento estricto decretado entre abril y junio, los sectores más afectados fueron el comercio, el turismo en toda su cadena, la industria de la noche, las actividades de servicios, el trabajo informal, el transporte, y así un sin fin de subsectores que aún no logran recuperarse.

Los hoteles que tuvieron ocupaciones del cero por ciento, no lograron alcanzar su punto de equilibrio, así como los operadores turísticos. El panorama es más alentador para el comercio, que con la época decembrina amortiguó los malos meses. No obstante, la crisis dejó cientos de establecimientos en el camino.

La agricultura, que no paró, se pensaba que iba a salir avante, pero en el departamento a los cultivos representativos la crisis también les pasó factura. Paperos, arracacheros, frijoleros, paneleros, etc, recurrieron a campañas para no perder sus cosechas, iniciativas a las cuales los tolimenses respondieron con solidaridad.

Por otro lado, la actividad edificadora aunque cayó a mitad de año, en noviembre recuperó el ritmo de ventas que traía en 2019.  Entre tanto, el año culmina con expectativa e incertidumbre para las pequeñas empresas, porque mientras hay signos de recuperación, los contagiados por el virus vuelven a aumentar a medida de que se abre la economía.

 

El adiós a don Carlos Alvarado

ca

El 3 de noviembre falleció Carlos José Alvarado Parra, uno de los empresarios más grandes que vio nacer la ‘Tierra Firme’. Cundinamarqués de nacimiento, pero hijo adoptivo del Tolima, fundó la cadena de supermercados más importante del departamento, Mercacentro, la cual durante 29 años ha generado empleo y desarrollo ‘para los de aquí’. Don Carlos Alvarado se ganó el cariño de los tolimenses y el respeto del sector empresarial por su constancia, humildad, responsabilidad, amor y bondad, cualidades que lo describen. Por esta razón, fue despedido emotivamente por sus empleados, y los mensajes de solidaridad para con la familia Alvarado se manifestaron desde las altas esferas del departamento.  Su recorrido no fue fácil, a los cinco años perdió a su madre y a los nueve decidió iniciar su propio camino. Trabajó en Medellín haciendo recados, después se trasladó a Planadas donde se casó con su esposa Hortensia Molina. Llegó a Ibagué en 1987, donde finalmente montó el primer supermercado Mercacentro, en la calle 14 con carrera Primera. Con su pujanza logró llevar a Mercacentro a ser una de las 10 empresas más grandes del Tolima, dejando un legado que hoy continúan sus hijos.

EL NUEVO DÍA

Comentarios