Las papelerías, otro comercio que sufre la pandemia

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
El 61% de las personas consultadas por Fenalco dijo que invertirá menos en útiles en comparación al año pasado.
Ante el cierre de las instituciones educativas en su modalidad presencial, las papelerías de Ibagué han sido un sector fuertemente afectado.
PUBLICIDAD

No obstante, el inicio de año tampoco es alentador, debido a los confinamientos que se han decretado y porque continúan las clase virtuales. 

Alba Lucía Gracía, directora de Fenalco seccional Tolima, indicó: “Las escuelas, universidades, e incluso muchas empresas mutaron a la virtualidad, esto implicó que en 2020 cientos de útiles escolares y de elementos de papelería no fueran demandados. Por esta razón, las ventas cayeron en un 50%”.

A esta situación que arrastra el sector, se suma que los comerciantes no han registrado temporada comercial durante los últimos tres fines de semana, como sucedía en años anteriores. En parte, debido a las medidas restrictivas de toques de queda permanente que se tuvieron y a la medida de pico y cédula.

En comparación a las ventas registradas en enero del 2020, en lo corrido de este año, las ventas cayeron un 67% aproximadamente en las papelerías de la capital del Tolima. 

“Sin embargo, teniendo en cuenta que estos comercios no pudieron iniciar aún la temporada escolar, se espera que en esta última semana de enero e inicio de febrero haya un momento de reactivación”, acotó García.

Por otro lado, Fenalco indicó que entre el 19 y el 22 de enero de 2021 el gasto de los consumidores relacionados con educación aumentó 54%, debido a que se enfocó en aparatos tecnológicos.

A través de una encuesta, un 28% de padres de familias dijo que adquirió un computador, 15% una impresora, 12% una tablet, 8% una USB, 6% una calculadora científica, 4% un lector digital y 4% un disco duro. 

Sin embargo, el estudio arrojó que un 43% de las personas siguen prefiriendo comprar los útiles escolares en papelerías y librerías, 47 lo hacen en el punto físico y el resto en plataformas virtuales o páginas web.

Redacción económica

Comentarios