Tolima: cosecha cafetera superó el billón de pesos en 2020

Crédito: Colprensa/EL NUEVO DÍALos jornales estuvieron entre 40 y 80 mil pesos el año pasado.
La renovación de más de 10 mil hectáreas de cafetales, la atención de las vías terciarias y
la conectividad a la red, son algunas de las necesidades del gremio en el departamento.
PUBLICIDAD

El sector cafetero logró vender la cosecha por más de un billón de pesos el año pasado, gracias a que el valor del grano estuvo estable, lo que ayudó a sustentar la economía del departamento. Sin embargo, Gildardo Monroy, director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Tolima, aclaró que no hay bonanza, pues el gremio aún tiene varias dificultades por superar y retos por asumir en 2021.

NOTA1

EL NUEVO DÍA: ¿Cuál fue la producción cafetera del Tolima durante en 2020 y cuál fue su valor?

Gildardo Monroy: El 2020 a pesar de haber sido un año complicado para la economía del país, en lo que tiene que ver con el café terminó siendo un año positivo porque hubo una buena producción, en parte, gracias a la implementación oportuna de los protocolos de bioseguridad. La creación de bolsas de empleo entre alcaldías y asociaciones para recolectar el café, fue fundamental para suplir la mano de obra que no llegó a causa de la pandemia.

En el Tolima dio muy buen resultado el programa de cosecha asistida, con la implementación de lonas y de la cosechadora selectiva de café, que varios caficultores grandes y medianos pusieron en práctica. 

De esta manera, fue posible recolectar la cosecha mientras los precios eran aceptables, puesto que todo el año la carga estuvo por encima del millón de pesos. En total se produjeron 1 millón 900 mil sacos de café exportable de 60 kilos, que significaron ingresos para Tolima del orden de más de $1,1 billones. Es el cálculo de lo que le aportó el gremio cafetero a la economía del departamento el año pasado. 

 

E.N.D.: ¿Cuál se estima que será la producción en 2021?

G.M.: Para este año tenemos expectativas similares a 2020, pero puede existir una leve reducción de la producción. Hay preocupación porque está bajando el volumen, pero prevemos que vamos a tener cosecha durante todo el año. Antes el 70% se recolectaba en el primer semestre en el sur de Tolima, y el otro 30% en el segundo semestre, sin embargo, en 2021 la producción será 50 y 50 por ciento. 

La otra circunstancia especial es que los precios se han sostenido por las afectaciones que tuvo la gran cosecha cafetera de Brasil, y eso ha hecho que el diferencial que se paga por los cafés suaves lavados, que son los colombianos, haya mantenido nuestra carga de café por encima del millón de pesos. 

Eso no quiere decir que estamos en bonanza, nuestras familias cafeteras todavía tienen créditos, necesidades básicas insatisfechas y hay una cantidad de inversiones que no se han podido hacer. 

 

E.N.D.: ¿Cuáles son las principales necesidades del sector? 

G.M.: La principal necesidad que hoy se tiene es a nivel de infraestructura comunitaria y vías terciarias. Si bien es cierto que los precios del café han subido, a la par, el costo de los insumos y fertilizantes.

Otra limitación importante que tiene nuestro departamento, es la conectividad a la red, que sigue siendo una barrera que hemos tenido que enfrentar. A pesar de que hubo un compromiso del Gobierno Nacional, apenas se están haciendo los primeros trabajos de localización de algunas antenas para ampliar cobertura.

 

E.N.D.: En cuanto al programa de renovación de cafetales. ¿Cómo está el Tolima?

G.M.: Seguimos con el programa Más Agronomía, Más Productividad buscando la rentabilidad para el caficultor. Tenemos dos programas muy importantes, uno es el de renovación de cafetales por zoca y el de renovación por siembra con variedades resistentes. Nosotros ya hemos iniciado la entrega de semilla certificada en territorio. 

Como regla, Tolima debe renovar cada año el 10% del área cafetera, y hoy tenemos un reto mayor, porque el año pasado no alcanzamos las 6.000 hectáreas (ha), y este año deberíamos renovar técnicamente 14.000. En este trabajo avanza el Comité Departamental. 

En este punto, la invitación es a los alcaldes y la Gobernación a que inviertan en este gremio que hoy está ayudando a soportar la economía, porque necesitamos renovar mínimo cada año 10.000 ha y eso debemos hacerlo con incentivos. 

 

E.N.D.: El Comité el año pasado apoyó las intervenciones en vías terciarias. ¿En 2021 mantendrá esta ayuda?

G.M.: Sí, hemos terminado de ejecutar un convenio con Venadillo, pero ya firmamos con Alpujarra, Dolores, Valle de San Juan, y estamos pendientes de la firma con Cunday, Icononzo y Anzoátegui. En placas huellas estamos interviniendo Valle de San Juan, Planadas,  y Purificación, que tienen una zona cafetera importante. No obstante,  varios municipios ya nos han manifestado la intención de que trabajemos de la mano. 

A pesar de que ya no nos corresponde atender las vías, porque es una responsabilidad del Estado, entendemos que nuestros mandatarios locales no reciben los recursos necesarios, por eso seguiremos con nuestros tres kits de maquinaría atendiendo la situación. 

 

E.N.D.: ¿Qué proyectos son fundamentales este año?

G.M.: Vamos a presentar un proyecto de más de $12 mil millones con la Gobernación del Tolima, la Universidad del Tolima y Cortolima por regalías, para seguir avanzando en procesos de innovación y consolidación de la producción de los cafés especiales. Recordemos que el Tolima produce de los mejores cafés del país. 

Un programa muy fuerte de infraestructura comunitaria es la construcción de cintas huellas. El año pasado intervenimos alrededor de cuatro kilómetros lineales en diferentes regiones del departamento, este año ya arrancamos. Esto lo hacemos en cofinanciación con las alcaldías, los comités municipales y la comunidad que pone la mano de obra. 

Además, estamos adelantando la posibilidad de realizar un acuerdo de voluntades con el Invías, para ayudar a desarrollar la primera parte del proyecto Colombia Rural en ocho municipios. También nos hemos presentado a un programa de infraestructura de Prosperidad Social, para fortalecer la construcción de placas huellas.

 

DATO

 

La cifra aproximada del valor de la cosecha cafetera fue de $1.156.000.000.000.

Redacción Económica

Comentarios