Cotelco Tolima pide a concejos y alcaldes considerar otorgamiento de incentivos

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍAZulma Barrios, directora de Cotelco capítulo Tolima.
En la Ley 2068 del 31 de diciembre de 2020 que reforma las leyes de turismo, se incluyó una iniciativa de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco, que permite a los entes territoriales otorgar estímulos tributarios para la reactivación del sector.
PUBLICIDAD

El artículo 49 de esa ley señala que los concejos municipales podrán durante las vigencias 2021 y 2022, otorgar reducciones en los impuestos territoriales a los contribuyentes que se encuentren clasificados como prestadores de servicios turísticos.

En este sentido, Zulma Barrios, directora de Cotelco capítulo Tolima, hizo un llamado a los alcaldes, concejos y la Asamblea Departamental del Tolima, para que revisen la ley de turismo. 

“Aunque la reactivación económica se está dando, a los empresarios del sector turístico les ha sido muy difícil recuperarse debido a que los ingresos no fueron constantes en 2020, y para este año no cuentan con los recursos suficientes para poder pagar o cumplir con las obligaciones tributarias más apremiantes”, explicó la directora. 

Y agregó: “Por eso se le pide al sector público revisar el tema tributario, porque tienen la potestad para definir aplazamientos, formas de pago e incentivos, medidas que deben ser acorde a los ingresos que tienen las empresas. Aquí no hablo solo de los hoteles, también de las agencias, restaurantes y bares que de alguna u otra manera hacen parte de la cadena y les ha tocado una situación muy difícil”.

Reducciones tarifarias, mayores porcentajes de descuento por pronto pago, extensión de plazos para pago, amnistías de sanciones, entre otras, son las propuestas del gremio sobre el impuesto de Industria y Comercio, Predial, de registro de actos y rodamiento vehicular. 

 

Incentivos para los formales

 

La directora de Cotelco Tolima agregó que actualmente se está generando turismo informal en viviendas ubicadas en los conjuntos residenciales, lo que también está afectando al gremio hotelero. 

“Por eso los incentivos van dirigidos  a prestadores de servicios de alojamiento y hospedaje, con registro nacional de turismo activo y que cumplan formalmente con el desarrollo de su actividad, en especial aquellos que ya estaban funcionando en marzo de 2020”, finalizó la ejecutiva.

La ocupación hotelera del departamento en 2020 disminuyó 28,9 puntos porcentuales respecto a 2019.

 

DATO

 

Un hotel o finca con registro de turismo puede pagar desde $12 millones en adelante por concepto de Impuesto Predial.

Redacción Económica

Comentarios