Al unísono: empresarios reclamaron derecho a trabajar y a la libre circulación por la 60

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍALa cadena humana se extendió entre las avenidas Ambalá y Mirolindo.
En completa normalidad se cumplió el acto cívico que congregó a empresarios, trabajadores, comerciantes y comunidad en general para rechazar los bloqueos en la calle 60 y exigir el derecho al trabajo y la libre circulación en la capital tolimense.
PUBLICIDAD

Con una nutrida participación se adelantó, sin contratiempos, el acto cívico convocado por el sector productivo y empresarial en la calle 60 de Ibagué, que consistió en la conformación de una cadena humana entre las avenidas Ambalá y Mirolindo para rechazar los constantes bloqueos en la denominada ‘Milla de oro’ y, a su vez, para exigir el derecho al trabajo y a la libre circulación en la capital tolimense.

La jornada inició con la bendición y las plegarias de Monseñor Orlando Roa Barbosa, así como con unas palabras dirigidas por el pastor Alexander Atehortúa, presidente de la Asociación de Pastores del Tolima.

Este acto reunió a empresarios, trabajadores, comerciantes y comunidad en general, quienes portando prendas y globos blancos, banderas de Colombia y cornetas se ubicaron a un lado de la vía sin afectar el flujo vehicular.

Jairo Arias, presidente del Comité de Gremios del Tolima, reiteró que la convocatoria correspondió a un rechazo general a los bloqueos y al vandalismo por las afectaciones sociales y económicas que esto genera.

“Una encuesta de Confecamaras, que es el gremio que agrupa las 57 cámaras de comercio del país, entrevistó a 13 mil empresarios en Colombia y se determinó que el 90 % de la estructura productiva del país son microempresarios (...) con los bloqueos no se perjudica al Gobierno, se afecta al tejido productivo conformado por microempresarios”, refirió.

El líder gremial agregó que han sostenido reuniones con el alcalde y el comandante de la Policía Metib para solicitar una actuación, dentro de las competencias de la ley, para evitar los bloqueos, principalmente de la calle 60.

“Hay una queja generalizada del comercio, de los empresarios, en torno a la falta de decisión para convocar el concepto de la autoridad”, dijo.

A su turno, Leonidas López aseguró que se trató de una iniciativa amigable para poner fin a los bloqueos, ya que la ciudad tiene un panorama dramático porque los ibaguereños cuentan con dificultades para desplazarse a sus lugares de trabajo y hay un elevado desempleo.

“Si queremos construir más oportunidades como las que necesitamos, más educación y más salud, tenemos que activar los sectores empresariales, tenemos que permitir que la gente trabaje”, explicó.

 

“Cansados de la polarización”

Monseñor

Monseñor Orlando Roa Barbosa invitó a todos los actores del paro a llegar a un acuerdo a través del diálogo para seguir construyendo con una actitud noble y generosa.

Cuestionó que los esfuerzos que se han realizado para construir la paz se están viendo perjudicados con las movilizaciones del paro y mostró reparos a la polarización actual.

“El tema de la polarización del país es un tema que ya nos tiene cansados a todos. Estamos cansados de esos dos polos. Ya los colombianos como que no aguantamos más, queremos otras alternativas, pero la forma de buscarlas no es la violencia, no es el vandalismo, no es afectar los derechos de los demás”, señaló.

 

Más voces

En el acto también participó Sandra Ramírez, comerciante, quien explicó que en las últimas dos semanas el establecimiento en el que trabaja ha experimentado una reducción en sus ventas cercana al 60%.

“Lo que queremos es demostrar que sí se puede hacer manifestación pero de forma tranquila, pacífica y sin bloqueos. Es lo que queremos evidenciar con esta jornada”, manifestó.

En ese sentido Amalia Angarita, residente de la zona, que participó de la actividad motivada por la ciudad, su familia y su comunidad.

“Hemos sido perjudicados no solo quienes vivimos por acá, sino nuestros almacenes, restaurantes y comercios. Estoy de acuerdo con la protesta pacífica más no con los bloqueos”, aseveró.

 

Ofreció sus productos

Mauricio Salcedo era uno de los tantos comerciantes que acudieron ayer al acto con la finalidad de comercializar camisetas, banderas y banderines, cuyos precios oscilaban entre los 5 mil y 25 mil pesos.

“Estamos aquí en el acto de la paz, de no bloqueos y de buena convivencia trabajando. Estoy en el rebusque porque esto nos representa una ayuda para nuestro hogar”, afirmó el hombre. Agregó que inició su jornada sobre las 7 de la mañana y sus expectativas de venta eran altas.

 

También se unieron a la iniciativa

Centro comercial

Tal como lo comentó previamente a esta redacción Pahola Franco, gerente del centro comercial Acqua, en otros puntos de la ciudad el sector empresarial se unió a la iniciativa.

Fue así que los trabajadores de los centros comerciales La Quinta, Sanandresito, Los Panches y Combeima, en la mañana de ayer se ubicaron frente a sus instalaciones con camisetas y globos blancos para sentar un precedente y participar de este acto.

En la imagen se observa al equipo de trabajo del centro comercial Combeima liderado por su gerente Diana Carolina Daza.

 

DATO

Xiomara Santos, soprano lírica del Conservatorio del Tolima, deleitó a los presentes en el acto cívico con su interpretación del Ave María, el Himno de la alegría y el tema Soy colombiano.

Redacción Economía

Comentarios