Invierten 3800 millones a la producción de café orgánico de Rioblanco

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Liderados por la Cooperativa de Caficultores del Sur del Tolima (Cafisur), un grupo de 100 familias de tradición cafetera trabaja en un proceso de reconversión hacia prácticas sostenibles para la producción de café orgánico en más 250 hectáreas con el propósito de elevar sus ingresos y, por lo tanto, mejorar su calidad de vida.
PUBLICIDAD

El proyecto se lleva a cabo desde finales del año pasado en Rioblanco, con el apoyo financiero del Programa Colombia Sostenible, adscrito al Fondo Colombia en Paz, apoyo que se extenderá hasta el 2022 con el fin de mejorar la calidad y competitividad del producto en el mercado.

La inversión en esta propuesta es de $3.800 millones, según indicó Juan Carlos Mahecha, director del Fondo Colombia en Paz.

De estos dineros, $900 millones corresponden a los aportes del Programa Colombia Sostenible y $2.900 millones a contrapartida local en dinero y/o en especie.

“En el Pdet Sur del Tolima, una zona tradicionalmente cafetera, estamos logrando cosas maravillosas. La prueba es este proyecto para la producción de café orgánico, pues no solo favorecemos a 100 familias, también contribuimos a la reactivación económica local y seguimos avanzando sin tregua en la política Paz con Legalidad”, señaló el director Mahecha.

 

Café orgánico como modelo de negocio

A través de la implementación de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), la modernización de los equipos para la transformación del grano y el mejoramiento de la infraestructura existente para el beneficio y el secado, se espera elevar la calidad y la producción del café de cara a su comercialización.

La iniciativa tiene por aliada a Expocafé, una empresa con cobertura y reconocimiento nacional que se encargará de asegurar la venta del café orgánico a buen precio, en alianza comercial con Cafisur y su línea de exportación.

De acuerdo con las proyecciones, se espera que el producto obtenga mejores precios de comercialización en el mercado a través del proceso de transición de caficultura convencional a orgánica con el fin de aumentar la rentabilidad de la producción durante los siguientes siete años. 

Se estima que con la implementación del proyecto se logrará acceder a los eslabones más altos de la cadena de valor del café, elevar ostensiblemente las condiciones de vida de las familias beneficiarias y fortalecer el componente de sostenibilidad del proyecto posterior al apoyo económico de Colombia Sostenible. 

 

Producción verde

Los 100 beneficiarios del proyecto firmaron Acuerdos Cero Deforestación para la protección de 246,4 hectáreas, compromiso con la conservación que viene acompañado de un proceso para la gestión del cambio en el modo de producción, y así generar un cambio cultural en torno a la protección del medio ambiente en el desarrollo de sus actividades productivas.

Se contempla el uso de bioinsumos, manejo integrado de plagas y fortalecimiento de capacidades a través de formación, educación e instrucción que permita a los beneficiarios sentirse parte de una experiencia de transformación positiva en su cotidianidad.

REDACCIÓN ECONOMÍA.

Comentarios