Casas Automáticas Ltda: la empresa tolimense pionera en sistemas automatizados

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.Óscar Briñez, fundador de Casas Automáticas.
Contenido Exclusivo
Casas Automáticas Ltda es un referente en Colombia en el desarrollo de sistemas capaces de automatizar una vivienda o edificación de cualquier tipo.
PUBLICIDAD

Óscar Briñez y David Yepes a pesar de las interesantes ofertas de empleo que recibieron cuando culminaron sus estudios en domótica (conjunto de tecnologías aplicadas a la automatización de viviendas), decidieron apostar a su talento y crear empresa en un área desconocida en lbagué.

A lo largo de 13 años de trabajo han logrado incursionar en tecnología IOT (Internet de las Cosas), desarrollar un grupo empresarial y sueñan con contribuir al desarrollo tecnológico de la ciudad.

 

EL NUEVO DÍA: ¿Quiénes son los fundadores de Casas Automáticas Ltda?

Óscar Briñez: Casas Automáticas fue fundada en marzo de 2008 por dos ingenieros tolimenses, Óscar Briñez y David Yepes; nosotros somos amigos desde la universidad. Los dos somos egresados de mecatrónica del Sena.

 

E.N.D.: ¿Cómo nace la empresa?

Ó.B.: Todo se dio después de ganar (primer puesto) unas olimpiadas nacionales en electrónica, que tenían como premio permitirnos estudiar domótica en Alemania. En el viaje a Europa compartimos con los ganadores de todos los departamentos, y se me ocurrió proponerles que crearamos una empresa con sede en cada ciudad, así cuando nos presentáramos a un cliente la verían como una multinacional, todos dijeron que sí.

Al mes siguiente de llegar de Alemania los llamé a todos, pero ya estaban trabajando en grandes compañías, a nosotros también nos llegaron ofertas. Sin embargo, teníamos claro que queríamos seguir con nuestra idea.

Cuando regresamos observamos que el protocolo que se maneja en Europa, el KNX, tenía un costo muy elevado, incluso allá. Entonces iniciamos con la visión de tener un protocolo como el KNX pero más criollo. De ahí surgió la idea de arrancar con la empresa.

 

E.N.D.: ¿Qué se encontraron en el mercado local cuando empezaron a hablar de domótica?

Ó.B.: Aún hoy en día hay una barrera tecnológica, más que en ese momento (2008). Nosotros en realidad nos lanzamos en algo desconocido y más en Ibagué. Recuerdo que nuestro primer cliente fue Industrias Aliadas.

La gerente de la compañía en ese momento me preguntó qué le podíamos ofrecer, es así que le vendimos nuestro primer producto al que llamamos autogrifo, que es el que vemos en los centros comerciales, donde sale el agua al pasar la mano.

Fue muy anecdótico, llegamos en buseta con los dos grifos y a la entrada nos pidieron los parafiscales, no sabíamos qué era eso, ahí quedaron las ganancias del primer trabajo (risas).

 

E.N.D.: ¿Y cuál fue ese primer gran trabajo que hicieron?

Ó.B.: Nos dimos cuenta que la automatización de proyectos de vivienda se iba a demorar un poco, entonces iniciamos con automatización en edificios y a nivel industrial. Un primer gran logro fue la automatización de la cárcel de Picaleña en los controles de iluminación, ellos tenían pensado instalar unos gabinetes inmensos; nosotros les desarrollamos un sistema que funciona digitando números o alertas para encender las luces.

En el Coiba les gustó tanto nuestro trabajo que nos hablaron de la cárcel que iban a construir en San Cristóbal (Medellín), de ahí que, allá también realizamos la instalación de la luz.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

El Nuevo Día.

Comentarios