¿Qué pasa con el aeropuerto Perales que tiene en descuido sus instalaciones?

Crédito: Suministradas / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Pese a que es una infraestructura con pocos años al servicio, parece estar en el olvido. Hay rincones con humedad, columnas oxidadas y casi todos los locales están cerrados.
PUBLICIDAD

IBAGUÉ

Las nuevas instalaciones del aeropuerto Perales que fueron inauguradas en 2018 por Juan Manuel Santos, quien fuera presidente de la República en ese periodo, hoy generan preocupación entre sus constantes pasajeros.

Y todo, debido a los desgastados espacios que tras su constante uso y la insolencia del clima, hoy claman por arreglos. Algunos de los rincones están con humedad, los ventiladores llenos de telarañas, varias paredes tienen la pintura caída y los vidrios panorámicos están manchados.

De igual manera, es evidente que por las constantes lluvias es común ver que los pasillos que se supone están resguardados por varios techos, estos tienen varias filtraciones, generando que además, algunas columnas metálicas se estén oxidando.

Esta redacción tuvo acceso a imágenes que verifican la situación del lugar, que según un anuncio el año pasado por parte de la Aeronáutica Civil, se invertirían más de $24.600 millones para modernizar la obra que estaría lista en el 2022.

Estas comprenderían la rehabilitación de la pista, el mantenimiento de las áreas lado aire y lado tierra, así como el mantenimiento de las zonas de seguridad y el mejoramiento de la plataforma, generando empleos directos e indirectos que beneficiarían a las comunidades del departamento.

No obstante, la situación actual es cuestionable, por lo que, al respecto se refirió Efraín Valencia, vicepresidente de los Gremios Económicos, “lamentablemente nuestro aeropuertos tiene tres problemas, el primero que está relacionado con el tema estructural que ha sido el de la pista y algunos componentes importantes, que tiene una gestión de solución más difícil pero se están tratando de hacer”.

Además refirió que otro de los inconvenientes es el de las aerolíneas y garantizar los costos, dado que se conoce que tiene la milla más costosa, me atrevería a decir que la de Latinoamérica, porque es bastante costoso llegar a tener tiquetes ida y vuelta en millón cuatrocientos, me parece que es bastante oneroso.

“Y el tema de frecuencias y servicios, porque cuando usted va a una infraestructura que lleva aproximadamente tres años, es una infraestructura relativamente nueva, una que se dejó a merced del deterioro, viendo en videos que llueve más adentro que afuera; donde las condiciones del entorno no son las más adecuadas y no se le da a la gente posibilidad de parquearse, entre otras, eso desestimula que cualquier persona quiera tomar un vuelo a cualquier destino (...)

Es un elemento que nos resta competitividad, al que hay que ponerle lomo y buscar acciones para cada una de esas tres problemáticas que tenemos y creo que tanto los gremios como los gobiernos locales son los llamados a ejercer una presión sobre eso junto a las voces de la ciudadanía, porque ya son muchas las personas que han expresado su molestia.

 

“Qué vergüenza nuestro aeropuerto”

Respecto al mismo tema también se refirió Julio César Mendoza, director de Cormoda en el Tolima, que expresó con preocupación que le generaba vergüenza el ‘Perales’ y su actual estado.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción economía

Comentarios