Proyecto de Cafés Especiales culminó con éxito y aseguró segunda fase

Crédito: Jorge Cuéllar / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Durante la Semana del Café Tolimense que terminó ayer, se conocieron los avances significativos de este proceso que comenzó en 2018 y benefició a 551 productores del departamento.
PUBLICIDAD

Con una duración de casi tres años, el proyecto Cafés especiales: innovación en el Tolima, socializó con éxito sus alcances, que evidenciaron el cumplimiento de su objetivo: la implementación de innovación de procesos a nivel de poscosecha para la incorporación de valor agregado en los cafés del departamento.

Esto, durante el marco del segundo Encuentro de Saberes, en la Semana del Café Tolimense, en el que cientos de caficultores integrantes de 75 asociaciones de 13 municipios asistieron al centro de convenciones de la Gobernación del Tolima para intercambiar experiencias y celebrar los logros, que dejaron como resultado el anuncio de una segunda fase.

Con el acompañamiento de entidades como la Gobernación del Tolima, la Universidad de Ibagué, Universidad del Tolima, Cortolima, el Sena y otras organizaciones se cumplió el cierre de este proceso, que exaltó las buenas prácticas, junto con la visita del gobernador del Tolima, Ricardo Orozco.

Este estuvo financiado con recursos del Fondo General de Regalías con 11 mil millones de pesos, a través del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno Nacional.

 

Resultados

Se conoció que durante el tiempo de desarrollo del proyecto, que inició en el periodo del gobierno anterior, un total de 551 caficultores fueron los beneficiados, de municipios como Villahermosa, Líbano, Santa Isabel, Anzoátegui, Rovira, San Antonio, Ortega, Chaparral, Rioblanco, Ataco, Planadas, Dolores y Alpujarra.

En estos territorios, las tecnologías implicadas en las innovaciones fueron aplicadas a la recolección, beneficio y secado, fortaleciendo los laboratorios de catación de café.

De esa manera, terminaron 551 fincas con innovaciones implementadas, más de 3.100 visitas de asistencia técnica personalizadas, 91 eventos grupales de retroalimentación en poscosecha, 30 sistemas térmicos asistidos por biogás para secado de café y 1 laboratorio de catación fortalecido y certificado por SCA.

Además, un mapa de perfiles con los mejores cafés del proyecto, un sistema de gestión de conocimiento más tres Apps implementadas, 551 tablet entregadas a los beneficiarios, cuatro artículos científicos, un modelo de clasificación de fincas desarrollado, y dos misiones tecnológicas a nivel nacional y una internacional, que se cumplió recientemente en México.

 

Experiencia mexicana

Veinticinco caficultores de este proyecto estuvieron en Chiapas, México, conociendo los cultivos de cafés especiales, que resultaron siendo un ejemplo de constancia y utilización del recurso con destacados resultados, que los cataloga como el país con el primer lugar en calidad y producción de esta especialidad.

Recientemente este grupo estuvo en ese país viviendo la experiencia de la que María Elisa Cerquera, caficultora del corregimiento La Marina, vereda San Fernando, en Chaparral, le contó a El Nuevo Día, fue fructífera.

“Fue una oportunidad que nos ofrecieron a nosotros los campesinos, sobre todo al sector de los cafeteros, ya que pocas veces nos han dado reconocimiento (…) fue muy beneficioso para todos nosotros.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Redacción Economía.

Comentarios