La empresaria ibaguereña que transforma el Sacha Inchi en aceite

Mónica Escobar recorrió varios departamentos para conocer a profundidad el sacha inchi.
Crédito: Jorge Cuéllar – EL NUEVO DÍA.Mónica Escobar recorrió varios departamentos para conocer a profundidad el sacha inchi.
Contenido Exclusivo
Mónica Escobar junto a sus socios desarrolló una idea de negocio en torno a la conocida planta peruana de la que se habla en todo el mundo por sus propiedades y beneficios. Su meta es exportar este aceite que se produce en Ibagué.
PUBLICIDAD

Aunque en Colombia hasta ahora se está empezando a conocer la planta sacha inchi, originaria de la Amazonía del Perú, en otros países es una semilla que está en auge por el provecho que tiene en la salud de los humanos. El producto estrella que se deriva de este cultivo es el aceite y en Ibagué una joven produce uno de alta calidad. 

Mónica Escobar, ibaguereña de pura cepa y administradora de empresas, emprendió en la construcción en el negocio de los ladrillos, pero rápidamente al vincularse a una empresa exportadora del agro se enamoró del campo. 

Trabajando en este sector escuchó por casualidad de la semilla de sacha inchi, que le causó curiosidad por su belleza y los beneficios ofrecía. 

“A raíz de ese conocimiento básico empecé a investigar sobre el cultivo y por cosas de la vida conocí a mis socios, ellos ya llevaban más de 20 años trabajando con la semilla, entonces se nos ocurrió la idea de crear una empresa especializada en aceites”, contó la mujer. 

Señaló que este es el enfoque de la empresa porque el propósito es brindar a las personas una alimentación saludable y una mejor calidad de vida. 

Es así que en la ‘Ciudad Musical’ nació hace tres años Colombian Nature, con la intención de transformar en aceite el sacha inchi.

“Todo mundo pensaba que estaba loca, porque cuando se habla de sacha inchi, de crear empresa en base a ello, se les hizo extraño. Ahora se ve mucho el cultivo pero no hay transformación, por eso decidimos emprender en este negocio. Le compramos la semilla al campesino, nosotros hacemos la transformación y comercialización, así todos ganamos”, comentó la emprendedora. 

 

Un arduo camino

 

Tras la investigación, Mónica junto a sus dos socios del Perú decidieron adecuar la planta en Ibagué, pero lograr los certificados para que los dejaran operar no fue nada fácil, además de la inversión que requirió. 

“En Colombia es complicado lograr el registro Invima, porque todo es plata, pero realmente el cliente puede estar seguro de la inocuidad de lo que está consumiendo. Por esta razón a veces la competencia es desleal, porque algunas personas sacan productos sin tener registro alguno, y ahí para el empresario se hace más difícil”, dijo Escobar. 

En 2019 la empresa ya tenía finalizado el producto Aceite de Sacha Inchi bajo la marca Colnat, pero solo hasta diciembre de ese año pudieron sacarlo al mercado con el registro Invima. 

“Al principio fue difícil porque nadie conocía la semilla, y más allá de dar a conocer el aceite tuvimos que hacer todo un proceso de compartir la historia del sacha inchi. Ya en 2020 estábamos revisando cómo exportar con ayuda de Procolombia, pero ahí se nos vino la pandemia.

Fueron tiempos difíciles porque no habíamos vendido ni una sola botella en diciembre, mientras el arriendo y los servicios siguieron aumentando. Fue complicado pero no desistimos, y logramos entrar a Mercacentro con el producto”, explicó la joven ibaguereña. 

 

‘Despegue’ comercial 

 

Con la incursión en el supermercado tolimense y la participación en algunas ruedas de negocios, incluida una en la Feria China International Import Expo 2020, el producto empezó a sonar en el mercado. Por otro lado, Mónica cree que la pandemia influyó en que los ciudadanos empezaran a buscar opciones saludables. 

“Empezaron a preguntarnos por el aceite porque contiene omega 3, y ahí comenzamos a abrirnos más al mercado con los aceites de coco, aguacate, chía y ajonjolí, que también son muy buenos pero más conocidos. Queremos hacer muchos productos pero todo a su tiempo (risas)”, acotó la empresaria.  

Es así que Colnat estará presente en Agroexpo 2021, una feria consolidada que se celebra desde 1977 en Corferias, y también en la próxima edición de la Feria China International Import Expo que se realiza en Shanghái.

“Nuestra meta es exportar, estamos trabajando para ello ahora que se abrió el comercio exterior. (...) Vamos a participar en Agroexpo lo cual nos genera mucha expectativa, pero otro objetivo fundamental es poder generar empleo, porque sabemos de la problemática de Ibagué”, finalizó Mónica Escobar. 

 

Bondades del aceite

 

El aceite de sacha inchi es uno de los más apetecidos porque contiene los tres omega, el 3, 6 y 9 en una sola sustancia natural. El aceite Colnat, por ejemplo, no tiene ningún proceso químico, es ciento por ciento contenido extraído de la semilla. 

Al tener estos tres omegas reduce el colesterol, los triglicéridos, ayuda a prevenir infartos y funciona como un limpiador natural del organismo, también es bueno para la piel y el cabello. 

Se utiliza como aderezo de ensaladas, sopas y jugos, y en la culinaria para cocinar a fuego lento. Las personas que sufren de colón irritable lo consumen en una cucharada diaria. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

 

Redacción Economía El Nuevo Día

Comentarios