¡Ojo! Gobierno podría usar saldos de cuentas bancarias en estos casos

Crédito: COLPRENSA / EL NUEVO DÍA
Gobierno usaría saldo de cuentas inactivas en ciertos casos.
PUBLICIDAD

La Nación podrá hacer uso del dinero de cuentas corrientes y de ahorros cuyo saldo no supere los $92.000 y hayan estado inactivas por más de un año.

Así quedó establecido en el artículo 78 del Presupuesto General de la Nación para 2022, el cual ha generado gran polémica en el país.

Según el artículo, "serán transferidos (los saldos) por las entidades financieras tenedoras a título de mutuo a la Nación (Ministerio de Hacienda y Crédito Público), la Dirección General de Crédito Público y Tesoro Nacional, con el fin de financiar apropiaciones del Presupuesto General de la Nación".

Sin embargo, y como parte de tranquilidad ante la polémica generada, el mismo artículo también establece que el usuario podrá pedir la devolución de dicho saldo una vez efectuada la operación.

Cabe reiterar que para que el Gobierno haga uso de ese dinero, debe haber una inactividad en la cuenta mayor a un año y poseer un saldo no superior a los 322 UVR, es decir, $92.000.

 "Cuando el titular del depósito solicite la activación o cancelación del saldo inactivo ante la entidad financiera, la Dirección General de Crédito Público y Tesoro Nacional reintegrará al prestamista la suma correspondiente con los rendimientos respectivos, de acuerdo con los intereses que el depósito devengaba en la entidad financiera como cuenta inactiva, de conformidad con las disposiciones vigentes", dicta el tercer párrafo del artículo 78, explicando el proceso de devolución de este dinero.

Según el Gobierno, sin embargo, esta medida no es nueva y lleva "cinco años en la ley de presupuesto", de acuerdo con declaraciones del ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, a Semana.

"Más o menos, neto se disponen de cerca de $15.000 millones que siempre están disponibles a ser entregados indexados a quienes reclamen sus respectivas cuentas", añadió el funcionario.

Esta polémica se suma a la controversia causada por la suspensión de la Ley de Garantías, norma que prohibía a los gobernadores, alcaldes, secretarios, gerentes y directores de Entidades Estatales del orden municipal, departamental y distrital celebrar convenios interadministrativos para ejecutar recursos públicos durante los cuatro meses anteriores a cualquier elección.

(Lea también: Cinco congresistas del Tolima apoyaron suspensión de ley de garantías) 

A pesar de los reparos, en la madrugada de este miércoles fue aprobado por las plenarias del Senado y la Cámara el presupuesto de la nación para 2022. por un monto de $350,4 billones. Según el ministro de Hacienda, este tiene la inversión pública más alto de la historia.

EL PAÍS - Redacción Web

Comentarios