00000

Los extraños objetos hallados donde Chyno Miranda estaba internado: causan temor

Las autoridades encontraron artículos que comprobarían el mal trato que sufrió el cantante en el Centro de Rehabilitación.
Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍA
Las autoridades encontraron artículos que comprobarían el mal trato que sufrió el cantante en el Centro de Rehabilitación.
PUBLICIDAD

La situación que atraviesa el cantante venezolano Chyno Miranda sigue inquietando a sus fanáticos, pues desde hace varios días el nombre del artista ha ocupado los titulares de entretenimiento.

Resulta que tras la investigación que se inició luego de que se comprobara que Chyno no estaba recibiendo los cuidados necesarios, fue trasladado del Centro de Rehabilitación Tía Panchita, en Venezuela, hacia la Clínica Cedral.

Pero todo no terminó allí, pues cada vez son más los detalles se suman a esta historia. El fiscal de la República, Tarek William Saab reveló los resultados que se obtuvieron gracias al plan que llevaron a cabo los fiscales 30 y 46 de Venezuela: un allanamiento.

El comunicado que lanzó del Ministerio Público de Venezuela expuso la situación del cantante: “Dicho allanamiento se logró ejecutar el 3 de noviembre, luego de un hostil comportamiento por parte del personal de esa casa de reposo. De allí se trasladó a Jesús ‘Chyno’ Miranda a la Clínica El Cedral, con la finalidad de resguardar su estado de salud”.

Lo que había en su habitación

Dentro de la habitación en la que residía Chyno Miranda, durante su estancia en el Centro de Rehabilitación Tía Panchita, los miembros del equipo de investigación encontraron: medicamentos vencidos, un objeto contundente forrado en tela, camisa de fuerza artesanal y cuerdas para atar.

Tarek William también mencionó otros detalles del caso: “Actualmente el artista Jesús ‘Chyno’ Miranda, se encuentra interno en la Clínica El Cedral para una evaluación exhaustiva por disposición del Tribunal Civil, quien no tiene impedimento alguno en recibir visita de sus familiares: como su mamá, tíos o hermanos”.

Vanguardia/EL NUEVO DÍA

Comentarios