00000

El espiral del aburrimiento: Hay personas que van por la vida como ‘alma en pena’

Crédito: PIXABAY Imagen de referencia
No puede ir por la vida dando ‘vueltas y vueltas’, sin una gota de entusiasmo. Lo importante es que cambie el ‘chip’ y que salga de esa situación que lo hace deambular como ‘alma pena’ en medio de su cotidianidad.
PUBLICIDAD

Hay mujeres y hombres que van por la vida dando varias vueltas alrededor de un mismo punto y, sin darse cuenta, se alejan de la felicidad. Caminan sin fe y se impregnan de un tedio que los deja sumergidos en el bostezo. Son especialistas en aburrirse ‘de todo y por todo’. Esa ‘soporífera’ forma de ser les conecta a sus cerebros una especie de ‘chip’ que los hace ver el mundo gris y sin el menor aliento.

Van por ahí con el ‘piloto automático’ encendido a toda hora, sin tomar ni un respiro y, peor aún, siendo indiferentes a la realidad por la que atraviesan.

 

¿Está aburrido? ¡Mucho cuidado! 

Eso de estar harto de todo es una fuente constante de problemas, aunque estos parezcan bastante leves en un primer momento.

‘Alimentar’ el aburrimiento le puede dejar otras consecuencias de mayor gravedad que afectan su salud mental tras los brotes de estrés, de tristeza y de depresión. 

Si está aburrido por algo, al punto que está con el desgano a flor de piel, debe cuestionarse el por qué se le apagaron la chispa, la energía y las ganas de vivir.

Hágase un autoexamen y analice su estado de ánimo: ¿Es su realidad tan desesperada como para vivir ‘bajo de nota’? ¿Acaso se deja llevar por bobadas y siempre termina centrándose en los aspectos negativos? ¿Hay algo positivo en lo que se pueda enfocar más? ¿Puede cambiar algo de esta situación tan molesta?

Aprenda a concentrarse y a dedicarle toda su atención a una tarea que le interese de verdad. 
A través de varios estudios, se ha descubierto que las personas que controlan sus propios pensamientos y pueden concentrarse bien en una tarea, rara vez se aburren.  

Ojo: el aburrimiento también puede ser una clara señal de que debe dejar lo que no le aporte nada y, por ende, descubrir cosas nuevas y conocerse mejor.

De pronto no le ha encontrado el rumbo a su mundo. Recuerde que en la vida todo está en el amor con el que haga las cosas. No es cuestión de palabrerías; es solo un asunto de actitud. 

Tenga entereza para asumir los retos que la vida le ofrece y no se deje abatir. Todo lo que le suceda tiene una razón de ser; de los malos ratos siempre surgen cosas buenas. 

En vez de gastar tiempo aburriéndose por las ‘manchas’ de su mundo, lo mejor sería poner un poco de esfuerzo para despercudirse de tantas malas rachas.

Dese el tiempo que necesite y descubra lo que realmente le motiva. Aproveche la oportunidad para convertir lo que le afecta en algo positivo.

En síntesis, usted decide si deja que el aburrimiento lo atrape en ese tedioso espiral o si se lo quiere tomar como un gran desafío para cambiar su entorno.

¡Dios lo bendiga!

EuclideS KILô ardila

Comentarios