00000

Los frutos secos: sus propiedades y beneficios

Tomado de Pexels
Crédito: Tomado de Pexels
Contenido Exclusivo
Las nueces, las almendras y otros frutos secos pueden ayudar a reducir el colesterol cuando se consumen como parte de una dieta equilibrada.
PUBLICIDAD

Comer frutos secos como parte de una dieta saludable puede ser bueno para el corazón. Los frutos secos contienen ácidos grasos insaturados y otros nutrientes. Además, son un excelente tentempié: económicos, fáciles de guardar y de empaquetar para cuando tienes que salir.

Una desventaja de los frutos secos es que tienen un alto contenido calórico, así que es importante limitar las porciones. No obstante, elegir frutos secos en lugar de un tentempié menos saludable, puede ayudarte a seguir una dieta saludable para el corazón.

De acuerdo con investigaciones realizadas por Mayo Clinic,  entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, se ha determinado que las personas que están en riesgo de un ataque cardíaco pueden reducir su riesgo al consumir una dieta saludable que incluye nueces.

Según los expertos de dicho estudio, comer nueces puede reducir los niveles de colesterol y triglicéridos de lipoproteína de baja densidad (LDL o “malo”), que juegan un papel importante en la acumulación de depósitos llamados placas en las arterias. Así mismo, mejorar la salud del revestimiento de las arterias y disminuir los niveles de inflamación relacionados con la enfermedad cardíaca.

También se puede reducir el riesgo de presentar coágulos sanguíneos, que pueden derivar en ataque cardíaco y la muerte.

Como resultado, las nueces pueden mejorar la salud del corazón y disminuir el riesgo de morir prematuramente a causa de enfermedades cardíacas.

 

¿Los aceites de frutos secos también son saludables? 

Los aceites de frutos secos también son una buena fuente de nutrientes saludables, pero carecen de la fibra que se encuentra en los frutos secos enteros. El aceite de nuez es el que tiene mayor cantidad de omega 3.

Considere la posibilidad de utilizar aceites de frutos secos en el aderezo casero para ensaladas o en la cocina. 

Cuando cocine con aceites de frutos secos, recuerde que responden de manera diferente al calor que los aceites vegetales y que pueden volverse amargos si se calientan demasiado. Úselos con mesura, ya que son altos en grasas y en calorías.

 

La importancia de elegir el fruto seco

El tipo de frutos secos que elija para comer probablemente no importe mucho. La mayoría de los frutos secos generalmente parecen ser saludables, aunque algunos pueden tener más nutrientes saludables para el corazón que otros. Por ejemplo, las nueces contienen altas cantidades de ácidos grasos omega 3.

Las almendras, las nueces de macadamia, las avellanas y las nueces pecanas también parecen ser bastante saludables para el corazón. Y los maníes (que técnicamente no son frutos secos sino legumbres, como los frijoles) parecen ser relativamente saludables.

Tenga en cuenta que podría anular los beneficios saludables para el corazón de los frutos secos si están cubiertos de chocolate, azúcar o sal.

Suministrada / El Nuevo Día

 

¿Por qué los frutos secos son saludables?

Además de estar repletos de proteínas, la mayoría de los frutos secos contienen al menos algunas de estas sustancias saludables para el corazón:

1. Grasas insaturadas. No está del todo claro por qué, pero se cree que las grasas “buenas” de los frutos secos (tanto las monoinsaturadas como las poliinsaturadas) reducen los niveles de colesterol malo.

2. Ácidos grasos omega 3. Se sabe que los ácidos grasos omega 3 se encuentran en el pescado, pero muchos frutos secos también son ricos en ácidos grasos omega 3. Los omega 3 son ácidos grasos saludables que ayudan al corazón, entre otras cosas, al evitar ritmos cardíacos irregulares que pueden provocar ataques cardíacos.

3. Fibra. Todos los frutos secos contienen fibra, que ayuda a reducir el colesterol. La fibra también hace que se sienta lleno, y así come menos. Además, la fibra influye en la prevención de la diabetes tipo 2.

4.  Vitamina E. Puede ayudar a detener la aparición de placas en las arterias que pueden estrecharlas. La aparición de placas en las arterias puede producir dolor en el pecho, enfermedad de las arterias coronarias o ataque cardíaco.

5. Esteroles vegetales. Algunos frutos secos contienen esteroles vegetales, una sustancia que puede ayudar a reducir el colesterol. Los esteroles vegetales con frecuencia se añaden a productos tales como la margarina y el jugo de naranja para obtener beneficios de salud adicionales, pero estas sustancias se encuentran en los frutos secos de forma natural.

 

Agencias-Mayo Clinic

Comentarios