Asesinados policías en Chaparral

Asesinados policías en Chaparral
Dos patrulleros que atendían un presunto caso de riña en una gallera en el barrio El Rocío, de Chaparral, fueron baleados por presuntos guerrilleros de las Farc.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Dos patrulleros que atendían un presunto caso de riña en una gallera en el barrio El Rocío, de Chaparral, fueron baleados por presuntos guerrilleros de las Farc.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
9 Nov 2014 - 10:27am

Como Pedro Luis Saavedra Castro, oriundo de Soacha, Cundinamarca y Pablo Forero Caicedo, de Ibagué, fueron identificados los dos uniformados que fueron atacados a bala en una gallera de Chaparral, al Sur del Tolima.

El hecho se registró cerca de las 12:40 de la noche cuando los dos patrulleros, al parecer, fueron a atender un falso caso de riña. 

Al no encontrar nada, los policiales se montaron en la motocicleta y cuando se disponían a retirarse del lugar fueron atacados por los subversivos.

Según el comandante operativo de la Policía Tolima, Nélson Quiñones, esas son acciones de la guerrilla de las Farc. “En el momento estamos esperando qué arroja la investigación. 

“La Fiscalía y el CTI ofrecieron todo el apoyo en la investigación para esclarecer los hechos”, indicó el alto oficial.

Según el reporte de las autoridades, los hechos se atribuyen al frente 21 de las Farc, el cual opera en la zona.

“El CTI y la Fiscalía están investigando para lograr ubicar el paradero de los sicarios que fusilaron a los uniformados”, aseguró el Comandante Operativo.

Por su parte, el alcalde de Chaparral, Hugo Fernando Arce, dijo que los hechos se enmarcan dentro del Plan Pistola. Al parecer es un plan que tiene la guerrilla en contra de los integrantes de la Fuerza Pública, especialmente de la Policía.

Son varias las hipótesis  que se tienen. Arce dijo que una de las posibles causas del ataque de los subversivos, es la conmemoración del Tercer aniversario de la muerte de Alfonso Cano. 

El consejo de seguridad 

Arce informó que cerca de las 10 de la mañana se efectuó un consejo de seguridad en la localidad, con el fin de combatir el Plan Pistola para que no vuelva a ocurrir un hecho así.

“De ahí se tomaron algunas medidas como el incremento de las unidades policiales en el Municipio, se sacó un plan de recompesas de 100 millones de pesos para quienes brinden información valiosa que pueda ayudar con la investigación”, afirmó el mandatario.

De otro lado, Quiñones explicó que por el municipio van a circular unos volantes para que los ciudadanos se motiven a denunciar a quienes atentaron con la vida de los patrulleros.

Publicada por
EL NUEVO DÍA