Con 245 kilos de R1, las Farc iban a destruir Coello-Cocora

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Un ciudadano informó la presencia de explosivos en el corregimiento Coello-Cocora y una presunta incursión guerrillera en contra de la población.

Un atentado con explosivos iba a ser perpetrado por la guerrilla de las Farc en Coello-Cocora: los insurgentes tenían planeado destruir el puente sobre el río Coello y, de paso, la estación de Policía de este corregimiento ibaguereño.

Según las autoridades, al menos 245 kilos de explosivo R1 iban a ser utilizados por el Frente 21 y la unidad Cajamarca para atacar esta población; el elemento estaba escondido y fue gracias a la información de Infantería de Marina de Mocoa que se alertó a Ejército y Policía Metropolitana para la incautación.

El comandante de la Metropolitana, coronel Carlos Hernán Camacho Sarmiento, se refirió al operativo efectuado por soldados del batallón Jaime Rooke y la Policía, quienes arribaron a la vereda La Loma, encontrando siete canecas, cada una con 35 kilos de R1.

“Verificamos la información suministrada por Infantería de Marina, con ayuda de antiexplosivos y guías caninos fueron encontradas las pimpinas que serían del frente 21 de las Farc”, contó el coronel Camacho Sarmiento.

El coronel John Jairo Rojas Gómez, comandante de la Sexta Brigada, aseguró que el poder de este explosivo es suficiente para destruir este puente que da paso al occidente colombiano, y que las canecas llevaban no más de una semana escondidas.

Explosivo R1

Un técnico antiexplosivo de la Policía nacional contó sobre esta sustancia, dándole un poder al elemento como letal, asegurando que de haberse detonado, podría haber sido destruido el puente y parte del caserío.

“El R1 es un explosivo hecho con una mezcla de varios químicos, de manera artesanal, con una potencia destructiva y sin necesidad de comprar explosivos comerciales; cada pimpina basta para generar un cúmulo con una potencia de mil 200 metros por segundo.

“Se activa de manera eléctrica o manual, pero al parecer en esta ocasión iba a ser detonada por medio de un celular”, contó el técnico.

El uniformado señaló, además, que los ingredientes con que se prepara este explosivo pueden ser conseguidos en cualquier tienda de químicos; el valor aproximado de cada caneca ronda el millón de pesos.

EL NUEVO DÍA

Comentarios