17 años en las filas guerrilleras finalizaron gracias al amor

HÉLMER PARRA – EL NUEVO DÍA
Conocer a una mujer y enamorarse perdidamente, serían los principales motivos que llevaron a Rodrigo Urbano Osorio, alias ‘César’, a desmovilizarse de las filas guerrilleras.

El insurgente era el segundo cabecilla de la Comisión de Finanzas del frente 21 de las Farc. Junto con él, habrían sido encontradas otras cuatro personas.

El comandante de la V División del Ejército, brigadier General Jorge Alberto Segura Manonegra, dijo que el operativo cumplido en Aipe (Huila), se registró debido al trabajo de inteligencia militar, el cual logró la ubicación y posterior desmovilización.

“El hombre decide desmovilizarse debido a las operaciones permanentes y ofensivas que el Ejército cumple en el Sur del Tolima contra el Comando Central de las Farc.

“Pero también lo hizo porque quería estar al lado de su familia, organizar un hogar, ser un ciudadano de bien. En la actualidad ejercía como experto en finanzas, donde tenía al menos 100 personas en lista para extorsionar”.

Todo por amor

Rodrigo Urbano, en su corta intervención, agradeció la oportunidad de volver a la vida civil y de poder compartir una mejor vida con una mujer que conoció en uno de los sitios por donde tenía que movilizarse.

“Agradezco a los colombianos y al Ejército por esta oportunidad, a pesar de lo que fui; mi desmovilización es el significado de dos cosas, la participación de mis seres queridos, ya que para el amor no se necesita ser militar o guerrillero, no interesa la edad ni las circunstancias; quiero organizarme con la persona de que me enamoré”, indicó Urbano.

Finalmente dijo: “No me arrepiento de lo que fui, no hay que pensar en el pasado, sino en el futuro”.

¿Quién era alias ‘César’?

 Del antisocial se conoció que fue reclutado en 1998 por el Frente 21, desde allí fue trasladado al Bloque Oriental, además hizo parte del Frente 17 y estuvo dentro del esquema de seguridad de alias ‘El Mono Jojoy’; desde 2013 volvió al Frente 21 donde efectuó extorsiones en Tolima y Huila.

Entre algunas incursiones, se le atribuyen cuatro perpetradas en 2014, cuando el 2 de mayo coordinó la voladura de torres de energía en Chaparral y Ataco, con el fin de presionar el pago de Enertolima. El 9 de abril la activación de un explosivo en la vereda El Cairo, corregimiento de San José en Chaparral, donde murió un soldado, así mismo, el intento de destrucción de una torre de energía en la vereda Buenos Aires en Chaparral.

Finalmente, la acción contra el proyecto hidroeléctrico de Cucuana en Roncesvalles; estaba encargado del transporte de pentolita entre Chaparral y San Antonio, para atentar contra los corregimientos de La Marina y El Limón. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios