Jerónimo, salvado de ser atropellado

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Bebé se cayó del coche en el cual era llevado por su madre cuando cruzaba por el carril subiendo, frente al Éxito de la calle 80, y se salvó de ser arrollado por un automotor.

El hecho, sin precedentes en ‘La Musical’, ocurrió la tarde del lunes cuando el bebé cayó de una altura aproximada de un metro, pues su madre lo llevaba en la silla tipo ‘moisés’ que estaba encima del coche y se deslizó por el frente.

Unas mujeres que iban en un Peugeot rojo de placa DEY 837, observaron que el bebecito estaba sobre la calzada con el riesgo de ser atropellado por otro vehículo, pararon, se bajaron y lo levantaron de la vía.

“La mamá entró en shock, gritaba, se echaba la culpa, lloraba y el niño estaba moradito”, contó a esta redacción Evelio Patiño, líder de la comuna Ocho, quien fue testigo del hecho cuando cruzaba en su motocicleta por el sector.

Recordó Patiño que Jerónimo, el bebé involucrado en el hecho, tenía rastros de arena en la cabecita y uno de sus bracitos. Además, que una de las mujeres que auxilió al pequeño dijo mirando al cielo, ‘campeón Dios te amaba’.

Agregó el líder comunal que tanto él como las mujeres, al ver a la mamá alterada y al bebé lastimado, llamaron a una ambulancia, pero no obtuvieron respuesta. Así que llevaron al pequeño en el carro particular hasta la Clínica Nuestra.

Sin embargo, su llegada al centro asistencial fue también una travesía. Patiño abordo de su moto, iba al lado del vehículo cruzando los semáforos en rojo, pitando para que los otros automotores dieran vía y así llegar lo más pronto posible a la Clínica ubicada en el barrio Varsovia.

“Muy preocupante, que cuando va pitando uno para emergencia, la gente haga caso omiso de las señales de auxilio”, cuestionó Patiño. Sin embargo, frente al centro comercial Multicentro, se encontraron con un teniente de la Policía Metib que les colaboró. “Muy amablemente empezó a abrir vía y lo llevamos a la Clínica Nuestra”, añadió el testigo.

Para finalizar, aseguró que quedó impactado por cómo la mamá se culpó así misma del accidente, pues la mujer miraba hacia el cielo y decía que “los ángeles sí existen y rodean a los niños recién nacidos”.

Es de recordar, que a pocos metros de donde ocurrió el hecho hay un puente peatonal que tiene una rampa de acceso para coches, bicicletas y personas en silla de ruedas.

 

Hora

6 de la tarde del lunes ocurrió el accidente con el bebé. 

IBAGUÉ

Comentarios