Venezolano es asesinado en Picaleña

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Otro joven venezolano encontró la muerte en tierra tolimense. Esta vez, en una arrocera, cerca al nuevo megaparque del barrio Santa Rita de Ibagué y del asentamiento Villa Prado (junto a la cárcel de Picaleña), donde fue ultimado a bala Junior Moncada, de 19 años de edad.

Según las primeras versiones, el viernes hacia las 8:45 de la noche, el ‘chamo’ fue llevado por su asesino a la zona conocida como la ‘olla’ del sector.

Al parecer, el homicidio ocurrió donde los jíbaros de la banda de microtráfico que azota el lugar se reúne y guarda las dosis de estupefacientes que comercializa en los barrios aledaños.

Allí, en esa zona oscura y boscosa, cerca de una cañada, Junior recibió un tiro al lado izquierdo del abdomen, herida que le arrebató su existir.

A la escena del crimen llegaron las unidades de la Sijín para realizar los actos urgentes y el cuerpo fue trasladado a Medicina Legal.

 

¿Quién era Junior?

Al parecer, el muchacho había llegado al asentamiento hacía unos seis meses. Allí vivía con su mamá.

Sin embargo, en medio de sus necesidades económicas, el ‘chamo’ habría encontrado ‘camello’ en la temida banda del sector, pero algo salió mal y el ‘duro’ de la organización lo habría llevado a esta zona oscura y boscosa para ‘ajusticiarlo’ por algo que habría hecho.

Mientras sus amigos y familiares lloran la partida del joven, (al cierre de esta edición su padre viajaba desde Mocoa, Putumayo, hasta ‘La Musical’) en Villa Prado, Milagro de Dios y Villas de Gualará se rumora que arrancó la ‘guerra’ entre bandas de microtráfico para pelear el territorio.

 

Otros casos

El pasado 4 de julio, el venezolano Samuel David Roa Sáenz, de 23 años, falleció a causa de un disparo en la cabeza. El ataque ocurrió en el barrio Avenida, al sur de Ibagué.

El 2 de julio, el venezolano Paul Stevens Puche Martínez, ingresó al Hospital de Rovira con una herida por arma de fuego en su pierna izquierda.

En diciembre del 2018, el ‘chamo’ Carlos Alberto Arana López fue hallado con varios impactos de arma de fuego, uno de ellos en su cabeza. El crimen ocurrió en Venadillo.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios